Evaluación de las vacunas contra la COVID-19 en el mundo real. Lancet 25 de Marzo 2022.

La efectividad de las vacunas de ARNm para prevenir la progresión de la enfermedad COVID-19 en 2021 estableció nuevas expectativas sobre el papel de las intervenciones de prevención de la enfermedad. La eficacia observada en los ensayos fue superior al 90% La eficacia de otras vacunas evaluadas en grandes ensayos aleatorios, como las vacunas Oxford-AstraZeneca (70%) y Sputnik V (91%), ha sido criticada por elementos de la realización del ensayo y preocupaciones sobre la seguridad Por esa razón, las vacunas de ARNm se han distribuido más ampliamente en entornos más ricos, mientras que otras vacunas, como Sinopharm y Sinovac, con algunas excepciones, se han proporcionado en países de ingresos bajos y medianos. La oportunidad de realizar ensayos clínicos directos que evalúen la efectividad comparativa de la vacuna ya no existe porque muchas personas han recibido al menos una dosis de una vacuna. Lo que sucede en un ensayo clínico también puede diferir de las experiencias de los programas y despliegues de vacunas reales. Hasta ahora, la efectividad en el mundo real de estas vacunas de perfil más bajo no ha sido bien establecida.En The Lancet, Analia Rearte y sus colegasinformar una evaluación en el mundo real de la efectividad de las vacunas rAd26-rAd5 (Sputnik V), ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca) y BBIBP-CorV (Sinopharm). El gran estudio a nivel nacional en Argentina involucró a 1 282 928 individuos (693 170 [54·0%] mujeres) de 60 años o más. Las dos vacunas de vectores virales, rAd26-rAd5 (93·1% [IC del 95%: 92·6–93·5]) y ChAdOx1 nCoV-19 (93·7% [93·2–94·3]), fueron más efectivas para prevenir la muerte por COVID-19 que la vacuna BBIBP-CorV del virus inactivado (85·0% [84·0–86·0]) después de dos dosis. Incluso con una sola dosis de cualquiera de las tres vacunas, la efectividad de prevenir la muerte fue de más dEl trabajo de Rearte y sus colega es una contribución importante que tiene ramificaciones para muchos países de ingresos bajos y medianos porque la elección de las vacunas disponibles en un país rara vez depende del tamaño del efecto observado en los ensayos clínicos primarios, sino más bien de las negociaciones de adquisición con varios fabricantes al principio de la pandemia. Por lo tanto, los hallazgos son tranquilizadores de que estas vacunas de perfil más bajo ofrecen importantes beneficios de prevención, incluso en personas mayores de 60 años que no habían sido reclutadas adecuadamente en estudios primarios de las vacunas. Los hallazgos refuerzan las ventajas de la dosificación adicional de las vacunas para mejorar la prevención y reducir la mortalidad; sin embargo, también muestran que una dosis única ofrece un gran beneficio de prevención, apoyando la implementación generalizada de una dosis única hasta que haya otras dosis disponibles.Rearte y sus colegas utilizaron un diseño negativo en la prueba, que se aplica con frecuencia en estudios de efectividad de la vacuna contra la influenza en el mundo real. Los estudios con prueba negativa son una forma de estudio de casos y controles en el que aquellos que dan positivo para una enfermedad, en este caso COVID-19, se comparan con los controles que se someten a las mismas pruebas por las mismas razones pero que dieron negativo. Las fortalezas del enfoque de prueba negativa en este estudio incluyen el tamaño de la muestra muy grande, los esfuerzos para reducir la confusión al tener en cuenta el conocimiento programático de la ampliación de la vacuna y las diferencias conocidas relacionadas con la búsqueda o el acceso a la atención médica. Las evaluaciones del mundo real no pueden capturar comportamientos elusivos que afectan la aceptación de la vacuna y el aumento de la exposición, en gran parte impulsados por inclinaciones sociales y culturales que no forman parte de un registro médico electrónico estándar. Aún así, suponiendo la aplicación coherente de los métodos descritos en este artículo por Rearte y sus colegas, todas las estimaciones futuras estarán sujetas a las mismas fuentes de sesgo potencial, proporcionando así una herramienta confiable para el monitoreo continuo de la inmunidad inducida por la vacuna en la población, junto con el cambio de las estaciones y las variantes dominantes.Evaluar la efectividad en el mundo real de las vacunas para cualquier enfermedad es un desafío, pero aún más con COVID-19 porque el despliegue de las vacunas se produjo con una velocidad sin precedentes en entornos sociales y geográficos divergentes. Estas vacunas se desarrollaron durante el período inicial de la pandemia, cuando las variantes del SARS-CoV-2 eran poco conocidas. El despliegue en Argentina ocurrió cuando la variante lambda (C.37) fue el subtipo dominante en el continente de América del Sur. Argentina está experimentando un aumento en los casos, muy probablemente relacionados con el omicron (B.1.1.529).A diferencia de otros continentes, la variante delta (B.1.617.2) no ha desarrollado un gran punto de apoyo en la región, pero la aparición del omicron como una variante altamente transmisible ahora requiere un monitoreo cuidadoso para determinar la propagación de la misma en América del Sur y si las nuevas mutaciones debilitan la morbilidad asociada con la infección. La evidencia de América del Norte reportada a principios de 2022 indicó que dos dosis de vacuna pueden ser menos efectivas de lo esperado para proteger contra la infección por omicrones, pero que una tercera dosis de vacuna con una vacuna de ARNm ofreció cierta protección (82%) que disminuye con el tiempo. La definición de vacunado completo ahora es razonablemente de tres dosis.Las muchas preguntas respondidas por Rearte y sus colegas son importantes para todos los países que eligen qué vacunas distribuir. La evidencia de que las vacunas rAd26-rAd5 y ChAdOx1 nCoV-19 ofrecen un poco más de protección que BBIBP-CorV debe equilibrarse con los costos y la disponibilidad de estas vacunas. Un factor importante a considerar es la evidencia emergente que indica que la mezcla de vacunas ofrece resultados favorables y apoya la distribución de cualquier vacuna que esté fácilmente disponible.

9

Miniatura de la figura fx1
Ver imagen grandeCopyright © 2022 Marcos Brindicci/Stringer/Getty Images

EJM es empleado de Platform Life Sciences, que es una empresa privada que proporciona consultoría sobre el diseño y los métodos de ensayos de salud global. Platform Life Sciences no está involucrada en ningún trabajo sobre las vacunas COVID-19. EJM ha sido empleado anteriormente por Cytel, que contrata investigación y desarrollo de software. GR es el fundador y empleado de Cardresearch, que lidera el ensayo brasileño TOGETHER de terapias reutilizadas para el SARS-CoV-2.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Un comentario en “Evaluación de las vacunas contra la COVID-19 en el mundo real. Lancet 25 de Marzo 2022.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: