Protección a los cuidadores durante la pandemia.

autor: Carlos Alberto Díaz. Profesor Titular Universidad ISALUD.

Mario Benedetti dijo que cuando aprendió todas las respuestas, nos cambiaron las preguntas, y para contestar esta nuevas demandas de la población, no tenemos libros, pero si no puede faltar la atención integral e integrada, la respuesta social, y la salud en todas las políticas.

Estamos frente a la primera epidemia que tendría capacidad para comprometer la salud Global de la humanidad en la era neoveseliana de la medicina con una pandemia, en corto tiempo, que exigirá medidas firmes, con un comando único, con una determinación contundente en función de atenuar los daños generados por un virus que se propagará siguiendo un ciclo exponencial, porque no hay forma de contenerlo.

Entonces las respuestas de hoy, y las medidas del presente, solo tienen validez unos pocos días, no inventar, si innovar en algunas cosas, no tomar medidas aisladas, sino viendo como se relacionan unas con las otras, primero es evitar las muertes evitables, y entre ellas está la falta de ingresos a los que tienen trabajo informal o tienen asistencia.

Es fundamental apoyar al recurso humano, porque en esta guerra, los soldados son el personal de salud, y estos tienen que estar apoyados, protegidos y cuidados, capacitados entrenados, todos los días y con periodicidad mientras dure la crisis, es sustancial concentrar el personal calificado donde se requiere y no diversificarlo con cosas que se pueden postergar. Se recomienda garantizar las barreras para evitar contacto, y aislamiento de gota, intensificar la higiene ambiental y la práctica general de prevención de las infecciones, equipos de protección de personal, que incluya bata o camisolín o traje mameluco, guantes y barbijo, teniendo a disposición un barbijo N95. El mayor problema esta en el departamento de emergencias, y en el laboratorio, durante la instancia de la toma de la muestra. En la emergencia el mayor problema es el hacinamiento, es esencial colocar una máscara facial a todos los pacientes a la llegada, y elementos para efectuar higiene de manos, los pacientes deben estar separados de la población general, un espacio bien ventilado y con una distancia de más de un metro hasta que puedan colocar en una sala de aislamiento. Un enfoque fundamental en la capacitación de los equipos de salud y la adherencia a la utilización de los elementos barrera y las recomendaciones de higiene puede ayudar a proporcionar un enfoque prioritario. Decirles a los cuidadores que se concentren y que sean claros y específicos sobre cómo hacerlo puede promover calma durante una epidemia. además la higiene de manos mejorada y la descontaminación de las superficies son claves para la seguridad. Se sabe que el virus resiste horas o días en las diferentes superficies y si el paciente, no se lava las manos luego de tocar la superficie se contaminará. Las máscaras y las gafas protectoras y los guantes son gestos que generan más seguridad. El personal de atención debe concentrarse en la higiene meticulosa de las manos y evitar contaminar los espacios de trabajo. Se deben limpiar los estetoscopios.

Podríamos diferenciar establecimientos para coronavirus, y otros que esten libres de Covid.

Es imperioso que la gente no se desplace si no tiene razones fundamentales, que tenga conciencia social y no incremente la posibilidad de diseminar el germen.

Modelos de alta concientización y disciplina como en Japón, donde tienen 120 millones de habitantes y 800 enfermos, donde la gran mayoría de los individuos, son educados, informados y disciplinados, y como en Singapur tienen confianza en sus dirigentes.

El mayor problema que tenemos en la actualidad es el diagnóstico rápido, liberar camas que estén ocupadas en otras patologías o pacientes sociales, romper los tabiques del sistema de salud, que hacen a la fragmentación y segmentación, formar y entrenar personas, retribuir social y económicamente el esfuerzo. EL DIAGNOSTICO RAPIDO AHORRA COSTOS, CONCENTRA ESFUERZOS, SIRVE PARA DAR DE ALTA A LOS PACIENTES QUE NEGATIVIZAN. EL DIAGNÓSTICO RÁPIDO ES COSTO EFECTIVO.

En la actualidad se está cometiendo la aberración de aislar al paciente sospechoso, en espera de diagnóstico, paciente que no tiene ningún criterio clínico. De esa manera se están bloqueando camas, con pacientes con sospecha y no graves, se están atendiendo pacientes graves, que requieren asistencia mecánica, y el estallido será rápido, ante que se tomen las medidas. Los modelos de progresión los más bruscos fueron los Chinos, los españoles y luego los italianos.

La población debe entender rápidamente que si no guarda y genera alejamiento de contacto, no podremos hacer nada. la conciencia individual es la medida más importante. No es como una gripe.

Por nuestra idiosincrasia, no se pueden aplicar las medidas tan extremas, como en Singapur, Corea o China, en una mezcla de ideología, y temor al autoritarismo ideologisante, que lleva a manifestarse en unos días recordando un episodio triste que la última ruptura del orden institucional.

los trabajadores de salud deben controlarse e informar tienen la obligación de hacerlo como siempre pero ahora más porque pueden contagiar a otros pacientes.

la seguridad de la fuerza laboral es una alta prioridad. La capacitación activa en el uso adecuado de las precauciones de barrera y las prácticas de higiene son importantes.

Muchos de los trabajadores que tienen factores de riesgo, aumentan las posibilidades de tener una infección grave, deberán ser redistribuidos en sitios de menor riesgo, no es posible eliminar por completo el riesgo pero pueden hacerse ajustes prudentes. Esta acción desde el momento inicial. Especialmente son útiles para sistemas de triage telefónica y sistemas de telemedicina para orientar y tranquilizar a los pacientes.

Al reconocer el riesgo de la escasez de los trabajadores de salud, las organizaciones prohíben los viajes, para tenerlos disponibles y que no se enfermen, pero no como ocurre en Argentina, que viajaron dos semanas y tuvieron cuarentena a la vuelta entonces están un mes de licencia.

Los cuidadores de primera línea tienen un particular aspecto comunicacional como cuidarse se pasa la enfermedad en su domicilio, y posteriormente como evita el contagio a sus familiares, especialmente cuando se trata de ancianos familiares, inmunocomprometidos o con afecciones crónicas.

Otro elemento importante es intensificar el uso de ropa blanca que no salga del hospital se uso solo durante su estancia, pueda ser lavada y decontaminada. Con las barreras biológicas adecuadas para el personal de lavandería.

El personal aconsejan en muchos lugares que se bañen al llegar a su casa dejen sus zapatos y cambien la ropa, Decontaminar las superficies de los hogares de los trabajadores de la salud.

Las personas de los equipos de salud médicos, enfermeros, kinesiólogos, administrativos, camilleros, personal de limpieza y cocina, deben entender la necesidad de formar equipos complementarios para dar respuesta prolongada a la epidemia de COVID 19, que durará varios meses, porque seguirán entrando casos en nuevos ciclos de viajes o migratorios de países limítrofes,

la información frecuente y las sesiones de retroalimentación con los gerentes locales y la comunidad más amplia de las instalaciones complementadas por una comunicación clara, concisa y medida, ayudarán a los equipos a mantenerse enfocados en la atención y seguros en sus roles.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: