¿Dónde están las ventajas competitivas en la empresa sanitaria moderna?

5 PARTE

Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUD.

CUATRO DIRECCIONES DEL CAMBIO:

El cambio radical, creativo, intermediación y progresivo.

Pueden ser distintas etapas evolutivas en la ola de evolución estratégica de la organización. La estrategia son momentos que se deben aprovechar en una determinada dirección hacia la calidad, la seguridad, la digitalización, efectividad, equidad, excelencia, atención centrada en la persona y eficiencia. Asimismo en la gestión de la complejidad tenemos tiempos entrópicos, de caos, de regulación y de consolidación, para que una vez que se sale del status quo peligroso, de gastar energía para no hacer nada, que todo sea una rutina no creativa sin kaizen, que es la entropía, pasamos a etapas donde se entiende el cambio, su necesidad, la positividad, luego de esa prueba se expande y luego se incorpora a la cultura.

Estas trayectorias están relacionadas con amenazas de obsolescencia. Que en la
sanidad argentina, no es tan despiadada, porque todavía se sigue pagando una
práctica al mismo valor, independientemente de la tecnología y de su generación. La
primera amenaza de obsolescencia es cuando la actividad principal entra en zona de
meseta o declinación, o sea que se vuelven menos relevantes, en las empresas de
salud: solamente facturar, producir, hacer prácticas, sin asumir transferencias de
riesgos. La segunda amenaza de obsolescencia, cuando los activos no lograr generar el
mismo valor que antes, ocurre en las empresas de salud, cuando sus profesionales, sus
prácticas son comunes en otras instituciones.
Estar preparado para el cambio, para modificar el rumbo, que cada acontecimiento sea
una oportunidad para el cambio. Luego del hecho disruptivo, ocurre una etapa
conmocional, otra de caos, una transicional, regulatoria y generadora de
conocimiento. Siempre hay que pensar en el futuro, sino es una actitud negligente.
“Cuando se sienten bloqueadas las personas pragmáticas, siguen adelante convencidas
de que si hacen algo las ideas aparecerán” lo que implica entropía, improvisación, pero
no creación o movimiento. Esto es ocasionado a veces con factores diversos. Como
identificar una capacidad central, ponerla en evidencia, mostrarla a los usuarios

Otro elemento que se relaciona con esto es el efecto halo, que desde la gestión se
expresa como cuidado que resultados positivos pueden generar grandes ineficiencias,
malos resultados. Gran parte de los conceptos en la gestión son ambiguos difíciles de
definir: el liderazgo, la cultura corporativa y la orientación hacia el cliente. Se suele
deducir de ellos percepciones de otro origen, duras, en apariencia más concreta y
tangible: el rendimiento financiero. Las empresas que les va bien, que sus ventas
crecen, que tiene alta rentabilidad, el valor de la misma se incrementa, genera una
tendencia, algo triunfalista en que la empresa de salud, tiene una estrategia sólida, un
líder visionario, empleados motivados, una excelente orientación hacia el cliente y una
cultura que amalgama

Sugerir que las empresas pueden aplicar un modelo
que garantiza el éxito sostenido suena atractivo, pero no está respaldado por la
evidencia. No estar encandilados por el éxito y negar a los competidores,
especialmente cuando son innovadores y pueden superar a los competidores. “La
necesidad de cambio suele ser palmaria, pero no la advertimos. La luz de lo que vemos
nos enceguece, y esto hace que subestimemos la amenaza”. “Cuanto más nos
aferramos a los mapas mentales que nos condujeron al éxito, más difícil es reconocer
que debemos modificarlos”

Los cambios radicales en la salud están ocurriendo de la mano de la incorporación de
las nuevas tecnologías diagnósticas, farmacológicas y de tratamiento en general.
Que
lleva a la necesidad de transformar todos los procesos. La salud experimenta,
entonces, una etapa de transformación radical, que el conocimiento en los próximos
cinco años estallara mas que en los cinco mil años anteriores. El mundo advierte
grandes avances científicos y tecnológicos, en el campo de la biomedicina, del
tratamiento del cáncer, del HIV SIDA, de la insuficiencia cardíaca, de las arritmias, de la
epilepsia, de los trasplantes, de las leucemias, por citar solamente algunos ejemplos.
Es muy desafiante este mundo de la innovación, el cambio radical y la productividad.

El segundo elemento es el cambio en la tercerización y la intermediación, encontrando
formas no convencionales de extraer valor de los recursos centrales, disminuir los
costos de transacción. Un prepago puede incorporar una empresa de emergencia, si
tiene varios sanatorios empresas de mantenimiento, lavado de ropa, esterilización, de
recursos humanos y de reclutamiento.

El cambio creativo surge cuando la amenaza se cierne sobre los principales activos,
pero las actividades centrales se mantienen estables. Como ocurre con un financiador
de salud, cuando por el precio que puede y está dispuesto a pagar, no consigue buenos
prestadores y entonces empieza a integrarse con el proveedor, pero siempre los une
una relación de conveniencia, que a su vez está afectada por otras fuerzas, como los
convenios de sanidad, que generan aumento en el setenta o cincuenta por ciento del
total de gasto. En el marco del cambio creativo la innovación se produce de un modo
intermitente. Las industrias farmacéuticas más importantes, no son las nuevas en el
mercado, sino las que conservaron su fortaleza al capitalizar redes de relaciones.
Cambio progresivo se asemeja a la creativa en las empresas que dominan el mercado,
como en los proveedores y los usuarios

Finalmente existe el cambio progresivo, donde los usuarios intentan junto a los
proveedores preservar el estatus quo, pero las fuerzas de los nuevos actores, que
presionan para entrar al mercado obligan a que los prestadores modifiquen sus

estructuras, tecnologías, organización de los equipos, certificaciones. Es un tipo de
cambio en el que hay avances y la tecnología puede tener un impacto enorme,
especialmente la tecnología de la información, que se tornan recursos centrales, que
solo con el tiempo muestran indicadores que sirven para tomar decisiones desde un
sistema técnico más confiable. El cambio progresivo significa que es menor o más
lento, pero suele conducir a grandes mejoras y a cambios sustanciales, que permiten la
adaptación, y la adquisición de nuevas competencias. La meta es desarrollar los
recursos y las capacidades con firmeza y de manera gradual. La empresa no arriesga de
esta forma grandes sumas, antes de saber si agrega valor.

“se suele decir, y asumir, que el mundo cambia, pero se presta poca atención a las
consecuencias que esto tienen sobre las personas. Sin duda, el mundo de hoy no es
previsible, es impreciso, difuso, fluido. Este cambio es origina a partir de las
transiciones, las estructuras fueron reemplazadas por redes organizacionales, los
sistemas verticales son reemplazados por los transversales, para desarrollar el talento”


Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: