Sostenibilidad-Sustentabilidad- Solvencia de Sistema Nacional de Salud

2 parte de 10.

Autor Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor titular de la universidad ISALUD.

Continuación.

Nuestro sistema segmentado y fragmentado está lejos de ese perfil integrado, careciendo de incentivos económicos y de normas que permitan alinear procesos de integración en red y cuidados integrales.

Debido a que nuestro sistema tiene financiamiento mediante las cargas de la nómina salarial, ha mantenido sistemas fraccionados, que exige sistemas que aseguren el acceso equitativo para las innovaciones siendo que a veces no alcanzan el número suficiente para diluir el riesgo.[i]

El rápido desarrollo de las nuevas tecnologías, tanto farmacológicas, biomédicas, como dispositivos electromédicos, pruebas diagnósticas y medicamentos, nos pone a prueba en todos los razonamientos, en nuestra racionalidad, y en cómo ser eficientes, careciendo de toda posibilidad de ser formadores de precios. Algunos de las cuales son innovadores en efectividad[i], pero no en sobrevida, son más innovadores en precios elevados. Esto llevó a que hace unos tres años, por primera vez, en los países llamados de “altos ingresos” se haya negado el acceso a un medicamento, por causa de su precio, a un grupo numeroso de pacientes. fue el caso de la Hepatitis C. El problema de la barrera de precio que ya sufrían los países de ingresos medios y bajos para tratar diversas enfermedades hace que muchos pacientes no puedan acceder a los medicamentos, o que los sistemas de salud soporten un gasto tan alto que pone en riesgo su funcionalidad y estabilidad en el medio y el largo plazo.

Estas cuestiones por saber: como esta dado el contexto la innovación superará en costos al porcentaje de crecimiento de la economía, el sistema de salud, su marco normativo, los intereses del complejo industrial médico no están preparados para competir bajando los precios de las prestaciones para asegurar la sostenibilidad del sistema.

Los proveedores de innovación a través de las ciencias de la complejidad han descubiertos las vías fisiopatológicas metabólicas, subcelulares de las diferentes expresiones fenotípicas, ante la misma noxa. Las diferentes expresiones de las causas genéticas, como actúan los factores de riesgos sobre ellas y la importancia del cambio de hábito de vida para mitigar las posibilidades, como son bajar el peso, la hipertensión arterial y la diabetes. Poder mejorar la atención primaria de la salud de estos pacientes, para realizar diagnóstico precoz, evitar impacto de estas patologías a través de un seguimiento personalizado de cada paciente, para introducirse en la historia natural de la enfermedad y evitar que esta genere una carga sanitaria o una externalidad al sistema.  Mediante este conocimiento están convirtiendo muchas enfermedades mortales en crónicas. Entonces el paciente tiene que aprender a convivir décadas con tumores avanzados. Con tener que tomar una quimioterapia crónica. Se puede controlar el HIV en tanto el paciente adhiera al tratamiento. El sistema está preparado en su oferta, y los financiadores en su forma de pago, para que se atienda las complicaciones agudas de los pacientes, no están alineados los intereses para que se haga atención primaria o medicina preventiva, o prevención secundaria, en la atención habitual de la consulta. La gente vive más. La carga en gasto de las enfermedades crónicas se acerca al 70%.

Con lo cual hace imperioso que la mirada de la sustentabilidad pase por: modificar el modelo prestador, mejorar la gestión de compras, en reducir las opciones y la variabilidad en la prestación médica, desinvertir en lo que no se necesite, integrar el sistema y hacer la prestación integral, modificando también la gestión de los pacientes. Que se disminuya la fragmentación entre lo nacional, provincial, municipal, se concentren las obras sociales para que se diluya el riesgo.

·        Sostenibilidad económica.

·        Sostenibilidad social.

  • Sostenibilidad Medioambiental. Frente a los determinantes sociales de la salud.

·        Sustentabilidad sistema de salud.

·        Solvencia.

·        Viabilidad.

·        Sostenibilidad:

Sostenible se refiere al aspecto Endo-estructural del sistema de que se trate, lo que ha de permanecer firmemente establecido, asentado, fijo, inalterable, inamovible.

Sostenibilidad, remite en su etimología a “sostén”. A pesar de contradecir su definición, implica, en el fondo, que alguien o algo externo o ajeno aparezca en escena y “sostenga”.

Por otro lado, además, en su forma adjetiva, que es “sostenible”, los europeos gustan de anteponer el sustantivo “desarrollo”.

Será la Capacidad de proporcionar atención médica a toda la población, de entregar una gama de servicios que incluyan la atención continua y longitudinal. Capacidad de mantenerse al día con los avances tecnológicos. Capacidad de atender la creciente proporción de la población de adultos mayores. Capacidad de renovar el personal de salud.

Definición: Consiste en atender a las necesidades actuales de la ciudadanía y de los grupos de interés, sin comprometer su consecución en el futuro, asegurando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente, el bienestar social y la gestión del conocimiento y la investigación e innovación; todo ello garantizando el respeto a sus principios y valores.

Algo es sostenible si los que manejan la economía y el sistema social de salud acuerdan que cubrir, con qué criterios, como hacerlo, el origen, la provisión y el flujo de los recursos, con qué modelo de atención y donde colocarán los incentivos, tiene que estar enmarcado en acuerdos sociales renovables.

La incorporación de nuevas tecnologías de diagnóstico y tratamiento, la conversión de varias enfermedades mortales en crónicas, la necesidad de modificar el pensamiento de los profesionales en cuanto a la prescripción racional, el envejecimiento de la población, el incremento de los costos de las nuevas moléculas, la exigencias de los usuarios, el aumento de la dependencia, de la carga sanitaria, etc, hacen que la sostenibilidad sea un factor estratégico en la gestión de los servicios de salud. [i]


La incorporación de nuevas tecnologías de diagnóstico y tratamiento, la conversión de varias enfermedades mortales en crónicas, la necesidad de modificar el pensamiento de los profesionales en cuanto a la prescripción racional, el envejecimiento de la población, el incremento de los costos de las nuevas moléculas, la exigencias de los usuarios, el aumento de la dependencia, de la carga sanitaria, etc, hacen que la sostenibilidad sea un factor estratégico en la gestión de los servicios de salud. [i]


[i] Sorenson C. Drummond M. Bhuiyan Khan B. Medical technology as a key driver of rising health expenditure: disentangling the relationship. ClinicoEconomics and Outcomes Research. 29 May 2013.


[i] Facey K. Improving the effectiveness and efficiency of evidence production for HTA in the light of current trends in drug and device development, health system funding, regulation and HTA. Int J Technol Assess Health Care. 2015; 31:201-206


[i] Cetrángolo O. Financiamiento fragmentado, cobertura desigual y falta de equidad en el sistema  de salud argentino. Rev de Economía Política de Bs As [Internet]. 2014.13. Disponible en:
http://www.econ.uba.ar/www/departamentos/economia/nuevo/publicaciones/Vol13/REPBA%202015%20145-183%20Cetrangolo.pdf

Sostenibilidad-Sustentabilidad- Solvencia de Sistema Nacional de Salud

Autor Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUD.

Serie 1 de 10

Resumen: El incremento de los costos está superando la capacidad de financiamiento en los sistemas privados, universales o en modelos competitivos de seguros o de seguridad social.

La racionalización en el gasto, la asignación responsable, la participación de los actores institucionales son imperiosas.

la Sostenibilidad del sistema, como sistemas de derechos, la sustentabilidad como flexibilidad de ingresos, y la solvencia que habla de la capacidad de respuesta del sistema de Salud.

En argentina, la sustentabilidad está en riesgo, desde hace dos décadas, que subsiste por una ley de emergencia económica, que se constituye como una crisis sería de sostenibilidad y solvencia.

Introducción:

Hace seis años comenzamos el dictado de Gestión Estratégica de Servicios de Salud, con un seminario sobre Sustentabilidad del Sistema de Salud. Donde los planteos también involucran la Sostenibilidad y la Solvencia. Es un tema que solo lo convoca el espanto. Pero con dieciocho años de emergencia económica, esta alarma entre los que gestionan está frecuentemente desatendida.

La sostenibilidad de los Sistemas Sanitarios está en dificultades, por la crisis económica y el ritmo inferior de crecimiento del producto bruto interno de las naciones, el aumento del gasto en salud, el aumento de las necesidades y la innovación tecnológica gasto expansiva que impacta a Escala Mundial. Si esta tendencia del aumento del costo y el gasto sanitario, sigue superando las posibilidades de financiamiento, las prestaciones de salud no se van a poder sostener y lo llevará a convertirlo en un bien de lujo. Implica como respuesta varias acciones concurrentes, a saber: limitar la sobreutilización de prestaciones, practicas y medicamentos, mejorar los sistemas de compras, apelar a la responsabilidad social empresaria, colocar precios de referencia, generar mecanismos de autorización, no crear silos económicos vinculados al financiamiento de determinadas patologías o tecnologías, porque esto despierta conductas oportunísticas de selección favorable. Recordar que todo lo que se financia se consume en el sistema de salud.

En términos generales se puede expresar que se produjo un sacrificio adicional de 1.7 puntos del PIB para financiar la sanidad pública en los países desarrollados.

Nos Turnamos disertando sobre la innovación de nuevas tecnologías y su inflación en costos, en todos los foros, en artículos y páginas de libros, pero sin tener referencias ciertas y con ellas elaborar un plan estratégico, intentando revertir la orfandad de la culpa, sin determinar que vamos a cubrir a todos, abordar soluciones, o una firme decisión de cómo hacer prioritarios y elegibles los tratamientos de salud. Sobre los problemas de cubrir la discapacidad, sobre el subsidio cruzado entre la seguridad social y los que acceden a través del monotributo social. Por la transferencia desactualizada de la cápita de PAMI a las obras sociales. Pidiendo en todos los ámbitos: la agencia de evaluación de tecnologías, como si fuera un organismo pluripotencial que oriente la racionalidad del sistema, con argumentaciones pueriles superadas en todo el planeta, inclusive en el Reino Unido, en España, Alemania o Francia.

La agencia de evaluación de tecnologías será un órgano tecnocrático que no reemplazará las decisiones políticas, ni la forma de organizar la gestión clínica, ni detener el poder de la justicia, que está por encima de la constitución y los valores, creo que su mayor utilidad estará en facilitar la elaboración de las normas de práctica clínica, las guías clínicas y las vías clínica. Por ello se tiene que advertir que es una institución importante, que tiene que ser incuestionable en su nivel profesional, organizativo, para poder desarrollar un proceso de convocatoria, conformación, y trabajo.

Se tendrá que ocupar de la observación, compilación, análisis de información, publicación y sugerencias, revisar las indicaciones off label, que no serán vinculantes, como en el caso de ninguna agencia, porque no reemplaza la función política ni del núcleo operativo de las organizaciones. Con el riesgo de que en las provincias no se sigan las indicaciones de esta agencia, porque en nuestro país se ha delegado el manejo de salud en las provincias. Si tendría que ser un poco más contundente en que financiar de esta nueva práctica. La agencia necesitará tiempo, paciencia, estudio, revisión, debate y mecanismos de defensa para que no sea coaptada, tener trayectoria, y estar referenciada en las principales agencias del mundo.

Para lograr la sustentabilidad la recaudación deber estar acompañada por una mayor capacidad económica y tributaria para garantizar la solvencia sanitaria en el futuro, hecho que no ocurrió, debido a la crisis global desencadenada por la burbuja financiera mundial y de la economía de la salud. [i] [ii]

Debe mejorar el sistema de atención de crónicos, es una gestión estratégica y fundamental para reducir el déficit, ya que estos pacientes suponen un 70% del gasto sanitario. Carecemos de un modelo integrado de atención de crónicos. La crisis actual y el elevado déficit del sector público generan un dilema sobre la sostenibilidad del sistema de salud que cuesta cerca del 10% del PBI.

El aumento en el costo de la atención de salud, como lo son estudios diagnósticos por la imagen, la biología molecular, la genómica y los tratamientos de los pacientes con cáncer y las terapéuticas personalizadas, en las enfermedades reumáticas, desmielinizantes, hepatitis C, HIV, hipertensión pulmonar, etc. u otros que requieren dispositivos intracardiacos como los resincronizadores, los implantes traumatológicos de fijación de columna, el incremento de pacientes en diálisis, el costo de la insulinización, las terapias endovasculares avanzadas, prótesis vasculares autoexpandibles, los tratamientos para las raras mucopolisacaridosis, son los que, entre otros, lideran esta lista. Muchos de ellos mediante un monopolio, fundado y protegido por una patente farmacéutica.

Estos tratamientos innovadores, convierten a estas enfermedades y entidades en enfermedades crónicas, cuando hasta hace pocos años eran mortales.

Se observa un aumento exponencial en la oferta de diversos tratamientos nuevos y costosos, sin la evaluación de las ventajas que significaría su adopción, especialmente en la oncología, porque la medicina está trabajando en la parte plana de la curva de rendimientos, donde si no innova, no modifica la forma de gestionar, la adherencia a los tratamientos, el diagnóstico en el momento oportuno, los tratamientos no serán tan efectivos como los que están publicados en el extranjero, que parecen otros pacientes y otras patologías . También ejercen efectos contraproducentes los incentivos financieros, que generan determinadas conductas prescriptivas y preferencias profesionales. Lo importante no solo es cuánto gastamos sino en qué estamos gastando. Es el factor principal para mejorar.

Fin de la primer parte.


[i] Puig Junoy J. ¿Recortar o desinvertir? Economía y Salud. Boletín informativo. 72. 2011. Disponible en:  http://www.econ.upf.edu/~puig/publicacions/Any2011/AES2011.pdf

[ii] Colmenarejo, R. “Enfoque de capacidades y sostenibilidad: aportaciones de Amartya Sen y Martha Nussbaum.” Ideas y Valores 65.160 (2016): 121-149.

Principios de los microprocesos en el lean Healthcare

3 Parte.

Autor Dr. Carlos Alberto Díaz Profesor Titular Universidad ISALUD.

Gestionar los procesos para objetivar entre lo actuado y lo proyectado.

Hacer visual la gestión diaria del hospital, acercando el conocimiento ilustrado a la gestión operativa al mundo real.

Esto permite ver si nos acercamos al cumplimiento de los objetivos, si la forma en que se está ejecutando la tarea asistencial es adecuada, también los tiempos, los insumos empleados, recolectando la visión de los operadores, de los médicos, de los enfermeros, y de los pacientes, para ver si es necesario iniciar un nuevo ciclo de mejora si se encuentran oportunidades en las cuales intervenir o problemas que no estaban previstos. Tienen periodicidades que están determinadas por unos pocos días al comienzo, luego cada semana, posteriormente al mes, y finalmente se establece una periodicidad trimestral. Pero siempre hay que estar encima de la forma de hacer las cosas especialmente con las personas nuevas o las que se incorporan al proceso, que vienen con preferencias profesionales, con forma de hacer las cosas.

Identificar las mejores formas de trabajo, las practicas más eficientes, luego estandarizarlas y difundirlas a los otros estamentos de la organización, a los otros servicios, hacer reuniones sin jerarquías, para que los ejecutantes exitosos cuenten a los otros servicios como lo han hecho, los valores que han sostenido, los beneficios, las experiencias. También se puede realizar con algunos pacientes, para que expresen sus vivencias y como visualizan las preocupaciones entre los integrantes del equipo. Detectar también las diferencias, las dificultades en las relaciones. Equilibrar los esfuerzos. Destacar y reconocer lo que se hace bien. Las iniciativas exitosas.

Los estándares de los procesos son refuerzos del aprendizaje sistémico, organizacional, son las recetas, las formas de hacer las cosas bien en la burocracia capacitadora. Se disminuye la fragmentación las paredes entre los servicios, la pertenencia es al servicio, al hospital, al paciente, a los procesos, luego al servicio.

Ver dónde están los problemas y concurrir a las soluciones. Colaborar entre los médicos y las enfermeras que vean el problema, cuando no se visualizan las fallas, estamos realmente frente a un problema. Estamos naturalizando hacer mal las cosas, o que estás se hagan mal. Solucionemos los problemas de a uno. Eso nos dará seguridad en la ejecución.

Ver los tiempos de espera. La calidad de ejecución. El uso de insumos. El trato hacia los pacientes. Los informes. La alimentación. Los tiempos en la realización de los estudios.

la gestión visual permite ver de un vistazo cuando algo se ha salido del estándar y entonces los médicos están preparados para responder en consecuencia.

Se debe construir la calidad en cada paso y en los pequeños detalles. Se debe estar dispuesto a detener los procesos si algo sale mal. Una forma de construir la calidad es favorecer los aspectos de complementación entre los servicios, sinergias. Provisión de información, de insumos, siguiendo la atención de los pacientes.

la gestión visual moderna se basa también de tres herramientas el poka yoke, el Andón y el Kanban.

El poka yoke, son las acciones a prueba de tontos, las comprobaciones, los chequeos, las pausas, las alertas antes de aplicar una medicación, los carteles de peligro, las marcaciones. Son como en los sistemas informáticos si uno está seguro de realizar la acción como la tiene prevista.

Andón, significa luz, literalmente, y es una manera de control visual, como un semáforo, son las alertas lumínicas en los monitores, los equipos de diálisis o los respiradores o en las incubadoras, para verificar con un vistazo que todo esta bien. uno de los aspectos de la seguridad y de la fatiga por sobrecarga son que los enfermeros o los médicos no verifiquen el alerta que estas alarmas generan.

El Kanban es un sistemas de tarjetas que avisan la existencia, y la necesidad de realizar un nuevo pedido de stock.

La cuestión de fondo no radica en tener un sistema de sensores y luces. Lo importante es construir una comunidad en la que las personas, los trabajadores estén atentos y no permitan que ocurra una falla que afecte a los pacientes. Que notifiquen a los jefes y que estos verifiquen los problemas y las formas de solucionarlo. Contenerlo y resolverlo. Si no puede contenerse el problema entonces detenemos ese proceso asistencial y lo revisamos con transparencia y sin generar una acción culpabilizante, recordando que siempre las fallas son por problemas del sistemas y por los procesos mal diseñados.

Con esta tercer entrega el blog completa la revisión de los procesos asistenciales o de cuidado de las organizaciones de salud, como mejorar la efectividad, la eficiencia técnica, la calidad y la eficiencia económica.

Gracias.

18 de Enero del 2020.

Principios de los microprocesos en Lean Healthcare

2 parte.

Autor Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUD

La adaptación de los procesos asistenciales requiere que el gerente del área estabilice con su equipo los flujos de trabajo, para lograr cuatro cosas: calidad, seguridad, efectividad y eficiencia. Totalmente complementarias una de las otras y deben estar en la conciencia de los actores institucionales. Un flujo estable de trabajo aumenta las posibilidades de hacer las cosas bien desde el comienzo. Esto es uno de los aspectos que más jerarquizo en todos los procesos de la empresa de salud: asistenciales, de cuidado, tecnicoadministrativos, administrativos, de logística, de mantenimiento, de recursos humanos, de compras, de provisión de información, de insumos, de tesorería, de patrimonio, de seguridad, etc. Esto evita los desperdicios generados por la sobrecarga.

El ejemplo patognomónico de la sobrecarga son la duración de las guardias médicas, las horas que permanecen en el hospital los residentes, o el doble o triple empleo de las enfermeras que aumenta la probabilidad de que ocurran los errores. Por ello, se debe limitar la duración de las guardias, y dar descanso a los residentes, por último tratar de mejorar el ingreso de la enfermería para que no recurra al multiempleo. Esto se da en los técnicos, de laboratorio, radiología o hemoterapia, conociendo también como errores en procesos de suministro de información o insumos ocasionan eventos adversos importantes. Es una asignatura pendiente en nuestras organizaciones cuidar al factor humano que a través de las competencia provee de información a los pacientes, y conforman la principal ventaja competitiva de las organizaciones.

En los procesos se deben crean estándares de procedimientos, guías clínicas y expectativa de desempeño servuctivo de los trabajadores. Estas reglas y los procedimientos respectivos deben reforzarse y enseñarse en la inducción del personal y periódicamente y en todos los turnos, de la institución. Los jefes, los que supervisan deben encargarse de difundir esto en todas las áreas y turnos.

En ese intercambio se debe dejar y es una excelente oportunidad para que se refuercen conceptos y se aporten miradas, de los que ejecutan los procesos, y las particularidades que se pueden dar en algunos turnos de la institución. Estos aportes se canalizan dentro de lo permitido, a través del empowerment. no que cada persona hace lo que le parece sino acuerda con los otros las formas de prestar servicio y sus modificaciones. Respetar un orden, no se puede permitir la anarquía. Este proceso de aprendizaje difundido es la burocracia capacitante, en contrario de la visión tradicional de la burocracia coercitiva o limitante. La forma capacitante es aquella que permite estabilizar y regular, las innovaciones de los procesos. Los estándares son reglas dentro de las cuales están los bundles, ramilletes de medidas en las cuales se despliega la prevención.

  • los estándares de hoy son los fundamentos de las mejoras del mañana.
  • se debe ser exigente con los mismos para apuntar a mejoras continuas en los indicadores.
  • la exigencia debe generar una ilusión por el cumplimiento del objetivo.
  • los estándares no son un límite sino donde partimos para las mejoras de mañana.

Los limites se superan por el comportamiento de los profesionales, la dedicación, la seguridad en la forma de hacer la cosas, entendiendo donde esta el valor, hacia donde se genera el flujo de valor, como se estabilizan los procesos, cual es la logística en pull, como se ordenan las áreas, y como se disponen las alertas poka yoke (a prueba de tontos) las andón (lumínicas) y las Kanban(tarjetas para el manejo de los stocks).

Esos límites en la práctica los equipos en los cuales trabajé, los he visto superar en límites impensados.

Debemos basarnos en una lógica de aprendizaje, de conceptos nuevos y seguros. Motivar a todos los estamentos en el kaizen.

Los jefes deben observar en el Gemba operativo como trabajan los equipos y se complementan entre si, como se cooperan, para evitar que surjan esperas innecesarias o demoras afectan los resultados.

En la burocracia capacitante tanto las reglas, estándares y procedimientos ayudan a que los equipos de trabajo hagan sus tareas con efectividad, calidad y eficiencia, respetando los principios de seguridad de pacientes.

Es imperioso la participación y el convencimiento, la mística y la pasión de quienes deben desarrollar las tareas con plenitud, sentirse útil, desarrollar su vocación y una carrera profesional.

Principios para los microprocesos en la gestión Lean Healthcare

Primer parte de dos.

Autor Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor titular de la universidad ISALUD.

Gestión por procesos:

El proceso es la secuencia ordenada por la lógica de generar valor para el usuario, orientado hacia un fin, que involucra tareas, actividades, procedimientos, con un principio y un final, un camino crítico, con un responsable, en un centro de costos, que se relaciona con otros procesos.

Esas secuencias son los procesos que ordenan tareas, actividades y procedimientos, con un fin último o teleológico, con tiempos y eventos que deben cumplirse para llegar a un diagnóstico y realizar un tratamiento y suministrar cuidados, dentro de un camino crítico con propietarios y responsables, que requieren recursos, proveedores, esperas y cobertura.

Los procesos son recorridos longitudinales de binomios de comprador (cliente interno)- paciente, dentro de las redes internas que proveen logística, conocimiento o información y funcionalidad estructural, que están en los distintos departamentos o servicios que tienen funciones, que se integrarán de manera ordenada en secuencias lógicas orientadas hacia un fin, con una tarea de inicio y un final, con resultados y productos. Los hospitales deben basar la eficiencia en procesos diseñados correctamente, sin desperdicios y pensados desde la mejora continua, llevados adelante por equipos que tengan la información correcta y en tiempo, las competencias instaladas, trabajando por un propósito significativo, tendrán motivación al perseguir una meta gratificante y desafiante, que además surjan de la propia iniciativa.  Carames Bouzan J. 2006

La empresa de salud produce y entrega bienes de confianza, y conocimientos, a través de un servicio, intangible, variable, carácter perecedero. Intangibilidad que el paciente observa en un todo.

Las empresas de salud son sistemas abiertos disipativos que consumen energía, recursos, son mano de obra intensivas, tienen cinco colectivos que la integran como actores sociales y dominios sociotécnicos, que son complejas, porque funcionan en redes, con equipos de integración variable, reclutados dentro de la organización en relación con las necesidades de acuerdo con la elección del responsable del proceso o del centro de responsabilidad que es responsable del mismo.

Principios en los microprocesos:

los principios son las actitudes, los gestos, las acciones, las iniciativas personales en el Gemba operativo, donde se realizan las prestaciones, el intercambio de información. Los detalles que hacen un servicio de mayor calidad o mejorado cada momento, son como indicadores de suma. Que cuando se están presentes y están estabilizados, los servicios tendrán resultados favorables.

Los detalles de los microprocesos que más impactan en los resultados pueden ser los que el paciente no percibe en el momento de verdad, de recibir la atención: como se administra la medicación, el cumplimiento de los horarios, la dilución adecuada, y como conclusión de todo eso mejoran los resultados.

Los jefes de servicio deben controlar como se atienden los pacientes, como se desarrollan los procesos, también los detalles, como se cumplen los bundles de seguridad, como se asisten a los médicos, como se curan las heridas, en que momento se dan los antibióticos de prevención de la infección vinculada a procedimientos médicos.

para que no ocurran las fallas hay principios que se deben cumplir:

1. Adaptar continuamente los métodos de trabajo:

1.1 Verificar el tipo de pacientes que entran o participan del proceso.

1.2 los tratamientos específicos al paciente correcto, en la dosis adecuada y por la vía apropiada.

1.3 Las comorbilidades que tienen los pacientes y que pueden resultar los resultados de los procesos.

1.4 las soluciones tecnológicas, la evolución de las mismas.

1.5 la disponibilidad y el acceso a estas soluciones.

2. Gestionar visualmente para comparar lo actual con los parámetros de rendimiento fijados. aumentar la presencia especialmente de los decisores.

3. Producir con calidad a cada paso. Exige competencias y provisión con calidad. insumos adecuados, medicamentos de calidad. Como se establece la cadena de suministros. de la logística.

4. Empoderar, comprometer, motivar a los trabajadores y le den ese plus en el microproceso, en la actividad en no apurarse, en cumplir todos los elementos de respaldo administrativo.

Es difícil establecer un valor que espera el paciente, porque lo que demanda en muchas ocasiones no es necesidad, motivo por el cual hay que explicarles muy bien que es lo mejor, no molestarse si el paciente quiere corroborarlo por otra vía, muy por el contrario, ofrecerle fuentes de información seguras

•El valor lo dan las personas trabajando en los procesos de la empresa de salud. Mejorando los procesos mejora la eficacia. Los procesos son los que añaden valor no las funciones que son los departamentos.

•Si se piensa en mejorar los procesos se piensa en la mejora continua.

FIN DE LA PRIMER PARTE

la salud ¿depende del código postal?.

En la Línea editorial la Salud no es un bien de lujo.

04/09/2019

En países normales, el gasto público permite encarar proyectos colectivos sostener salud, educación, seguridad y brindar prestaciones sociales de carácter redistributivo. El mayor crecimiento satisface nuevos derechos, mejora los consolidados, y esta ligado a buenas instituciones, capital social, inversión tecnología, y la solidaridad, es decir la productividad del esfuerzo común.

Nuestro gasto público creció hasta casi la mitad del PBI, junto a una pobreza incomparable, y fortunas incalculables. Se vendió con éxito el mito de que los responsables políticos deben ignorar virtud y valores, que alientan a actuar de manera socialmente beneficiosa, y al hacerlo, nuestra sociedad abandonó su compromiso de crear un sistema de salud justo, inclusivo y equitativo que respete a cada uno como miembro igualitario de ella.

Al ideal de progreso instalado durante décadas, le siguió la aspiración de privatizar la vida y sacarse el Estado de encima.

La movilidad ascendente asumida de modo individual y a pesar o aun contra todos, hace que alcanzar un bien promedio atractivo para la clase media sea muy complejo, pues percibe que aporta fiscalmente a un Estado que le da pocos beneficios, y busca estilos de vida propios de sectores altos: soluciones privadas a sus servicios: pasar de escuela y universidad pública a privada, del policía “de la esquina” al vigilador privado y del hospital público a la prepaga, con intermediación de la obra social, y compartirlo con sectores vulnerables y pobres parece una “amenaza” para su status.

Nuestra sociedad se ha vuelto más dividida, y no sorprende que la solidaridad necesaria para construir un sistema de salud de alta calidad sea escasa.

La degradación del ministerio de salud a secretaría muestra la ausencia de un plan de salud pública a largo plazo, que supere coyunturas políticas sociales y económicas y se sostenga en el tiempo. Solo interesan minorías potenciadas mediaticamente y/o discriminadas, y partidos políticos hasta hace poco mayoritarios discuten poder entre pañuelos verdes y celestes, feministas y evangelistas, mientras un tercio de la sociedad vive sumergida en la pobreza, y el anhelo de que la salud se exprese en todas las políticas continúa siendo una utopia.

Retrocede el Estado y avanza la sociedad, en desorden, y contradictoria en sus temas, reclamando leyes suecas en una Argentina devaluada, o rechazando revisar pensiones por invalidez que entre 2003 y 2015 pasaron de 81.539 a 1.011.476, sin guerra, terremoto o tsunami que justifique ese incremento (en la 2da. Guerra 671.000 soldados de EE.UU. sufrieron heridas discapacitantes).

Nadie de la dirigencia política ajusta su discurso para aquellos que cada día se levantan y van a trabajar, no le importan a nadie esos argentinos y argentinas indiferentes, no a lo que les pasa, sino a las “soluciones” que les ofrecen, que no se desentienden de la política, pero cuando ella se transforma en mera competencia por ocupar lugares, nadie puede interesarse por algo sin principios y que no se entiende.

La pobreza bajara con la mejora de la economía solo entre hogares vulnerables que con crecimiento y estabilidad tendrán herramientas para salir adelante, pero acabar con el 20% de pobreza estructural requiere calidad en la gestión de los sistemas públicos de salud y educación, y es uno de los grandes desafíos en esa lucha.

El Gobierno nacional deberá generar crecimiento económico, estabilidad de precios, empleos, a la vez que un ejercicio real de las funciones de rectoría en salud coordinando medidas en el subsector publico (nacional, provincial y municipal) seguridad social y medicina prepaga.

Pero la situación de la autoridad sanitaria nacional así como su asignación presupuestaria (alrededor de ½ punto del PBI) la colocan en condición de extrema debilidad para ejercer su función de equilibrio en un sistema federal con profundas desigualdades de ingresos, que hace dificultosa la prestación de servicios de similar calidad a los ciudadanos de distintas provincias.

Es viable pensar una reforma integral del sistema de salud desde el punto de vista técnico y sostenible fiscalmente, el problema es político. Cuando se promueve competencia y consumo, se fomenta la “retirada moral” y no se construyen derechos ni se produce salud, solo se pone oferta a disposición de la población.

La moralidad de un sistema de salud no esta separada de la moralidad de la sociedad a la que sirve. La salud pública es un esfuerzo organizado de esa sociedad, principalmente a través de las instituciones públicas, para mejorar promover, proteger y restaurar la salud mediante la acción colectiva.

Pocos indicadores dicen más de una sociedad y de su preocupación por el bienestar de sus ciudadanos que un sistema de salud equitativo y eficiente, y la expresión mas elocuente de esas diferencias es cuándo y cómo se muere: desde hace 40 años la diferencia de mortalidad infantil entre provincias es mayor a 2,2 veces; la de mortalidad materna 12; el acceso a agua corriente 27, a cloacas 76 veces, y nacer en una provincia u otra varía en casi 4 anos la expectativa de vida. En países normales, la probabilidad de morir se relaciona con el código genético, en Argentina todavía lo determina el código postal.

Rubén Torres es Rector de la Universidad ISALUD. Carlos Díaz es Director de la Especializacion en Economia y Gestion de la salud.

LEAN HEALTHCARE: Principios lean para macroprocesos. Gestión.

Autor Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUD.

Desarrollo:

No hay soluciones genéricas a problemas que son comunes en los procesos de atención, como ser: las esperas innecesarias que no agregan valor, pérdida de oportunidades terapéuticas por una inadecuada gestión de los pacientes, alto índice de repetición de consultas por una misma patología, visitando especialistas que no integran los tratamientos, estudios innecesarios, medicación sintomática y utilización de tratamientos de efectividad no comprobada. Los procesos no se solucionan desde una computadora o discutiendo en un escritorio se deben ver en el lugar, casi como un paciente, es el Gemba operativo.

Los principios de los procesos son las formas de guiar los pensamientos entre los integrantes de los equipos de trabajo, para responder mejor a los desafíos y dilemas de la gestión.

Determinar para los usuarios que significa valor.

Esto hay que verlo en la realidad, lo que en la gestión Lean se llama GEMBA operativo, que son el consultorio, la emergencia, las salas de esperas, y con algunas enfermedades trazadoras como la apendicitis, la colecistitis, el tiempo puerta balón, estudio de dolor precordial, tiempo de resolución en guardia de demandas complejas. Patologías que puedan determinar perdida de oportunidades.

El gemba será el lugar donde las demandas se traducirán en necesidades, y estas en requerimientos de estudios complementarios o tratamientos, basados en las guías clínicas y estás en evidencia probada independiente.

todos los esfuerzos nacen con el conocimiento, y la comprensión de la carga epidemiológica y la influencia de los determinantes.

Con esa información establecer acciones prioritarias sobre las enfermedades que más comprometen años de vida potencialmente perdidos, que más incapacidad generan, que más gastos ocasionan. también mejorar la comprensión de otros sectores sociales, económicos, políticos, laborales, que tienen que intervenir para mejorar los determinantes de la salud, en los que específicamente involucran la salud en todas las políticas.

Las realidades se construyen en recorridos asistenciales como mapas personalizados o customizados de flujo de valor con procesos en una sola pieza, sin muras, mudas o muris, solo lo que agrega valor.

Los procesos en los hospitales muchas veces se encuentran en tiempos entrópicos se los debe sacar de esa inercia incentivada por las burocracias profesionales. hacer siempre lo mismo porque siempre se hizo así y estaba bien. la principal resistencia es de las personas que ejecutan el proceso, con muchos desperdicios y acciones que no agregan valor. Además los procesos en el tiempo porque se desnaturalizan o se basan en un empirismo enfermizo.

Equilibrar los procesos de gestión clinica, de cuidado y de la confección de la historia clínica, para conseguir procesos estabilizados, de calidad, sin fallas, sin variabilidad, siguiéndose las guías y las normas de procedimientos. Esto involucra no solo a los responsables de los macroprocesos, sino a los proveedores internos de información, logística y mantenimiento de la funcionalidad de la estructura. Los proveedores deben adaptarse al tack time, en el suministro de información segura y concluyente que permita realizar procesos de calidad. Hacerla en forma segura, de calidad, correcta, apropiada y en tiempo, con el personal entrenado, en cantidad suficiente, con todos los elementos para brindar los servicios. Con personal de cuidado con dedicación, con una atención centrada en la persona. De forma tal que se fortalezca la confianza y la adherencia al tratamiento, el cumplimiento de las medidas adicionales, evitar internaciones no programadas, deterioro de su status de salud.

Mejorar continuamente, que significa encontrar formas más específicas para dar una buena atención, sin complicaciones y en la dirección correcta con metas bien definidas.

aprendiendo, entrenando, simulando y experimentado lo que se hace para ponerlo a punto e iniciar nuevos procesos PDCA. Uno tras otro, comunicando y evaluando para generar mejores resultados.

los procesos tiene irregularidades o mura, sobrecarga o muri y despilfarro que se conocen con el nombre de muda.

Evitar las irregularidades en los proceso, evitando la variabilidad en el proceso. No forzar a las personas a realizar mas tareas y que vulneran la seguridad. Como ver un paciente en consultorio en menos de 15 minutos, o una enfermera de terapia intensiva que atienda a mas de dos pacientes. Aumentando las infecciones y empeorando los resultados. La sobrecarga en salud puede incrementar la mortalidad.

Conclusión:

Los principios de los procesos no son soluciones. Nos ayudan a concretar lo que queremos lograr y lo ambicionamos conseguir como meta objetiva. Determinar que significa valor y ejecutarlo.

La salud no es un bien de lujo

Autor: Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUD.

En la actualidad, el gasto en salud es inflacionario con respecto al crecimiento económico de los países y en particular de la Argentina, por lo tanto se deben destinar más recursos para poder brindar las mismas prestaciones de salud.

En las prestaciones de salud se están naturalizando como en la educación que debe pagarse en forma privada. Asimismo el gasto en salud es ineficiente casi en un 30% de los cuales se podría disminuir a la mitad. El vector principal del gasto es la innovación tecnológica, dentro de esta innovación los más importantes son los medicamentos. En los países desarrollados, el incremento tiene causalidad con las nuevas drogas biológicas, para el tratamiento del cáncer o enfermedades reumáticas.

Pero en el mercado farmacéutico argentino los productos que más se venden no son drogas con protección de patentes sino medicamentos que muchos tienen más de 50 años. Fundamentalmente están vinculados a marcas que en la significación profesional tienen mayor vigencia que el nombre de la droga original. Estos medicamentos deberían ser genéricos, a precios mucho menores. Estos precios no tienen que ver con la investigación, ni a la calidad. Esto ocasiona un gasto que no agrega valor. El mercado farmacéutico argentino se caracteriza por la cartelización y el lobby que tiene capacidad de poner precios, vender lo que quiere y las cantidades que desea.

La segmentación, la fragmentación, la cantidad de obras sociales, de prepagas, de prestadores, de las prestaciones son otros factores que afectan la eficiencia. Las prescripciones de drogas de alto costo, no se ajustan a los diagnósticos de precisión y que sean pertinentes en los casos empleados. Como por ejemplo ocurre con las cesáreas que se utilizan por encima del 80% en la práctica privada, y por encima del 30% en el ámbito público.

Lo prioritario que debe determinarse los costos de la ineficiencia y tener la capacidad, decisión y poder de actuar para evitar su incidencia.

Se debería para ello mejorar en la seguridad de los pacientes, la calidad de las prestaciones, la cobertura universal, la logística de insumos y las personas, los sistemas de compras, las redes, la regionalización, los compromisos de gestión, los corredores sanitarios, la formación de recursos humanos indispensables, carreras profesionales, las condiciones de trabajo, la nominalización de la población, la referenciación de los pacientes, responsabilizarse por la población y actuar activamente. Extender la prevención, la cobertura de medicamentos. Desarrollar sistemas informáticos y tecnologías, estabilizar los procesos, disminuir las esperas, mejorar el acceso a la cirugía, las consultas, los tratamientos, disminuyendo en el pago de bolsillo de las personas. Identificar la población con enfermedades crónicas, multimorbilidad y polipatología, esclarecer su demanda, asegurar la mancomunación de los fondos, centralizar las compras, e impulsar el sistema de información consolidado.

El sistema Lean es una alternativa basada en una filosofía de largo plazo no resulta improbable y que es lo más atinado para lograr una cobertura universal de salud. basar las prestaciones en la verdadera necesidad de la población, un acuerdo social de escasez y disminuir la inequidad en el acceso en los sistemas de salud.

El derecho a la salud no es un bien de lujo

La salud es un componente sustancial del capital humano y un factor determinante
en la generación de crecimiento económico sostenible. La buena salud reduce la
cantidad de horas perdidas debido a enfermedad, incrementa la productividad de
la fuerza de trabajo, aumenta las rentas individuales, por ello produce reasignación
inmediata de la riqueza. Las epidemias y las endemias erosionan la cooperación
social, la estabilidad política y económica. Como consecuencia de ello es dable
sostener que la salud integra el sistema de derechos inalienables. El enfoque de
derechos entendido como un sistema coherente de principios y pautas aplicables
a las políticas de desarrollo, fija marcos para la definición de los contenidos y las
orientaciones, pero también incide en la elaboración e implementación de las
políticas.

Se colocó en la agenda del gobierno actual en concurrir en mejorar la situación de los más postergado, procurando vía aumento de los impuestos lograr el equilibrio fiscal, el superávit primario, el externo, cuidar las divisas, y generar mediante ambos superavit la
acumulación de reservas, la renegociación de la deuda con el FMI, la lucha contra la inflación, contra la pobreza y el hambre, la inseguridad, la competitividad del aparato productivo, la educación, el empleo, atender a los más postergados,
fijando la calidad institucional en la mediación de los conflictos distributivos. ¿No
será el momento de progresar en algunos ejes, que hagan al desarrollo?

¿Es verdad que queremos una sociedad más justa y un país desarrollado? eso
que tanto se escucha. Que se aspira a una sociedad socialmente más justa y
menos desigual, pero hemos llegado a un punto en que hasta los dinosaurios se
espantan, podemos agendar algunos asuntos relevantes a encarar para la
construcción de ese futuro, más allá de la obviedad de que necesitamos más
producción, con más trabajo y más ingreso mejor distribuido.

No hay actividad económica que concentre el 9,4 % del PBI Mundial, como la
salud y de la Argentina en particular
, que emplee mayor cantidad de seres
humanos, siendo el National Health Service la empresa con mayor cantidad de
empleados de Europa. El sector es innovador, como el sector informático.
Produce servicios calificados de mano de obra intensiva. Muy pocas fábricas
tienen hoy más de mil empleados, muchos hospitales tienen cifras superiores.
Este manejo fenomenal de recursos e inflacionario vegetativamente, crece el 7%
por año, que implica que los estados tengan que invertir más que el crecimiento
del producto bruto a Salud. Por ello los sistemas universales se limitan por lista de
espera, y los organizados por planes de salud, como el nuestro, por su capacidad
de pago.

Los cambios demográficos son El aumento de la longevidad de la población, la
baja tasa de natalidad y el incremento de la inmigración procedente de otros
países. El aumento de la longevidad de la población ha supuesto un incremento
de las necesidades sanitarias, tanto por el diagnóstico de nuevas enfermedades
relacionadas con el hecho de vivir más años como por un aumento de la
frecuentación de los servicios de salud.
Asímismo, los conceptos de “cuidar” y de “calidad de vida” aparecen asociados al
desarrollo de servicios sociosanitarios específicos para la vejez de carácter
integral, que comprenden desde la prevención de enfermedades y promoción de la
salud hasta la rehabilitación y paliación. A ello se une el desarrollo emergente de
nuevas formas asistenciales, como la asistencia a domicilio, residencias asistidas
o los cuidados paliativos; nuevas especialidades médicas, como la geriatría; o la
mayor visibilidad de otras profesiones sanitarias, como los asistentes sociales

En este país
con una mortalidad infantil del 9,2 por mil, que desciende en los últimos cuatro
años, ¿pero no tendría que ser menor? ¿Cuantas muertes evitables encierra ese
número aparentemente favorable?. Si muchas, si innecesarias e injustas, que
deben generar conciencia como fallas del sistema, no cómo una cuestión
partidista, de gobierno, de partido, sino de estado. Hay más gente que accede a
edades superiores a 65 años, el reloj biológico es el mismo, pero se le dio más
calidad de vida a los años. El desafío en generar hábitos saludables, un modelo
ecológico de salud y no disease moongering o enfermedades inventadas.

Los aspectos nutricionales adquieren un papel preponderante, y afectan los
rendimientos cognitivos, por ello también un sistema de cobertura debe asegurar
una alimentación saludable, que cubra los requerimientos calóricos, de proteínas y
vitaminas sustanciales para el desarrollo de la persona. Se generan habilidades
para incrementar las capacidades, las competencias. Los rendimientos escolares y
como consecuencia de ello el desarrollo de habilidades futuras.
La prolongación de la esperanza de vida ha sido un anhelo de la humanidad. En
este sentido, el envejecimiento puede ser considerado un logro en el que mucho
ha aportado el desarrollo científico técnico alcanzado.

Sin embargo, la
longevidad de mayor cantidad de habitantes, está produciendo retos sin
precedentes a los responsables de la elaboración de políticas en general y a los
ciudadanos en particular, pues se deberán mantener los niveles de seguridad
social y económica, y la oferta de servicios de salud de calidad a un segmento de
la población que, por su avanzada edad, se encuentra en desventaja para afrontar
las exigencias sociales de la contemporaneidad. Integración de servicios sociales
con los sanitarios, en la ancianidad, en la discapacidad y en salud mental.

En nuestro país se da una particularidad, la proporción de argentinos de más de
65 años aumenta cada año en algunas urbes esta en valores Europeos
, la epidemiología actual establece que la enfermedad coronaria, el stroke, la enfermedad pulmonar, el cáncer de pulmón, de mama, de próstata, y al mismo tiempo coexisten la patologías del subdesarrollo como la neumonía . Es una transición demoepidemiológica cuasi tardía, porque baja el índice de natalidad. Sabemos que los mayores tienden a requerir más servicios médicos que las personas más jóvenes.

En la actualidad los pacientes exigen a la Medicina, más de lo que esta puede
darle y creen siempre que las cosas no marchan bien
, se debe que el profesional
que tiene enfrente es un médico que no está informado, o que no está accediendo
a la solución de su problema por cuestiones económicas. Pero cuidado más dinero
en la salud, no es igual a mejores servicios y más equitativos.

La inversión en salud es un prerrequisito para el crecimiento económico, por
lo tanto debe estar incentivada, y no como en la actualidad