Empleo Universal de mascarillas o barbijos en Hospitales en la Era Covid-19

Comentario de Carlos Alberto Díaz.

Objetivo:

Expresar la problemática de esta realidad de evitar el contagio del personal administrando recursos escasos. En este Caso, quienes tienen que usar universalmente las máscaras tricapa quirúrgicas.

Introducción:

La mejor manera de mantener a la gente sintiéndose segura y reducir las posibilidades de transmisión, el comando de seguridad de pacientes y personal ha decidido, fue darle a cada empleado una máscara, para usar para todo su turno a menos que se moje o se ensucie. Tenían suficiente para hacer eso ahora, pero eso no duraría toda la pandemia.

” no Todos queremos ser tontos”, dijo Julia Sinclair, una comando de seguridad de pacientes y personal, que se sentó al lado, pero a 6 pies de distancia de Morris, presidiendo juntos la sala de conferencias sin ventanas. “Si podemos apoyar esto durante una semana, y luego nos quedamos sin máscaras, ¿realmente hemos tomado la decisión correcta?” No, y todos estuvieron de acuerdo. Sabían que necesitaban consolidar sus suministros, para poder medir mejor cuántas máscaras tenían y controlar su uso.

En nuestro hospital promedio, gastábamos 10.550 mascaras quirúrgicas por mes, entonces decidimos stockearnos de 50.000 el primer mes y solo con algunos casos, consumimos 23.000 máscaras, con un 25% de la actividad quirúrgica habitual y unos 20 pacientes sospechosos, toda una estampida en los consumos, lo que nos llevó a tomar medidas de entregar en mano, de hacer kits, de no dejar libremente en los pies de cada cama de terapia o de las habitaciones de inmunocomprometidos o de los aislamientos porque desaparecían.

Siguiendo con la transcripción del relato:

“Literalmente, tan pronto como salga este mensaje, quiero que un equipo en su lugar salga a recoger suministros, porque creo que podría haber acaparamiento, racional, reflexivo y centrado en el paciente”, dijo, sonriendo con tristeza, deseando, como todos los demás, que no tuvieran que hacer esto.

“Una estrategia de universalizar el uso de la máscar no va a ser una cura para todos, no va a ser una panacea en sí misma. ... Digamos que soy el empleado mínimamente enfermo y llevo una máscara, pero como todos lo hacemos cuando usamos una máscara, la ajustamos constantemente, y por lo tanto tienes virus en tus manos. Si no te lavas las manos también, eso no va a funcionar”. Hizo hincapié en la necesidad de un mayor cribado de empleados y pacientes, un aumento de las pruebas para los pacientes en los departamentos de emergencia sin hogar y una mejor higiene de las manos.

En cuanto a las provisiones.

“Parte de nuestro problema es en quién confiar”, dijo Lisa Scannell, directora de gestión de la cadena de suministro de Partners. “Algunos proveedores están pidiendo dinero por adelantado. … Existe la posibilidad de que el producto no entre”. “Puedes ser estafado”, agregó Markell. Pero esta oferta había llegado de un distribuidor con el que habían trabajado antes, y se aprovecharon de ella. Podrían conseguir entre 1 millón y 2 millones de máscaras al mes.

Empleo Universal de mascarillas o barbijos en Hospitales en la Era Covid-19

Autores: Klomplas M et Al New England Journal of Medicine 1 de Abril 2020.

A medida que la pandemia sarS-CoV-2 sigue creciendo, los sistemas hospitalarios están luchando para intensificar sus medidas para proteger a los pacientes y a los trabajadores de la salud del virus. Un número cada vez mayor de proveedores de primera línea se preguntan si este esfuerzo debería incluir el uso universal de máscaras por parte de todos los trabajadores sanitarios. El uso universal ya es una práctica habitual en Hong Kong, Singapur y otras partes de Asia y recientemente ha sido adoptado por un puñado de hospitales estadounidenses.

Sabemos que usar una máscara fuera de los centros de salud ofrece poca, si la hay, protección contra la infección. Las autoridades de salud pública definen una exposición significativa a Covid-19 como contacto cara a cara dentro de 6 pies con un paciente con Covid-19 sintomático que se mantiene durante al menos unos minutos (y algunos dicen más de 10 minutos o incluso 30 minutos). Por lo tanto, la posibilidad de atrapar a Covid-19 de una interacción pasajera en un espacio público es mínima. En muchos casos, el deseo de enmascaramiento generalizado es una reacción reflexiva a la ansiedad por la pandemia.

Sin embargo, el cálculo puede ser diferente en entornos de atención médica. En primer lugar, una máscara es un componente central de la necesidad de los médicos del equipo de protección personal (EPP) cuando se atienden a pacientes sintomáticos con infecciones virales respiratorias, junto con bata, guantes y protección ocular. Enmascarar en este contexto ya es parte de las operaciones rutinarias para la mayoría de los hospitales. Lo que está menos claro es si una máscara ofrece una protección adicional en entornos de atención médica en los que el usuario no tiene interacciones directas con pacientes sintomáticos.

Hay dos escenarios en los que puede haber posibles beneficios.

  • El primero es durante el cuidado de un paciente con Covid-19 no reconocido. Una máscara sola en este entorno reducirá el riesgo sólo ligeramente, sin embargo, ya que no proporciona protección contra las gotas que pueden entrar en los ojos o de las gotitas en el paciente o en el entorno que los asistentes pueden recoger en sus manos y llevar a sus mucosas membranas (particularmente dada la preocupación de que los usuarios de máscaras pueden tener una mayor tendencia a tocarse la cara).
  • Más convincente es la posibilidad de que el uso de una máscara puede reducir la probabilidad de transmisión de trabajadores de la salud asintomáticos y mínimamente sintomáticos con Covid-19 a otros proveedores y pacientes. Esta preocupación aumenta a medida que Covid-19 se generaliza en la comunidad. Nos enfrentamos a un riesgo constante de que un trabajador de la salud con infección temprana pueda llevar el virus a nuestras instalaciones y transmitirlo a otros. La transmisión de personas con infección asintomática ha sido bien documentada, aunque no está claro en qué medida dicha transmisión contribuye a la propagación general de la infección.
  • Más insidioso puede ser el trabajador de la salud que viene a trabajar con síntomas leves y ambiguos, como fatiga o dolores musculares, o una garganta raspada y congestión nasal leve, que atribuyen a trabajar largas horas o estrés o alergias estacionales, en lugar de reconociendo que pueden tener Covid-19 temprano o leve. En nuestros hospitales, ya hemos visto una serie de casos en los que los miembros del personal llegaron a funcionar bien, pero desarrollaron síntomas de Covid-19 a mitad de sus turnos o trabajaron con síntomas leves y ambiguos que posteriormente fueron diagnosticados como Covid-19. Estos casos han llevado a que un gran número de nuestros pacientes y miembros del personal estén expuestos al virus y a un puñado de infecciones potencialmente relacionadas en los trabajadores sanitarios. Enmascarar a todos los proveedores podría limitar la transmisión de estas fuentes al detener a los trabajadores de la salud asintomáticas y mínimamente sintomáticas de propagación de gotas orales y nasales laqueadas por virus.
  • Lo que está claro, sin embargo, es que el enmascaramiento universal por sí solo no es una panacea. Una máscara no protegerá a los trabajadores que cuidan a un paciente con Covid-19 activo si no va acompañada de una higiene meticulosa de las manos, protección para los ojos, guantes y una bata. Una máscara por sí sola no evitará que los trabajadores de la salud con Covid-19 temprano contaminen sus manos y propaguen el virus a pacientes y colegas. Centrarse solo en el enmascaramiento universal puede, paradójicamente, conducir a una mayor transmisión de Covid-19 si desvía la atención de la aplicación de medidas más fundamentales de control de infecciones.
  • Tales medidas incluyen un examen vigoroso de todos los pacientes que llegan a un centro para detectar síntomas de Covid-19 e inmediatamente conseguir que se enmascaren y entren en una habitación; implementación temprana de precauciones de contacto y gotas, incluida la protección ocular, para todos los pacientes sintomáticos y erizado en el lado de la precaución en caso de duda; volver a examinar diariamente a todos los pacientes admitidos en busca de signos y síntomas de Covid-19 en caso de que se incubase una infección en el ingreso o que hayan estado expuestos al virus en el hospital; tener un umbral bajo para analizar a pacientes con síntomas incluso leves potencialmente atribuibles a una infección respiratoria viral; exigir a los empleados que atestiguen que no tienen síntomas antes de comenzar a trabajar cada día; estar atentos al distanciamiento físico entre los miembros del personal en todos los entornos (incluidos los entornos potencialmente descuidados, como ascensores, autobuses de transporte hospitalarios, rondas clínicas y salas de trabajo); restringir y examinar a los visitantes; y aumentar la frecuencia y fiabilidad de la higiene de las manos.
  • El alcance del beneficio marginal del uso universal de barbijos por encima de estas medidas fundacionales es discutible. Depende de la prevalencia de los trabajadores sanitarios con infecciones asintomáticas y mínimamente sintomáticas, así como de la contribución relativa de esta población a la propagación de la infección. Es informativo, a este respecto, que la prevalencia de Covid-19 entre los evacuados asintomáticos de Wuhan durante el apogeo de la epidemia sólo haya de un 1 al 3%. Los modeladores que evalúan la propagación de la infección en Wuhan han observado la importancia de las infecciones no diagnosticadas para alimentar la propagación de Covid-19, al tiempo que reconocen que es probable que el riesgo de transmisión de esta población sea menor que el riesgo de propagación pacientes sintomáticos.3 Y luego los beneficios potenciales del enmascaramiento universal deben equilibrarse contra el riesgo futuro de quedarse sin máscaras y así exponer a los médicos al riesgo mucho mayor de cuidar a los pacientes sintomáticos sin una máscara. Sin embargo, proporcionar a cada trabajador de atención médica una máscara por día para uso prolongado puede mejorar paradójicamente el control de inventario al reducir los usos únicos y facilitar flujos de trabajo centralizados para asignar máscaras sin evaluaciones de riesgos en el nivel individual-empleado.
  • Puede haber beneficios adicionales para las políticas de enmascaramiento amplio que se extienden más allá de su contribución técnica a la reducción de la transmisión de patógenos. Las máscaras son recordatorios visibles de un patógeno invisible pero ampliamente frecuente y pueden recordar a las personas la importancia del distanciamiento social y otras medidas de control de infecciones.
  • También está claro que las máscaras cumplen funciones simbólicas. Las máscaras no son sólo herramientas, también son talismanes que pueden ayudar a aumentar la sensación percibida por los trabajadores de la salud de seguridad, bienestar y confianza en sus hospitales. Aunque estas reacciones pueden no ser estrictamente lógicas, todos estamos sujetos al miedo y la ansiedad, especialmente en tiempos de crisis. Se podría argumentar que el miedo y la ansiedad están mejor contrarrestados con datos y educación que con una máscara marginalmente beneficiosa, particularmente a la luz de la escasez mundial de máscaras, pero es difícil conseguir que los médicos escuchen este mensaje en el calor de la crisis actual. La mayor contribución de los protocolos de enmascaramiento ampliados puede ser reducir la transmisión de la ansiedad, más allá de cualquier papel que puedan desempeñar en la reducción de la transmisión de Covid-19.
  • El valor potencial del uso universal de mascaras para dar a los trabajadores sanitarios la confianza necesaria para absorber e implementar las prácticas más fundamentales de prevención de infecciones descritas anteriormente puede ser su mayor contribución.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: