¿Dónde están las ventajas competitivas en la empresa sanitaria moderna?

Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular de la Universidad ISALUD

4 PARTE.

Innovación y desarrollo como fuente de ventajas competitivas para las empresas
de salud

Las estrategias difieren mucho según las oportunidades o los desafíos que enfrenta
cada empresa. Los pasos dados hacia la seguridad, la sustentabilidad y el ajuste con
tiempo conducen a opciones inesperadas. Las acciones generan nuevas fuentes de
ventaja competitiva, porque se genera conciencia sobre el uso, sobre la necesidad de
ahorrar en los pequeños gastos, porque los grandes se cuidan por si solos. Evitar los
costos ocultos de la ineficiencia, la merma y el desperdicio. La escasez de recursos se
incrementará en los próximos años, por lo tanto hay que implementar soluciones.

Cuando un producto está maduro, se hace siempre igual, se ven escasas y lejanas
posibilidades de innovación, la organización persigue implacablemente eficiencia en el
proceso, lo cual en el mejor de los casos, posterga la inevitable declinación. Las
adquisiciones audaces y los proyectos de investigación se descartan como intentos de
recuperar un proceso.

En cualquier industria la innovación disruptiva crea nuevos mercados y nuevo
crecimiento, las innovaciones en la salud, llevan a buscar usuarios que están fuera del
alcance del radar de su negocio tradicional. A veces inclusive esas innovaciones no son
valoradas, no se las impulsa como se debe y se mantienen como una acción más o
ligeramente distinta. Continuidad e integridad de atención, que la gente no espere,
que reciba lo que necesita en el momento que lo requiera, que se le recuerden
controles, que se le otorguen turnos luego que un paciente se va de alta, si tiene varias
patologías o enfermedades que afectan su vida, se lo colca bajo la gestión de
enfermedad.

El descubrimiento, la excelencia, el altruismo, y el heroísmo, son los propósitos
morales que le dan trascendencia a la gestión.

El descubrimiento es la moralidad de lo nuevo, lo nuevo para mejorar la calidad de
vida y los procesos de atención, de cuidado, de rehabilitación. Los innovadores
tenderán a diferenciarse en gama de productos, pero hay que diferenciarse por el
trato humanitario a los pacientes. El descubrimiento es el desafío de la aventura.

La excelencia tiene la representación de lo bueno, de la calidad, del cumplimiento, de la eficiencia. “los artesanos medievales tallaban con igual dedicación las partes ocultas de
la catedral de las expuestas al público, porque díos vería todas las tallas”. Las empresas
que se juegan por la calidad, prefieren perder clientes, pero no bajar la calidad de lo
que hacen. Esto significa menos enfermeras, menos seguimiento médico, peores
medicamentos o más económicos. Postergar estudios. El propósito moral de la
excelencia hay que asumir el compromiso por la calidad y la eficiencia, el escuchar a
los usuarios, a controlar el aumento de los costos, pero no liderar en los costos. La
excelencia es la realización de la virtud.

El altruismo significa lo útil, lo que da placer en la gestión, que es generar un
ambiente,
condiciones de trabajo para que las personas se desarrollen como
individuos, como gente que atiende a otra gente. La caridad, preocuparse, acompañar
el dolor, seguir a los pacientes, ayudar a las familias. El altruismo es el propósito moral
subyacente en los grandes movimientos, sociales, políticos, organizaciones benéficas,
empresas comprometidas con la sociedad, básicamente en las organizaciones de salud
toma la forma del servicio personal que va más allá de la obligación formal. Otra
variante tradicional del altruismo es el paternalismo con el personal, esto hace
impacto en la organización magnética, los hospitales magnéticos, que permiten
contener a los trabajadores, evitar la rotación, permitir el crecimiento de las personas.
Este propósito es uno de los más comprometidos con los gerentes, porque cualquier
desliz, puede ser percibido como hipócrita. Los propósitos morales ejercen más
influencia más prolongada sobre el espíritu de las empresas que el magnetismo de sus
líderes.
El heroísmo, significa lo eficaz, le efectivo, la eficacia del poder, de ejercer el poder
para que las cosas cambien, para que las empresas merezcan ser vividas. Es una
obsesión por ganar, el propósito último de cualquier acción es aumentar el logro y la
eficacia. En la salud es hacer las prestaciones costo efectivas, que tengan costo
efectividad. Es ser respetado por su fortaleza y eficacia, por los resultados, por mejorar
la calidad de vida. La verdadera dimensión de los hombres se demuestra cuando
tienen poder.

Quedan así reunidos algunos propósitos trascendentes que son más fuertes que los
valores tradicionales de la empresa, a estos se puede agregar la búsqueda de la
equidad, la excelencia y la igualdad

Es frecuente observar que el problema radica en la falta de comprensión de los
comportamientos del sistema de salud
en el que operan, y la naturaleza del cambio
que transita, que está impulsado por un factor común, como es el aumento inusitado
de los costos, por sustitución de tecnología de los tratamientos y diagnóstico.

Lleva a decidir cuatro direcciones del cambio, con viento a favor: el cambio radical,
cambio en la intermediación, cambio creativo y cambio progresivo
.


Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: