En resumen, ¡NO todo se trata solo de anticuerpos!.

En función de consultas que los médicos recibimos frecuentemente de los pacientes que tuvieron enfermedad de covid 19, o que se vacunaron, insisten en dosarse anticuerpos antispike. Por ello presento en este posteo Un estudio de la Universidad de Pensilvania muestra que las respuestas de las células B de memoria específicas del SARS-CoV-2 se inducen de manera robusta después de la vacunación con ARNm covid-19 Y continúan aumentando en frecuencia durante AL MENOS (no solo) por seis meses, Incluso cuando los niveles de anticuerpos circulantes disminuyen. 🧵 

El examen de los anticuerpos de unión y neutralización, las células B de memoria y las células T CD4 + y CD8 + de memoria a lo largo de 6 meses después de la vacunación destacan varias características clave de la memoria inmunológica inducida por la vacuna de ARNm. Específicamente, estos análisis revelaron que el SARS-CoV-2 es específico

Las respuestas de las células B de memoria se indujeron de manera robusta después de la vacunación con ARNm y continúan aumentando en frecuencia durante al menos 6 meses, aún cuando los niveles de anticuerpos circulantes disminuyeron en los mismos individuos. Además, la vacunación con ARNm generó células B de memoria altamente robustas que fueron capaz de coV de unión cruzada, incluidos B.1.1.7 (Alfa), B.1.351 (Beta) Y B.1.617.2 (Delta). Estas células B de memoria inducidas por la vacuna fueron capaces de generar rápidamente nuevas respuestas de anticuerpos y pueden tener importantes contribuciones a la inmunidad protectora después de la exposición aSARS-CoV-2 en sujetos vacunados.

Las células B de memoria inducidas por la vacuna de ARNm también parecieron tener una ventaja cualitativa en las variantes de unión en comparación con las células B de memoria generadas por COVID-19 leve. Además, las respuestas de células T CD4+ de memoria específicas del SARS-CoV-2 fueron relativamente estables de 3 a 6 meses después de la vacunación con ARNm con una vida media de 194 días, y la gran mayoría de los vacunados tuvieron respuestas robustas de células T CD4 + específicas del virus a los 6 meses. Las respuestas tempranas de las células T CD4 + se correlacionaron con las respuestas humorales de 3 y 6 meses, destacando un papel para las células T inmunidad en la configuración de la respuesta general a la vacunación.

Juntos, estos datos identifican inmunidad celular duradera durante al menos 6 meses después de la vacunación con ARNm con persistencia de células B de memoria de alta calidad y una fuerte memoria de células T CD4 + en la mayoría de los individuos.

Estos datos también pueden proporcionar contexto para comprender las posibles discrepancias en la eficacia de la vacuna para prevenir la infección frente a la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte.

La disminución de los títulos de anticuerpos con el tiempo probablemente reduce el potencial de esterilización o casi esterilización de la inmunidad.

Sin embargo, el La durabilidad de la inmunidad celular, aquí demostrada durante al menos 6 meses, puede contribuir a respuestas rápidas de recuerdo que pueden limitar la replicación y diseminación viral inicial en el huésped, previniendo así la enfermedad grave. 

Recordemos: La memoria inmunológica consiste en anticuerpos, células B de memoria, células T CD8 + de memoria y células T CD4 + de memoria. Estas respuestas son las que nos brindan una protección duradera incluso contra las nuevas variantes emergentes del SARS-CoV-2.

Finalmente, al examinar individuos con –Inmunidad después de la infección natural, los investigadores pudieron obtener información sobre los posibles efectos de la vacunación de refuerzo. En este contexto, el aumento de la inmunidad preexistente con la vacunación con ARNm resultó principalmente en un beneficio transitorio para los títulos de anticuerpos con poco o ningún impacto a largo plazo en la memoria inmune celular.

Las tasas de descomposición de anticuerpos fueron similares en los vacunados no tratados y recuperados por SARS-CoV-2, lo que sugiere que una dosis adicional de la vacuna prolongará temporalmente la protección mediada por anticuerpos sin alterar fundamentalmente el panorama subyacente de Memoria inmune del SARS-CoV-2, que se caracteriza por una memoria duradera de las células T B y CD4 + INCLUSO cuando las respuestas de anticuerpos comienzan a disminuir.

En resumen, ¡NO todo se trata de anticuerpos!

çPuedes encontrar el estudio aquí: biorxiv.org/content/10.110…

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: