Desafiando el destino. Prevención del embarazo adolescente.

Desde que fui director hace 24 años de un hospital público, esta problemática surgía como prioridad, en cuanto al ejercicio de la libertad, de la igualdad, en el marco de una educación sexual inclusiva, impulsando el consentimiento en el inicio de las relaciones sexuales, de la protección y la concientización, utilizando todas las fuerzas de la sociedad en su conjunto, con anticonceptivos, conferencias educativas en el hospital, los centros de atención primaria y en las escuelas, con las docentes, en una experiencia muy gratificante. Desde la salud la lucha contra la desigualdad es imperiosa, pero ciertamente insuficiente, la batalla con los determinantes de la salud, debe estar enmarcado en un marco más amplio y de varias lógicas. por ello me parece interesante comunicar esta experiencia.

El proyecto piloto “Desafiando el Destino” trabajó con 900 adolescentes de 13 a 15 años, que en 2018 asistían a primer y segundo año del secundario en escuelas públicas de Salta y Tucumán. En estas provincias, la tasa de fecundidad adolescente alcanza 83 nacimientos por cada mil adolescentes en Salta, y 72 en Tucumán, ambas superando el promedio nacional de 68.

La intervención buscaba ampliar el conocimiento de las adolescentes en comunidades vulnerables sobre una toma de decisiones responsable y la definición de metas para sus vida. Así, a través de diversos talleres, se trabajó en el desarrollo de habilidades socioemocionales, incluyendo las aspiraciones educativas y laborales de las asistentes. Se apuntó a fortalecer mejoras en la autoimagen y autoestima, fomentar capacidades para enfrentar desafíos, revisar los roles y estereotipos de género y trabajar sobre el desarrollo de proyectos de vida que pusieran en valor la educación como prioridad para el desarrollo personal.

“Las conclusiones del estudio son alentadoras. Se observaron efectos positivos claros sobre creencias y actitudes más equitativas respecto a los roles de género tradicionales. Las participantes de los talleres mayormente apoyan visiones donde la maternidad es vista como un rol más de las mujeres y no el principal; los celos no se ven como muestra de afecto y las mujeres también pueden contribuir financieramente al hogar”, cuenta Vanina Camporeale, Especialista de Salud del Banco Mundial que lideró esta iniciativa.

A diferencia de estudiantes en escuelas que no recibieron los talleres, las asistentes a las sesiones incrementaron su capacidad de autorregulación, de empatía y respeto, de mentalidad de crecimiento y de autonomía. En cuanto a actitudes y prácticas sexuales más responsables, después de asistir a los talleres, un 23% de las estudiantes dejó de considerar que estaba mal pedir a su pareja usar protección y, para aquellas iniciadas sexualmente, hubo un mayor uso declarado de anticonceptivos.

“Una intervención aislada no permite reducir las tasas de maternidad temprana, pero este nuevo enfoque puede contribuir a potenciar los efectos de los programas de prevención del embarazo no intencional en la adolescencia que siguen un enfoque tradicional y que están siendo implementados en la actualidad en Argentina”, sostiene Camporeale.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Un comentario en “Desafiando el destino. Prevención del embarazo adolescente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: