¿Es correcto que el sistema de seguros de salud cubra la cirugía del cambio de sexo?

4 capítulo.

Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUD.

Preguntas de Hipótesis:

1. ¿Es correcto que el sistema de la seguridad social cubra la cirugía de cambio de sexo?

La disforia de género o transexualismo es una condición que comprende a las personas
que padecen profundo malestar o rechazo hacia el sexo biológico por cuanto se
identifican con el sexo opuesto. Por lo tanto, se asocia a disfunción biopsicosocial y
compromiso severo de la calidad de vida. En el tratamiento multidisciplinario de los pacientes transexuales, el último paso corresponde a la cirugía de reasignación genital. Hasta la fecha no se dispone de estudios epidemiológicos formales sobre incidencia y prevalencia, por lo que, en general, los esfuerzos para llegar a estimaciones realistas encuentran enormes dificultades. Sin embargo, la incidencia descrita corresponde a 1 en 60.000, lo que parece constante en diferentes razas y culturas. Los transexuales del sexo masculino al femenino (hombre –mujer), son cuatro veces más frecuentes que los transexuales del sexo femenino al masculino (mujer-hombre). Por tratarse de una condición de baja frecuencia, es poco lo que se conoce sobre el impacto del tratamiento, incluida la cirugía de reasignación genital (CRG), en la población.

El Gobierno reglamentó, tres años después de la sanción, un artículo de la Ley de Identidad de Género que establece las condiciones para las cirugías y tratamientos hormonales integrales de adecuación del cuerpo a la identidad sexual autopercibida, lo que fue celebrado por organizaciones homosexuales.

La reglamentación del artículo 11 de la ley fue reglamentada por el decreto 903/2015, publicado en el Boletín Oficial

La disposición enumera las cirugías y tratamientos para adecuar el cuerpo a la identidad sexual autopercibida y dispone que deberán ser incluidas en el Plan Médico Obligatorio (PMO).

Desde un punto de vista reglamentario debe cubrirse promulgación y reglamentación, se debe cumplir.

No es una patología la transexualidad, entonces no debería cubrir la corrección del género las obras sociales, con dinero de aportes y contribuciones como salario diferido asignado al cuidado de la salud, para reafirmarlo con una cirugía que genera una asignación de recursos que instala un costo de oportunidad, postergando otros gastos, como lo hacen los medicamentos de alto costo en indicaciones of label y si no realizarse por sobreprescribir

¿Si no es una enfermedad, lo debe cubrir los seguros de salud?

Lo deben cubrir, pero es fundamental que los equipos estén integrados por profesionales de la disciplina psicológica, endocrinólogo, cirujano plástico, urólogo. Que los pacientes no lleguen con falsas expectativas, que piensen que es un tratamiento extenso, con pequeños avances y el placer puede tardar un tiempo en obtenerse.

En el momento que se promulgó, tal vez existieran otras prioridades, y otras disforias no deberían ser cubiertas, y allí entramos en un ámbito que se puede abrir a un reclamo.

La disforia es un sentimiento de malestar que pueden o no padecer las personas transexuales y que es fruto de presiones exteriores que se alimentan en estereotipos y de discursos como el suyo.

Igual pregunta deberíamos formularnos para la discapacidad, que no debemos patologizarla tampoco, los discapacitados son sujetos de derecho, entonces sus necesidades la debe cubrir el sistema de salud, o el bienestar social. Entiéndase bien cual es la idea que pretendo instalar. Son supuestos que nos tenemos que formular. Plantear escenarios. No son momentos de suprimir derechos. No. Pero si que no sigamos como si los dineros de la salud sobrarán porque no es así. Faltan decididamente los recursos son escasos.

¿De ser así, no debería recibir una cobertura financiera vía impuestos?

Como para otros aspectos que se han decidido financiar por vía de asignación de derechos, para evolucionar como sociedad, pero la estructura de gastos se altera permanentemente porque existen prioridades como lo son trasplantes, nuevos medicamentos oncológicos, dispositivos e implantes, y si los recursos no alcanzan, que hacemos, huimos hacia adelante.

No sería el momento de definir un seguro contra enfermedades que generen gastos catastróficos y hacer sustentable al sistema de salud.

Si la sociedad voto y reglamentó por estos derechos, también debe votar y reglamentar de donde provienen los recursos. Donde están los fondos para que una cirugía de cambio de sexo, genere un costo de oportunidad con otras intervenciones.

¿Es posible hacer replanteos fundacionales, sin ideologizar las decisiones?

Debemos hacer planteos desde la salud pública, el modelo de cobertura que podemos darle a la población, formalizar el acceso a los sistemas de salud, y no plantearlo desde la revolución de la defensa de los derechos.

Conclusión:

Es correcto que lo cubra, existe una ley y esta reglamentada.

Se debe ver como en todos los casos de las leyes especiales, cómo afectan los costos de la cápita o costo del programa médico obligatorio.

Como aumentar el riesgo de las entidades prestadoras de salud.

Como puede definirse si es apropiado, y cuando es pertinente.

Es imperioso seguir acumulando experiencia, ver las complicaciones de sustentabilidad, solvencia, de salud, de resultados que generan estas intervenciones.

De esta forma, estos nuevos derechos, que mejorarán nuestra vida de relación se plasmarán en una mejor convivencia, menos reclamos, y más salud para toda la población.

Se debe crear un área dentro de la seguridad social de agencia de evaluación de tecnologías y otras de calidad, como también una dirección que valorice en forma permanente el costo real del programa médico obligatorio y ver como se pueden cubrir las asimetrías entre las distintas obras sociales.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: