Que hemos hecho bien durante la pandemia, que hicimos mal y que nos falta.

Carlos Alberto Díaz. Medico. Especialista en Salud Pública. Nefrología y Medio interno y terapia intensiva. Profesor Titular Universidad ISALUD

Es muy difícil emitir un juicio de valor, y en general no estamos formados para ello, y quienes ejecutamos, gestionamos, hacemos, enfrentándonos con responsabilidad al mundo real, que lidiamos con la efectividad, debemos ser muy cuidadosos con no pasar la frontera de la soberbia, del conocimiento de casi todo, la significación y la validez de lo que se dice o se escribe es para posicionarse y aprender, respetando a los que están gestionando, con las dificultades que tienen y la falta de recursos.

Comienzo detallando desde mi opinión que se hizo bien, y debemos sostener.

  1. Devolver un Ministerio de Salud al Gobierno Nacional. Poner la salud en la agenda política. Cuando la agenda busque otros rumbos
  2. Aumentar la cantidad de camas, para soportar una carga de enfermedad respiratoria que implica la pandemia.
  3. Empezar antes la cuarentena para estar más preparados y evitar un pico precoz de la curva de casos que tome al sistema de salud sin preparación y aumente la letalidad de la enfermedad.
  4. Fortalecer la producción de respiradores microprocesados.
  5. Tener un stock adecuado De prueba de diagnóstico de PCR. Descentralizar su realización. Acortar los tiempos de entrega de informes.
  6. Trasparentar la comunicación, la base de datos y la información.
  7. Establecer un puente aéreo para traer insumos.
  8. Formar a nuestro personal para que pueda atender pacientes con Covid.
  9. Trabajar en conjunto entre Ministerio de Nación, Provincia y CABA.
  10. Comportarnos ciudadanamente en el aislamiento social.
  11. Sostener el sistema de seguridad social.
  12. Evitar cierre de instituciones de salud.
  13. Producir barbijos N 95. Para el sector público

Lo primero que se ha realizado correctamente es recuperar un rango de Ministerio, Rescatar la función de rectoría y algo de gobernanza. La salud se puso en la agenda política, y estamos todos unidos por el espanto, públicos, privados, obras sociales, prepagas, planes de salud, y sanatorios privados.

Empezar antes que nadie es una virtud, para estar mejor preparado, condición necesaria pero no suficiente. Primero Para limitar la propagación. Mitigar el crecimiento exponencial. Estar excelentemente preparados y tener las camas suficientes para atender la cantidad de contagios que se pueden producir, que según las estimaciones en casos sintomáticos tendremos entre un 0,5y 2% de la población 60.000 y 240.000 casos en la zona del AMBA, recordando que los casos asintomáticos pueden involucrar, un 40 a 100% más de casos. Por los estudios de seroprevalencia que se han publicado esta semana en Madrid, la cantidad de casos asintomáticos es de cuatro por cada caso detectado por PCR.

Compras centralizadas: las compras para todo el país y asegurar más la logística con el puente aéreo desde china de insumos a Buenos Aires, para conformar los equipos de protección personal. Y la distribución igualitaria en función. Las compras centralizadas además constituyeron un mayor poder de compra, logrando hacer bajar precios especulativos de mercado

Fabricación de respiradores microprocesados de alta calidad. Aumento de la producción para llegar a los cuatro mil respiradores por mes de las dos fábricas de respiradores argentinos.

Aumento del número de camas en un total del 34%. Del total. Con desorden, voluntarismo, sin planificación, basados en una valoración optimista por la cantidad de casos, pero cuidado cuando hablamos de cama, estamos hablando del recurso humano, capacitados, competentes, especialmente en modalidades ventilatorias, enfermeros, médicos y kinesiólogos, se observó una gran cantidad de sobreinfecciones.

Provisión centralizada de insumos, para asegurar por necesidad y no por capacidad de compra.

Compra de prueba Real Time de PCR en un total de 750.000.

Manejo de los datos y la información centralizada en una mesa de situación, que permitió conocer la situación real.

Incorporación de los sectores de la seguridad social y privados en las mesas de discusiones, siempre con las dificultades de representación.

Limitación de la circulación de personas dentro del país, para evitar llevar de zonas de circulación comunitaria a otras ciudades. Esto ocasionó que esta epidemia tenga un comportamiento regional de grandes urbes, por el manejo de contagio interhumano evitando traslados entre provincias y hacia otros países.

Al principio de la epidemia lo que la caracterizó es lo que pasaba en Madrid, Italia, y New York, que nos privó de insumos.

En un aspecto que se pudo avanzar fue en Formar al personal haciendo, subiéndolo de nivel de capacitación y competencia.

Que temieron los políticos.

Los miedos principales son dos, la bomba biológica en los barrios populares o la expiación gerontológica en las instituciones asilares.

El sindrome del último respirador. Que un comité de ética deba asignar un respirador. Las camas no son de nadie, son de los que pagaron impuestos. El propietario de las camas son los ciudadanos. El pueblo no son los gobernantes.

A la altura del pico. A los diez mil casos diarios.

El levantamiento popular como ocurrió en otros países de América Latina.

La situación de tensión en el sistema de salud es también una cuestión algo dinámica, porque hay ocupaciones de camas por otras patologías que difiriendo tres semanas las mismas se puede recuperar las camas para recibir otro contingente de personas.

Todos quisieron hacer lo mejor, pero con resultados muy diversos,

Hemos publicado una modelación matemática utilizando un modelo de susceptibles, expuestos, infectados, recuperados o muertos, están aumentando en este momento, hay más infectados por la liberación de las actividades. Me cuesta hablar del pico, pero estamos viendo la mayor cantidad de casos se producirían entre julio y agosto, para ir disminuyendo después de mediado de septiembre. Todas las acciones que se hacen para que los susceptibles no pasen a expuestos, abriendo indiscriminado, y también que los expuestos no pasen a infectados.

Cuanto tiene que duran la cuarentena. Como se comportará la población, porque no es cuestión de recorrer el mundo porque se esté por terminar.

No hemos sido tan distintos de otros países en lo que hemos realizado, ni tan originales, aunque siempre queramos mostrarlo así.

Que riesgo tenemos para el confinamiento, que resto tenemos, con la recaudación, con los fondos, no sería viable el sistema, sustentable, sostenible y solvente,

Los hospitales no cambiaron, baja productividad, baja capacidad de respuesta, sin población a cargo, no cambiaron, que aumente de camas no quiere decir que genere mayores egresos. Las personas, que trabajan en el núcleo operativo y los que están en la dirección los mismos. Las camas tienen que estar donde están los pacientes, y la atención disponible donde lo requieren los casos.

Sostener la capacidad hospitalaria, con la reproducción de la fragmentación, quien será el primero que ofrezca camas al sector público, cuando se quiso generar el consenso, que se quería confiscar las camas, cuando la realidad debe ofrecer en forma solidaria ante una situación que afecta a todos los argentinos. Nunca estuvo en estudio un decreto, pero esto hizo suspender las reuniones con los sectores privados, y los representantes de la mayor cantidad de camas. Tomando la simulación realizada por Tomás Pueyo, que muestra las acciones ante la epidemia, y las respuestas tendrán el comportamiento de cuarentena rígida y restrictiva inicial, que lo llama martillo y luego las diferentes ondas como la danza con la reapertura

El efecto rebaño, que se busca que el 60% de la población este inmunizada en función del cálculo que surge para un Ro de 2,5, para que deje de circular el virus, esta muy lejos, con solamente al 12% de seroconversión, en la investigación realizada en España y publicada en Lancet.

Los casos criticos que vemos en argentina son menos del 2% que generan mucho trabajo, persisten en terapia intensiva de tres semanas, con pulmones complacientes e hipoxemia feliz, y con pulmones no complacientes, siempre que no se produzcan complicaciones.

Existe un momento crítico, un quiebre en un momento que es el de la saturación asistencial,

Tenes que llevar el Ro a menos de uno, que la cantidad de casos nuevos son menores a los que están,

Las acciones deben ser complementarios no únicas todos al mismo tiempo,

Este es un trabajo que publicamos como actuar en los barrios populares, con dificultades para mantener hábitos higiénicos adecuados, en función de realizar medidas de abordaje para impactar activamente para evitar la propagación. La importancia que tienen en este caso los rastreadores, determinando los contactos diez días para atrás, sociales, laborales y familiares, responsabilidad sobre el evento, medido de gestión contención de la epidemia. Originario en Singapur, Japón Corea del sur. Planificación que se aprendió durante la epidemia del SARS. Es la modernización de los trabajos de campo durante la epidemia. Utilizar todos los recursos para poder identificar donde están las personas.

Hacer más pruebas y testeos, para que la danza sea con ondulaciones suaves. No bajar la guardia, porque puede haber rebrote.

Tratar de que la pobreza no mate más gente que el coronavirus.

A quien testear en el personal de salud no hay consenso, e hisopar con PCR, a las personas que trabajan en la atención de la salud, lleva a que para que sirvan los trabajadores de deban testear todas las semanas y solo será una foto, o bien hacer anticuerpos con test rápidos, pero con estos se observó con la Ig M falsos positivos.

Solo se sale de esto con gobernanza, con datos, comunicación, cooperación consensos y complementación. No hay estados que hayan realizado cosas mejor, distintas.

Incorporar dentro de la atención se incorporó el conocimiento de los determinantes de salud, tienen familia, trabajo, vivienda, ingresos que no lo saca de la pobreza, con llamativas carencias. Personas que en la ciudad de Buenos Aires personas que no tenían agua.

Medicalizamos la vida de los pacientes, manejas órganos, como autopartes, no pensamos en las personas, porque no podes cambiar las condiciones de vida.

Que hicimos mal:

Prolongamos la cuarentena más allá de la preparación adecuada de la oferta pública y privada.

No jerarquizamos al personal de salud como se debía, siguieron cobrando lo mismo y sometidos sus ingresos, salvo las horas adicionales como si fueran una ganancia.

No aprovechar este momento para aumentar la cantidad de intensivistas y de anestesistas.

No generar redes de asistencia público privadas.

Establecer un consenso más sólido con la provincia de Buenos Aires, la ciencia y la gestión cuando son invadidas por las ideologías, no se obtienen buenos resultados, y esto es lo que paso con este equipo, que en general respondió más a sus intereses y proteger los territorios de su ideología. Siempre hacemos política, siendo gestores de salud, pero cuando sos más militante que político no haces gestión de salud.

Que Falta:

Coordinar mejor con los sectores municipales, provinciales y privados. Para formar una red que permita atender todos los pacientes de acuerdo con las necesidades.

Concientizar más la conducta individual las respuestas, evitar zonas mal ventiladas con más de cuatro personas por un lapso prolongado de tiempo. Evitar congestiones en los trasportes públicas, en las estaciones de transporte distribuidores.  Hacer benchmarking de Los protocoles que están publicado en el BOE de Madrid, que ha establecido que protocolos, corriendo, bicicleta, cuanta gente pueden ir a un sepelio, porque contacto estrecho, son quince minutos. Etc.

La gente esta rompiendo la cuarentena en forma anárquica, por ello se debe trabajar en como acompañar esta indisciplina, porque no se puede controlar toda la actividad económica.

Controles sanitarios en todas las actividades que se incorporen, con formas de proteger. Los nuevos mecanismos de producción. La economía informal es mucho más importante de lo que estimaban, con el IFE de más de nueve millones de personas. Hay normas de las formas de organización del trabajo, y finalmente el transporte, para que las personas no se expongan a la aerosolización, el mejor flujo laminar es la corriente de aire.

Ampliar el Comité asesor multidisciplinario, porque tiene un sesgo, porque la mayoría de las personas que tratan HIV SIDA, no manejan recurso camas, tecnoestructura, deber ser y nosotros el deber poder, ingenieros que sepan de producción industrial, vivienda, hábitat, transporta,

Es imperioso mejorar la coordinación entre los subsectores, y ver que pueden aportar, y no que sacar de beneficio, sino no se podrá superar esta epidemia, en las mismas se prevalece con transparencia, información y trabajo.

Pensar que modelo de salud queremos lograr en el futuro.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: