El derecho a la salud no es un bien de lujo

La salud es un componente sustancial del capital humano y un factor determinante
en la generación de crecimiento económico sostenible. La buena salud reduce la
cantidad de horas perdidas debido a enfermedad, incrementa la productividad de
la fuerza de trabajo, aumenta las rentas individuales, por ello produce reasignación
inmediata de la riqueza. Las epidemias y las endemias erosionan la cooperación
social, la estabilidad política y económica. Como consecuencia de ello es dable
sostener que la salud integra el sistema de derechos inalienables. El enfoque de
derechos entendido como un sistema coherente de principios y pautas aplicables
a las políticas de desarrollo, fija marcos para la definición de los contenidos y las
orientaciones, pero también incide en la elaboración e implementación de las
políticas.

Se colocó en la agenda del gobierno actual en concurrir en mejorar la situación de los más postergado, procurando vía aumento de los impuestos lograr el equilibrio fiscal, el superávit primario, el externo, cuidar las divisas, y generar mediante ambos superavit la
acumulación de reservas, la renegociación de la deuda con el FMI, la lucha contra la inflación, contra la pobreza y el hambre, la inseguridad, la competitividad del aparato productivo, la educación, el empleo, atender a los más postergados,
fijando la calidad institucional en la mediación de los conflictos distributivos. ¿No
será el momento de progresar en algunos ejes, que hagan al desarrollo?

¿Es verdad que queremos una sociedad más justa y un país desarrollado? eso
que tanto se escucha. Que se aspira a una sociedad socialmente más justa y
menos desigual, pero hemos llegado a un punto en que hasta los dinosaurios se
espantan, podemos agendar algunos asuntos relevantes a encarar para la
construcción de ese futuro, más allá de la obviedad de que necesitamos más
producción, con más trabajo y más ingreso mejor distribuido.

No hay actividad económica que concentre el 9,4 % del PBI Mundial, como la
salud y de la Argentina en particular
, que emplee mayor cantidad de seres
humanos, siendo el National Health Service la empresa con mayor cantidad de
empleados de Europa. El sector es innovador, como el sector informático.
Produce servicios calificados de mano de obra intensiva. Muy pocas fábricas
tienen hoy más de mil empleados, muchos hospitales tienen cifras superiores.
Este manejo fenomenal de recursos e inflacionario vegetativamente, crece el 7%
por año, que implica que los estados tengan que invertir más que el crecimiento
del producto bruto a Salud. Por ello los sistemas universales se limitan por lista de
espera, y los organizados por planes de salud, como el nuestro, por su capacidad
de pago.

Los cambios demográficos son El aumento de la longevidad de la población, la
baja tasa de natalidad y el incremento de la inmigración procedente de otros
países. El aumento de la longevidad de la población ha supuesto un incremento
de las necesidades sanitarias, tanto por el diagnóstico de nuevas enfermedades
relacionadas con el hecho de vivir más años como por un aumento de la
frecuentación de los servicios de salud.
Asímismo, los conceptos de “cuidar” y de “calidad de vida” aparecen asociados al
desarrollo de servicios sociosanitarios específicos para la vejez de carácter
integral, que comprenden desde la prevención de enfermedades y promoción de la
salud hasta la rehabilitación y paliación. A ello se une el desarrollo emergente de
nuevas formas asistenciales, como la asistencia a domicilio, residencias asistidas
o los cuidados paliativos; nuevas especialidades médicas, como la geriatría; o la
mayor visibilidad de otras profesiones sanitarias, como los asistentes sociales

En este país
con una mortalidad infantil del 9,2 por mil, que desciende en los últimos cuatro
años, ¿pero no tendría que ser menor? ¿Cuantas muertes evitables encierra ese
número aparentemente favorable?. Si muchas, si innecesarias e injustas, que
deben generar conciencia como fallas del sistema, no cómo una cuestión
partidista, de gobierno, de partido, sino de estado. Hay más gente que accede a
edades superiores a 65 años, el reloj biológico es el mismo, pero se le dio más
calidad de vida a los años. El desafío en generar hábitos saludables, un modelo
ecológico de salud y no disease moongering o enfermedades inventadas.

Los aspectos nutricionales adquieren un papel preponderante, y afectan los
rendimientos cognitivos, por ello también un sistema de cobertura debe asegurar
una alimentación saludable, que cubra los requerimientos calóricos, de proteínas y
vitaminas sustanciales para el desarrollo de la persona. Se generan habilidades
para incrementar las capacidades, las competencias. Los rendimientos escolares y
como consecuencia de ello el desarrollo de habilidades futuras.
La prolongación de la esperanza de vida ha sido un anhelo de la humanidad. En
este sentido, el envejecimiento puede ser considerado un logro en el que mucho
ha aportado el desarrollo científico técnico alcanzado.

Sin embargo, la
longevidad de mayor cantidad de habitantes, está produciendo retos sin
precedentes a los responsables de la elaboración de políticas en general y a los
ciudadanos en particular, pues se deberán mantener los niveles de seguridad
social y económica, y la oferta de servicios de salud de calidad a un segmento de
la población que, por su avanzada edad, se encuentra en desventaja para afrontar
las exigencias sociales de la contemporaneidad. Integración de servicios sociales
con los sanitarios, en la ancianidad, en la discapacidad y en salud mental.

En nuestro país se da una particularidad, la proporción de argentinos de más de
65 años aumenta cada año en algunas urbes esta en valores Europeos
, la epidemiología actual establece que la enfermedad coronaria, el stroke, la enfermedad pulmonar, el cáncer de pulmón, de mama, de próstata, y al mismo tiempo coexisten la patologías del subdesarrollo como la neumonía . Es una transición demoepidemiológica cuasi tardía, porque baja el índice de natalidad. Sabemos que los mayores tienden a requerir más servicios médicos que las personas más jóvenes.

En la actualidad los pacientes exigen a la Medicina, más de lo que esta puede
darle y creen siempre que las cosas no marchan bien
, se debe que el profesional
que tiene enfrente es un médico que no está informado, o que no está accediendo
a la solución de su problema por cuestiones económicas. Pero cuidado más dinero
en la salud, no es igual a mejores servicios y más equitativos.

La inversión en salud es un prerrequisito para el crecimiento económico, por
lo tanto debe estar incentivada, y no como en la actualidad

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Un comentario en “El derecho a la salud no es un bien de lujo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: