COVID-19: habilidades de seguridad del paciente y mejora de la calidad

La pandemia de COVID-19 ha desafiado repentinamente a muchos sistemas de salud. Para responder a la crisis, estos sistemas han tenido que reorganizarse al instante, con poco tiempo para reflexionar sobre los roles a asignar a sus expertos en seguridad del paciente (PS) y mejora de la calidad (QI). En muchos casos, se llamó al personal que tenía experiencia en atención clínica para apoyar las salas y los cuidados críticos. El aporte de las personas que dentro de la organización trabajan en seguridad de pacientes y en calidad ha sido sumamente importante, especialmente para evitar brotes de infecciones por bacterias multirresistentes, aumento de las úlceras por presión, infecciones por catéter, neumonías vinculadas a la asistencia respiratoria mecánica.

Creemos que el conjunto de habilidades del personal de seguridad del paciente y mejora de la calidad es esencial para la implementación exitosa de los cambios necesarios para lograr los resultados deseados. La comprensión de la teoría de sistemas y la complejidad de los sistemas de salud, los factores humanos y las teorías de fiabilidad, y las metodologías de cambio es clave para el éxito de cualquier programa de transformación.

Aquí, sugerimos una estrategia y acciones de cinco pasos a través de las cuales el personal de PS y QI puede contribuir significativamente durante una pandemia al emplear sus habilidades básicas para apoyar a los pacientes, el personal y las organizaciones:

  • Fortalecer el sistema mediante la evaluación de la preparación, la recopilación de pruebas, el establecimiento de capacitación, la promoción de la seguridad del personal y el refuerzo del apoyo entre pares.
  • Comprometerse con los ciudadanos, los pacientes y sus familias para que las soluciones se logren conjuntamente y sean propiedad tanto de los proveedores de atención sanitaria como de las personas que reciben atención y, en particular, de los ciudadanos que deben realizar intervenciones preventivas.
  • Trabajar para mejorar la atención, a través de acciones como la separación de flujos, talleres flash sobre trabajo en equipo y el desarrollo de apoyo a la decisión clínica.
  • Reducir el daño mediante la gestión proactiva del riesgo tanto para los pacientes de COVID-19 como para los que no lo son.
  • Impulsar y expandir el sistema de aprendizaje, para capturar oportunidades de mejora, ajustarse muy rápidamente y desarrollar resiliencia. Esto es crucial ya que se sabe poco sobre el COVID-19 y sus impactos en los pacientes, el personal y las instituciones

Identificar una lista de verificación de preparación adecuada y evaluar la situación

Varias organizaciones, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), están ofreciendo listas de verificación para la evaluación de la preparación [1]. La realización de la evaluación permite identificar rápidamente las áreas a mejorar, así como las soluciones, aunque es importante que dichas evaluaciones no simplifiquen indebidamente las complejidades de la preparación. Las listas de comprobación proporcionan una guía, no una solución completa.

Reunir experiencia y evidencia, filtrar, resumir y brevemente

Al comienzo de una pandemia, se sabe muy poco sobre la enfermedad, su comportamiento específico, tratamiento, impacto y evolución. La recopilación de experiencia requiere acceso a una red internacional, para la cual las personas de QI a menudo se colocan de manera única a través de sus conexiones internacionales y afiliaciones con sociedades internacionales que ofrecen recursos basados en la web.

Configurar entrenamiento y simulación justo a tiempo en habilidades que se usan con poca frecuencia

Esto podría incluir, por ejemplo, el desarrollo de instrucciones y simulaciones sobre cómo ponerse y quitarse equipos de protección personal (EPP) o sobre la desinfección del medio ambiente para los limpiadores.

Asesorar y apoyar el liderazgo distribuido

El liderazgo es esencial durante una crisis pandémica, a todos los niveles; sin embargo, los líderes siempre están en riesgo de perder retroalimentación, lecciones y percepciones de la cabecera. Ayude a los líderes con el pensamiento sistémico y el aprendizaje a través de bucles de retroalimentación, promoviendo la deferencia a la experiencia y el liderazgo distribuido. Apoyar y diseñar una comunicación frecuente, concisa y abierta sobre la situación actual. Apoyar la conciencia situacional y el monitoreo de la situación sobre la pandemia y su impacto (incluidos los efectos en la atención de los pacientes con afecciones distintas de la enfermedad pandémica). Como nota a los líderes, todo lo anterior será mucho más fácil si el jefe de PS/QI es incluido en el grupo de trabajo de emergencia.

Promover la seguridad del personal, el bienestar y la seguridad psicológica

Asesorar a los líderes sobre las necesidades de seguridad física y psicológica del personal [2] y sobre las necesidades de información, incluidas las del personal no clínico. Establezca un espacio para que el personal exprese sus temores y preocupaciones, y los transmita, con la confidencialidad adecuada, a los líderes. Promover expresiones frecuentes de gratitud, como se lleva a cabo, por ejemplo, a través de mensajes de vídeo diarios del CEO en un hospital en Pisa, Italia [3]. Conectar a los líderes con los servicios de salud ocupacional para identificar, prevenir y mitigar la fatiga, la privación del sueño y el agotamiento. Configure informes sobre los efectos del estrés acumulativo para las personas expuestas

Organizar el soporte entre pares

Revivir o establecer un programa de apoyo entre pares ad hoc, después de errores, eventos adversos y dilemas éticos. Identificar y comunicar recursos de apoyo a los que los compañeros puedan referir a sus colegas, así como técnicas de manejo del estrés y afrontamiento. Cree formas para que los líderes de equipo se registren con los miembros del equipo que puedan enfermarse.

APOYAR EL COMPROMISO Y EL EMPODERAMIENTO DE LOS PACIENTES, LA FAMILIA Y LA COMUNIDAD

Facilitar la coproducción de soluciones para la prevención, aislamiento, tratamiento y recuperación

Trabajar junto con socios ciudadanos y pacientes para desarrollar soluciones para la autogestión y la prevención. Comunicarse con frecuencia y transparencia con pacientes, familias y ciudadanos.

Ayudar a identificar, desarrollar y difundir herramientas de autogestión de pacientes

En particular, esto debe hacerse para aquellos con afecciones a largo plazo que ahora no tienen acceso a la atención, como la educación y el manejo de la diabetes y otras enfermedades crónicas en el contexto de COVID-19.

Aprovechar o establecer asociaciones con pacientes

Identificar a las personas que se han recuperado o tienen experiencia con otra enfermedad pandémica y que pueden entrenar a otros pacientes y asesorar a los equipos.

Asesorar a los líderes sobre el centrado en la persona durante una pandemia

Con la ayuda de socios pacientes, aconseje a los líderes sobre cómo mantener o desarrollar la atención centrada en la persona. Asesorar sobre la elección del idioma (por ejemplo, “distanciamiento físico” en lugar de “distanciamiento social” [4]) y sobre consideraciones éticas.

Evaluar la equidad en la atención al paciente y la seguridad

Garantizar que la adopción de decisiones sea equitativa en términos de género, clase, condición socioeconómica y origen étnico y corrija las consecuencias negativas de la desigualdad social y económica.

Optimizar la política de visitas

Encuentre maneras de maximizar los beneficios del apoyo familiar mientras cumple con el distanciamiento físico. Evaluar la viabilidad de proporcionar tabletas electrónicas para videollamadas. Ayudar a encontrar soluciones para las visitas al final de la vida.

MEJORAR LA ATENCIÓN CLÍNICA

Participar en la organización de la separación de los flujos de pacientes

Ayudar a diseñar ERs, pisos, RUP o UCI dedicados a la pandemia. Ayuda para cambiar a las teleconsultas.

Proporcionar capacitación en trabajo en equipo justo a tiempo (informes, informes, reuniones, comunicación estructurada, monitoreo de la situación, apoyo mutuo)

Promueva breves escritos y reuniones para resumir nuevas pautas, nuevos consejos para las mejores prácticas e información sobre la situación para apoyar la comunicación horizontal y vertical y ayudar a que todos los miembros del equipo se enogresen a la misma página. Hacer hincapié en los informes, el apoyo mutuo y las entregas estructuradas [5].

Desarrollar el apoyo a la toma de decisiones clínicas

Asista al descubrimiento, a la revisión y al desarrollo rápidos de las ayudas clínicas de la decisión.

REDUCIR EL DAÑO

Actualizar las directrices de control de infecciones

Ayude al equipo de control de infecciones a actualizar las directrices y a ponerse en contacto con los factores humanos y la ergonomía (HF/E) y los expertos en comunicaciones para ayudar a comunicarlos y difundirlos.

Organizar auditorías just-in-time de las principales normas pertinentes

Por ejemplo, la Red de Salud ‘Balcon du Jura’, en Suiza, llevó a cabo una auditoría de cumplimiento de la higiene de manos, con retroalimentación a los equipos, que se llevará a cabo sobre el inicio del brote.

Coordinar la identificación, el análisis y la gestión de riesgos

Organice una lluvia de ideas colaborativa sobre los riesgos y los posibles modos de falla, seguida de soluciones de reducción o mitigación de riesgos. Ejecutar análisis de vulnerabilidades en servicios nuevos y existentes.

Prevenir lesiones por presión asociadas a la pandemia (IP)

Difundir directrices y establecer la formación para evitar que el personal adquiera lesiones cutáneas asociadas al PPE [6]. Difundir y entrenar en las directrices para los IP inducidos por el posicionamiento propenso [6].

IMPULSAR Y AMPLIAR EL SISTEMA DE APRENDIZAJE

Fortalecer las capacidades del sistema de aprendizaje

Hacer hincapié en la importancia de capturar los incidentes relacionados con la crisis, las oportunidades de riesgo y mejora y las innovaciones, así como aprender de las cosas que van bien [7]. Facilitar esa captura entrenando a los médicos o proporcionando coordinadores de aprendizaje junto a la cama, tal como lo concibió el hospital nocturno del NHS de Londres [8]. El papel de sus coordinadores es recopilar ideas y datos de la cabecera, retroalimentarlos a un foro de aprendizaje diario e ingresar datos sobre incidentes y daños en el Sistema Electrónico de Reporte de Incidentes. El coordinador también proporciona una ruta a través de la cual informar a los médicos de cabecera de manera confiable sobre los cambios operativos y compartir nuevos aprendizajes.

Contribuir a la resolución de problemas y a la generación de soluciones

Contribuir al análisis de las necesidades planteadas por la pandemia, a través del mapeo de procesos, el diseño y rediseño de los procesos de prestación de atención y los programas de implementación rápida. Apoye la solución de la escasez de EPP.

Promover una cultura de seguridad, resiliencia y aprendizaje

Esta es una parte central del trabajo rutinario [2]. Durante una crisis, reforzar una cultura de aprendizaje, no señalar con el dedo, estar orientado a la solución y aprender de lo que va bien, así como de los incidentes, son más importantes que nunca. Ser un motivador, un modelo a seguir en la resiliencia; promover la adaptabilidad y la flexibilidad en primera línea.

Facilitar las contribuciones just-in-time de HF/E

Traer expertos en IC/E para contribuir a la creación e implementación de programas de cambio de comportamiento y rediseños de flujo de procesos para pacientes, personal y población. Organizarse para que el flujo de pacientes sea rediseñado por un equipo multidisciplinario que incluya experiencia en IC/E, combinando los modos de falla de la atención médica y los análisis de efectos (HFMEA) con simulaciones y debriefings in situ [9].

Apoyar los ciclos de aprendizaje colaborativo en primera línea y cosechar lecciones

Aprenda cómo responde la enfermedad a las intervenciones. Reforzar la información conocida sobre cómo mantener a la fuerza laboral segura. Realizar pruebas rápidas de la implementación de nuevos hallazgos de la literatura.

Contribuir al análisis de datos, representación e interpretación de la variación

Esto puede incluir el modelado del brote, la configuración y actualización de un panel de control de pandemias y la creación de gráficos de corrida y gráficos de control para identificar y analizar la variación. Apoyar y ayudar a interpretar las pruebas de cambio.

Discusión

Hacer frente a una pandemia requiere principalmente habilidades en virología, serología y cuidados intensivos y otras disciplinas relacionadas con la infección. Sin embargo, en paralelo con el manejo de la infección, los servicios de salud de todo el mundo están involucrados en un proceso masivo y rápido de cambio organizacional, al que las personas de calidad y seguridad pueden aportar una experiencia, conocimientos y conocimientos considerables. Pueden ayudar a evaluar y desarrollar la preparación, recopilar evidencia y experiencia, asesorar y apoyar el liderazgo, recordar a todos que no hay seguridad del paciente sin seguridad del personal, aprovechar el aprendizaje organizacional y conectarse con expertos y socios de pacientes. Estas actividades ayudarán a permitir que la compasión, la seguridad y el respeto surjan de la turbulencia. En los próximos meses, el ingenio de QI y PS también será invaluable para ayudar a manejar el impacto en otros pacientes cuyo tratamiento se retrasa, interrumpe o cancela, en términos tanto de la interrupción inmediata como del proceso subsiguiente de un mayor cambio organizacional para reparar nuestros servicios de salud dañados y los muchos pacientes y familias afectados, tanto con como sin COVID-19.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: