Covid 19 como variable independiente de mortalidad postoperatoria. Estudio de cohorte.

Postoperative In-Hospital Morbidity and Mortality of Patients With COVID-19 Infection Compared With Patients Without COVID-19 Infection Abril 2021 JAMA.

Justificación de la transcripción desde el comienzo de la pandemia, la presión de la cirugía electiva, fue decisiones técnicas que tomamos con un equipo de trabajo, decidiendo sobre las medidas de detección y protección, seguridad de los pacientes.

Varios estudios pequeños han sugerido que los pacientes con resultados positivos de las pruebas para la infección por COVID-19 pueden experimentar peores resultados perioperatorios y un aumento de la mortalidad después de la cirugía16 Sin embargo, estos estudios carecían de potencia y carecían de generalización y cohortes comparativas. 16 Este estudio utilizó datos de una base de datos nacional para comparar los resultados clínicos de los pacientes quirúrgicos que dieron positivo para la infección por COVID-19 con los de una muestra coincidente de pacientes quirúrgicos que dieron negativo para la infección por COVID-19. Dilucidar los perfiles comparativos de riesgo quirúrgico de pacientes con y sin infección por COVID-19 ayudaría a los sistemas de atención médica a mejorar las directrices preoperatorias y a los médicos a informar mejor a los pacientes en la toma de decisiones médicas compartidas antes de la cirugía.

Este fue un estudio de cohorte retrospectiva de datos de alta hospitalaria de la Base de Datos Clínicos de Vizient (Vizient Inc). Los pacientes de 18 años o más con y sin infección por COVID-19 que se sometieron a cirugía del 1 de abril al 30 de noviembre de 2020, fueron emparejados en una proporción de 1:1 basada en el índice de mezcla de edad y casos. Se incluyeron procedimientos entre todas las especialidades quirúrgicas. Se excluyó a los pacientes que se sometieron a procedimientos ginecológicos, obstétricos o menores (por ejemplo, traqueotomía, procedimientos cardiovasculares percutáneos). La mortalidad hospitalaria, las complicaciones enumeradas en la Base de Datos Clínicos de Vizient, los indicadores de seguridad del paciente, las condiciones adquiridas en el hospital y la duración de la estancia se compararon entre las cohortes. Se realizaron análisis de subgrupos para comparar los resultados entre los sistemas hospitalarios públicos, privados y sin fines de lucro. La Junta de Revisión Institucional de la Universidad de California en Davis aprobó el estudio y renunció al consentimiento informado del paciente porque los datos fueron desidentificados. Este estudio siguió la guía de información sobre el fortalecimiento de la presentación de informes de estudios observacionales en epidemiología(ESTROBOS).

La prueba exacta χ2 o Fisher se utilizó para evaluar la asociación entre el estado covid-19 y, si se produjo la muerte, la presencia de complicaciones enumeradas en la Base de Datos Clínicos de Vizient y los indicadores de seguridad del paciente. La prueba Mann-Whitney se realizó para evaluar si existía una diferencia en la duración de la estancia basada en el estado covid-19. Todos los análisis estadísticos se realizaron con sas versión 9.4 (SAS Institute Inc). Las pruebas de hipótesis fueron de 2 lados y evaluadas a un nivel de importancia de < .05.

Un total de 5470 pacientes quirúrgicos con resultados positivos de las pruebas covid-19 se compararon con 5470 pacientes quirúrgicos con resultados negativos de la prueba COVID-19 durante el mismo período de estudio. Entre todos los hospitales, hubo más del doble del número de muertes notificadas en la cohorte de pacientes con COVID-19 (811 [14,8%]) en comparación con la cohorte de pacientes sin COVID-19 (388 [7,1%]) (P < .001). Las tasas de complicaciones enumeradas en la Base de Datos Clínicos de Vizient (818 [15,0%] vs 760 [13,9%]; P = .11) y mediana de duración (10.0 [rango intercuartil (IQR), 1.3-36.4] vs 10.7 [IQR, 1.0-558.0] días; P = .86) no difirió significativamente entre los 2 grupos. Sin embargo, las condiciones adquiridas en el hospital (110 [2,0%] frente a 46 [0,8%]; P < .001) e indicadores de seguridad del paciente (183 [3,3%] vs 129 [2,4%]; P = .002) fueron más altos en pacientes con COVID-19 (Tabla 1).

Dentro de cada tipo de propiedad hospitalaria (público, privado, sin fines de lucro), se produjeron más muertes en el grupo con COVID-19 en comparación con el grupo sin COVID-19 en hospitales públicos (146 [15,8%] vs 46 [4,8%]; P < .001) y hospitales sin fines de lucro (631 [14,7%] vs 326 [7,5%]; P < .001), pero no en hospitales privados (34 [14,1%] vs 16 [9,4%]; P = .15). Entre los pacientes quirúrgicos con COVID-19, no hubo diferencias en las tasas de mortalidad, complicaciones enumeradas en la Base de Datos Clínicos de Vizient, condiciones adquiridas en el hospital o indicadores de seguridad del paciente entre los hospitales públicos, privados o sin fines de lucro(Tabla 2).discusión

En este estudio de cohorte retrospectiva de 10 940 pacientes quirúrgicos, los hallazgos sugieren que la positividad de la infección covid-19 era un factor de riesgo independiente para el aumento de la mortalidad perioperatoria, pero no complicaciones. En concreto, la tasa global de mortalidad en la cohorte con COVID-19 (14,8%) fue más del doble que en la cohorte sin COVID-19 (7,1%). Hasta donde sabemos, este estudio representa el mayor estudio comparativo de cohortes entre pacientes quirúrgicos que dan positivo para COVID-19 y aquellos que dan negativo para el virus, y es el primero en comparar resultados entre diferentes entornos hospitalarios. Este estudio tiene 2 limitaciones principales. Los resultados del paciente no se pudieron comparar por la gravedad clínica de la infección por COVID-19. Además, no pudimos determinar tipos específicos de cirugía o si la cirugía fue electiva, urgente o emergente.

Nuestros resultados del estudio sugieren que la positividad de la infección covid-19 es un factor de riesgo independiente para la mortalidad quirúrgica. Además de utilizar recursos médicos escasos y poner a los trabajadores sanitarios en riesgo de exposición, la cirugía para pacientes con COVID-19 representa un riesgo para la seguridad dado el aumento de la tasa de mortalidad observada en este estudio. A medida que la pandemia COVID-19 continúa y aumenta, necesitamos equilibrar las necesidades quirúrgicas de los pacientes con riesgos específicos de COVID-19 en el establecimiento de un sistema de atención médica tenso. Los pacientes quirúrgicos con COVID-19 deben ser informados de su mayor riesgo de mortalidad hospitalaria. Más importante, se debe recomendar una cirugía pos positiva para pacientes con un resultado positivo de la prueba preoperatoria COVID-19 cuando sea posible a menos que la intervención quirúrgica sea absolutamente necesaria para medidas que salvan vidas o extremidades.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: