La importancia de la experiencia de los pacientes como medida de la calidad de atención.

PREMS Medidas de experiencia informadas por el paciente.

Es un cambio cultural en el abordaje de la calidad de la atención médica, genera impacto en el sistema sanitario, permite evaluar la experiencia del paciente más acabadamente que la satisfacción. Incorporando una medida de resultado con la experiencia del paciente. La medicina basada en el valor incorpora la atención centrada en el paciente, optimización del recurso sanitario, y el medir los resultados en los pacientes, como beneficio, utilidad, calidad de vida. Primero se utilizó en oncología sobre la calidad de vida en los pacientes con tratamiento. Un modelo más centrado en el paciente, algo que no puede medir ningún parámetro biológico. El PREM, es la medida de la experiencia del paciente en un proceso de diagnóstico, tratamiento, comunicación, decisiones compartidas, si le explicaron las opciones del tratamiento. La importancia es utilizar instrumentos validados psicométricamente. Estandarización en sistemas de información. Nos sirve para definir donde hay que mejorar y cambiar, genera un largo camino para recorrer.  A pesar de estas limitaciones, las PREM han ganado reconocimiento internacional como un indicador de la calidad de la atención médica. Esto se debe en gran medida a que: (a) permiten a los pacientes reflexionar de manera integral sobre los aspectos interpersonales de su experiencia asistenciales.  b) puedan utilizarse como medida común para la presentación de informes públicos, la evaluación comparativa de instituciones/centros y los planes de atención de la salud. (c) pueden proporcionar información a nivel del paciente que sea útil para impulsar estrategias de mejora de la calidad del servicio. Comprender la validez y confiabilidad de las PREM es parte integral de la selección adecuada de instrumentos para la evaluación de la calidad de los servicios de atención médica, junto con otros aspectos, como la relevancia clínica de un instrumento y los dominios de la experiencia informada por el paciente que cubre el PREM. La validez se refiere a la capacidad de un instrumento para medir lo que pretende medir, y la confiabilidad se refiere a la capacidad de un instrumento para producir resultados consistentes en circunstancias similares, así como para discriminar entre el desempeño de diferentes proveedores. 

El conocimiento sobre la experiencia del paciente dentro de los departamentos de emergencia (DE) permite que los servicios se desarrollen y mejoren de acuerdo con las necesidades del paciente. No existe un instrumento estandarizado para medir la experiencia del paciente. El objetivo de este estudio es identificar las medidas de experiencia informada por el paciente (PREM) para las EC, examinar el rigor por el cual se desarrollaron y sus propiedades psicométricas cuando se juzgan contra los criterios estándar. Esta encuadrado dentro de la Co-Production of Care que involucra entre varios aspectos nutrirse de la experiencia del paciente para mejorar los cuidados, porque la satisfacción tiene a sobrevalorar el cuidado otorgado por los médicos, ocurre que el sesgo en general esta dado por el buen resultado, es importante evaluar, cual fue el recorrido del paciente dentro de la institución.

Los datos sobre el desarrollo y el rendimiento de las cuatro PREM se extrajeron de los artículos. Las medidas fueron criticadas de acuerdo con criterios de calidad previamente descritos por Pesudovs K, Burr JM, Harley C, et al. (El desarrollo, evaluación y selección de cuestionarios. Optom Vis Sci 2007; 84:663–74.).

Resultados

Hubo una variación significativa en la calidad del desarrollo y el reporte de propiedades psicométricas. Para las cuatro PREM, el trabajo de desarrollo inicial incluyó la determinación de las experiencias de los pacientes mediante entrevistas cualitativas. Sin embargo, el rendimiento del instrumento se evaluó de manera deficiente. La validez y la confiabilidad se midieron en algunos estudios; sin embargo, la capacidad de respuesta, un aspecto importante en el desarrollo de la encuesta, no se midió en ninguno de los estudios incluidos. Las medidas de experiencia informadas por el paciente (PREM) son herramientas que capturan “qué” sucedió durante un episodio de atención y “cómo” sucedió desde la perspectiva del paciente. 

Los PREM difieren de las medidas de resultado informadas por el paciente (PROM), que tienen como objetivo medir el estado de salud de los pacientes, y las medidas de satisfacción del paciente más subjetivas, que son una indicación de qué tan bien se cumplieron las expectativas de un paciente, un punto de referencia que se critica por estar demasiado influenciado por encuentros de atención médica pasados. 

El propósito de emplear PREM es consistente con la definición del Instituto de Medicina (IOM) de la calidad de la atención médica, definida como la atención centrada en el paciente, efectiva, eficiente, oportuna y equitativa. 

En los últimos años, las PREM se han utilizado para informar los esquemas de pago por desempeño (P4P) y evaluación comparativa, junto con otros dominios de calidad de la atención médica, incluida la calidad / efectividad clínica, la tecnología de la información de salud y el uso de recursos. Manary y sus colegas12 identifican tres limitaciones principales expresadas por los críticos de las PREM. En primer lugar, la experiencia informada por el paciente se considera en gran medida congruente con términos como “satisfacción del paciente” y “expectativa del paciente”, los cuales son términos subjetivos que pueden reflejar los juicios sobre la idoneidad de la atención médica y no la calidad. 121314 En segundo lugar, las PREM pueden confundirse por factores que no están directamente relacionados con la calidad de la atención médica experimentada por el paciente, como los resultados de salud. 12 Y, por último, las PREM pueden ser un reflejo de los “ideales” o expectativas preconcebidas de atención médica de los pacientes y no de su experiencia de atención real. 12 Las tres limitaciones son indicativas de una difuminación de los límites de los conceptos y de un intercambio inadecuado de conceptos. Si bien esto no es exclusivo de las PREM, sugiere un bajo nivel de madurez del concepto con respecto a las experiencias informadas por el paciente15 y, en consecuencia, es un área de investigación que merece una mayor atención.

Estas medidas basadas en la “experiencia” difieren de las medidas de tipo “satisfacción”, que se han utilizado anteriormente en un esfuerzo por indexar cómo se ha recibido la atención. Por ejemplo, mientras que un PREM podría incluir una pregunta que le pregunte al paciente si se le dio o no información de alta, una medida de satisfacción del paciente le preguntaría al paciente qué tan satisfecho estaba con la información que recibió. Por lo tanto, prems no solo puede proporcionar información más tangible sobre cómo se puede mejorar un servicio, sino que también puede ser menos propenso a la influencia de las expectativas del paciente, que se sabe que están influenciadas por diversos factores.

Beattie et al. [22] identificó y evaluó sistemáticamente la calidad de los instrumentos diseñados para medir la experiencia del paciente en la atención hospitalaria general [22]. Esto es importante ya que hay evidencia de que lo que constituye una atención de alta calidad desde la perspectiva de un paciente puede variar entre especialidades y por la condición, o condiciones, por las que la persona está siendo tratada [2225].

Stuart et al. [26] realizó un estudio en Australia donde los pacientes fueron entrevistados sobre qué aspectos de la atención les importaban más en la sala de urgencias. Los pacientes identificaron los aspectos interpersonales (relacionales) de la atención como los más importantes, como la comunicación, el respeto, el trato no discriminatorio y la participación en la toma de decisiones [26]. Esto difiere de lo que más importa a los pacientes hospitalizados, donde una encuesta en Australia reveló que los problemas relacionados con la comida y el alojamiento son la fuente más común de comentarios negativos e insatisfacción [27].

Esta revisión tiene como objetivo identificar sistemáticamente las PREM actualmente informadas que miden la experiencia del paciente en las EC, y evaluar la calidad por la cual se desarrollaron con respecto a los criterios estándar.

Se han desarrollado varias PREM para su uso dentro de la ED. Si los resultados de estas PREM deben ser vistos con confianza y utilizados para tomar decisiones sobre cómo mejorar los servicios clínicos, es importante que sean válidos y confiables. Esto significa una representación precisa de la experiencia del paciente dentro de los DE (validez) y una medida consistente de esta experiencia (confiabilidad). Si la validez y la fiabilidad no son sólidas, existe el riesgo de resultados imprecisos o sesgados que pueden ser engañosos. A pesar de esto, hasta la fecha no ha habido ningún intento sistemático de identificar y evaluar las PREM que están disponibles para su uso en ED.

Existen varios marcos para evaluar la calidad de los cuestionarios de salud informados por los pacientes y determinar la usabilidad dentro de la población objetivo. Este estudio utilizó el marco de Criterios de Evaluación de calidad desarrollado por Pesudovs et al. que se ha utilizado en la evaluación de una amplia gama de cuestionarios para pacientes [2931].

El marco incluye un sólido conjunto de criterios de calidad para evaluar el desarrollo del instrumento y el rendimiento psicométrico. El primero incluye la definición del propósito del instrumento y su población objetivo, los pasos tomados para definir el contenido del instrumento y los pasos involucrados en el desarrollo de una escala de calificación y un sistema de puntuación apropiados. Este último se centra en la validez y la fiabilidad, así como en la capacidad de respuesta y la interpretación de los resultados. Algunos aspectos del marco de los Criterios de Evaluación de la Calidad fueron relevantes para el desarrollo de cuestionarios en los que el paciente informa solo sobre el estado de salud en lugar de la experiencia de atención. Estos no fueron considerados al evaluar las PREM.

Conclusión

Los PREMS actualmente disponibles para su uso en el DE tienen una validez, confiabilidad y capacidad de respuesta inciertas. Se requiere un trabajo de validación adicional para evaluar su aceptabilidad para los pacientes y su utilidad en la práctica clínica.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: