Evidencia de transmisión asintomática de COVID-19 en un avión.

Dr. Carlos Alberto Díaz. Profesor titular de la Universidad ISALUD.

Bae SH, Shin H, Koo H-Y, Lee SW, Yang JM, Yon DK. Asymptomatic transmission of SARS-CoV-2 on evacuation flight. Emerg Infect Dis. 2020 Nov [date cited]. https://doi.org/10.3201/eid2611.203353

Se realizó un estudio de cohortes en un entorno controlado para medir la transmisión asintomática del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave en un vuelo de Italia a Corea del Sur. Los resultados sugieren que se requerirá de las más estrictas regulaciones mundiales son necesarias para la prevención de la transmisión de este virus en las aeronaves.

Aunque la transmisión a bordo de los aviones del COVID-19 sintomático ha sido bien establecida (1,2), la evidencia para la transmisión de COVID-19 asintomático en un avión no fue concluyente. Realizamos un estudio de cohortes evaluando pasajeros asintomáticos en un vuelo que transportaba 6 pacientes asintomáticos con infecciones confirmadas por SARS-CoV-2. La Junta de Revisión Institucional del Comando Médico de la Fuerza Armada aprobó el protocolo de estudio. La comisión de ética renunció al consentimiento informado por escrito debido a la urgente necesidad de recopilar datos sobre COVID-19.

El 31 de marzo de 2020, inscribimos en nuestro estudio a 310 pasajeros que abordaron un vuelo de evacuación de Milán, Italia, a Corea del Sur. Este vuelo de evacuación fue llevado a cabo bajo estrictos procedimientos de control de infecciones por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC), sobre la base de las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (4). Cuando los pasajeros llegaron al aeropuerto de Milán, el personal médico realizó exámenes físicos, entrevistas médicas y controles de temperatura corporal fuera del aeropuerto antes de embarcar, y 11 pasajeros sintomáticos fueron retirados del vuelo. El personal médico enviado desde el KCDC recibió capacitación en control de infecciones bajo la dirección del KCDC y cumplió con el protocolo de infección COVID-19, que se basó en las directrices de la OMS

Se proporcionaron mascarillas N95, y los pasajeros se mantuvieron separados a 2 m para el distanciamiento físico durante el prebordado. La mayoría de los pasajeros llevaban los respiradores N95 excepto a la hora de comer y cuando usaban el inodoro durante el vuelo. Después de un vuelo de 11 horas, 299 pasajeros asintomáticos llegaron a Corea del Sur y fueron inmediatamente puestos en cuarentena durante 2 semanas en una instalación de cuarentena del gobierno en la que los pasajeros estaban completamente aislados unos de otros. El personal médico los examinó dos veces al día para detectar la temperatura corporal elevada y los síntomas de COVID-19. Todos los pasajeros fueron probados para SARS-CoV-2 por la transcripción inversa PCR dos veces, el día de cuarentena 1 (2 de abril) y el día de cuarentena 14 (15 de abril).

Los pacientes asintomáticos fueron aquellos que fueron asintomáticos cuando dieron positivo y no desarrollaron síntomas dentro de los 14 días posteriores a la prueba 

Entre los 299 pasajeros (mediana de edad 30,0 años; 44,1% masculino), 6 tenían un resultado positivo confirmado para SARS-CoV-2 el día 1 de cuarentena y fueron trasladados inmediatamente al hospital. A los 14 días de la prueba positiva, los 6 pacientes no notificaron síntomas y fueron clasificados como asintomáticos.

El día 14 de cuarentena, una mujer de 28 años que no tenía ninguna enfermedad subyacente tenía un resultado positivo confirmado para COVID-19. En el vuelo de Milán, Italia, a Corea del Sur, llevaba una máscara N95, excepto cuando usaba un inodoro. El inodoro era compartido por los pasajeros que estaban sentados cerca, incluyendo un paciente asintomático. Estaba sentada a 3 filas del paciente asintomático, Dado que no salió y se había auto-cuarentena durante 3 semanas sola en su casa en Italia antes del vuelo y no utilizó el transporte público para llegar al aeropuerto, es muy probable que su infección se transmitiera en el vuelo a través de contacto indirecto con un paciente asintomático. Informó de tos, rinorrea y mialgia el día 8 de cuarentena y fue trasladada a un hospital el día 14 de cuarentena. Los 292 pasajeros restantes fueron liberados de la cuarentena el día 15.

Todos los miembros de la tripulación (n.o 10) y el personal médico enviado desde el KCDC (n.o 8) fueron puestos en cuarentena en un centro de cuarentena del gobierno durante 2 semanas y fueron probados dos veces para el SARS-CoV-2, los días 1 y 14 de cuarentena. Los 18 miembros de la tripulación de cabina y del personal médico dieron negativo para el SARS-CoV-2 en ambas ocasiones.

Para reforzar nuestros resultados, realizamos una validación externa utilizando un conjunto de datos diferente. Otro vuelo de evacuación de 205 pasajeros de Milán, Italia, a Corea del Sur el 3 de abril de 2020, también fue llevado a cabo por kcDC bajo estrictos procedimientos de control de infecciones. Entre los pasajeros de este vuelo había 3 pacientes asintomáticos que dieron positivo el día 1 de cuarentena y 1 paciente que dieron negativo el día 1 de cuarentena y positivos el día 14 de cuarentena. Sobre la base de una investigación epidemiológica, los autores y la KCDC sospechan que esta infección también se transmitió por contacto a bordo.

Conclusiones

Este estudio fue uno de los primeros en evaluar la transmisión asintomática de COVID-19 en un avión. Estudios previos de transmisión a bordo de otras enfermedades infecciosas respiratorias, como la gripe y el síndrome respiratorio agudo grave, revelaron que sentarse cerca de una persona con una enfermedad infecciosa respiratoria es un factor de riesgo importante de transmisión, similar a nuestros propios hallazgos. Teniendo en cuenta la dificultad de la transmisión de infecciones en el aire a bordo debido a los filtros de detención de partículas de alta eficiencia utilizados en los sistemas de ventilación de aeronaves, el contacto con superficies contaminadas o personas infectadas al abordar, mover o desembarcar de la aeronave puede desempeñar un papel fundamental en la transmisión a bordo de enfermedades infecciosas .

Estudios previos informaron que el desprendimiento viral puede comenzar antes de la aparición de los síntomas de COVID-19, y se han notificado evidencias de transmisión de personas presintomáticas y asintomáticas en estudios epidemiológicos de SARS-CoV-2. Debido a que KCDC realizó procedimientos fuertes de control de infecciones durante el embarque; el personal médico y los miembros de la tripulación fueron capacitados en el control de infecciones; todos los pasajeros, el personal médico y los miembros de la tripulación fueron examinados dos veces para el SARS-CoV-2; y se llevó a cabo una investigación epidemiológica precisa, la explicación más plausible para la transmisión del SARS-CoV-2 a un pasajero en el avión es que se infectó por un pasajero asintomático pero infectado mientras usaba un inodoro a bordo. Otras explicaciones, menos probables, para la transmisión son la exposición anterior a SARS-CoV-2, un período de incubación más largo y otras situaciones no evaluadas.

Las medidas de control incorporadas a nuestro estudio de cohortes proporcionan un mayor nivel de evidencia que los estudios anteriores sobre transmisión asintomática . Los hallazgos sugieren las siguientes estrategias para la prevención de la transmisión SARS-CoV-2 en una aeronave.

En primer lugar, se deben usar máscaras durante el vuelo.

En segundo lugar, debido a que el contacto con superficies contaminadas aumenta el riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 entre los pasajeros, la higiene de las manos es necesaria para prevenir infecciones.

En tercer lugar, la distancia física debe mantenerse antes de embarcar y después de desembarcar de la aeronave.

La investigación proporciona evidencia de transmisión asintomática de COVID-19 en un avión. Se garantiza una mayor atención para reducir la transmisión de COVID-19 en aeronaves. Nuestros resultados sugieren que las estrictas regulaciones mundiales para la prevención de la transmisión COVID-19 en aeronaves pueden prevenir emergencias de salud pública.

  1. Yang  N, Shen  Y, Shi  C, Ma  AHY, Zhang  X, Jian  X, et al. In-flight transmission cluster of COVID-19: a retrospective case series. Infect Dis (Lond). 2020 Jul 31:1–11.
  2. Ng  O-T, Marimuthu  K, Chia  P-Y, Koh  V, Chiew  CJ, De Wang  L, et al. SARS-CoV-2 infection among travelers returning from Wuhan, China. N Engl J Med. 2020;382:1476–8. DOIExternal LinkPubMedExternal Link
  3. Lee  SW, Ha  EK, Yeniova  AÖ, Moon  SY, Kim  SY, Koh  HY, et al. Severe clinical outcomes of COVID-19 associated with proton pump inhibitors: a nationwide cohort study with propensity score matching. Gut. 2020;gutjnl-2020-322248. DOIExternal LinkPubMedExternal Link
  4. World Health Organization. Operational considerations for managing COVID-19 cases or outbreaks on board ships: interim guidance, 25 March 2020. World Health Organization; 2020 [cited 2020 Aug 13]. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331591/WHO-2019-nCoV-Ships-2020.2-eng.pdfExternal Link
  5. Arons  MM, Hatfield  KM, Reddy  SC, Kimball  A, James  A, Jacobs  JR, et al.; Public Health–Seattle and King County and CDC COVID-19 Investigation Team. Presymptomatic SARS-CoV-2 infections and transmission in a skilled nursing facility. N Engl J Med. 2020;382:2081–90. DOIExternal LinkPubMedExternal Link
  6. Olsen  SJ, Chang  H-L, Cheung  TY-Y, Tang  AF-Y, Fisk  TL, Ooi  SP-L, et al. Transmission of the severe acute respiratory syndrome on aircraft. N Engl J Med. 2003;349:2416–22. DOIExternal LinkPubMedExternal Link
  7. Mangili  A, Gendreau  MA. Transmission of infectious diseases during commercial air travel. Lancet. 2005;365:989–96. DOIExternal LinkPubMedExternal Link
  8. He  X, Lau  EHY, Wu  P, Deng  X, Wang  J, Hao  X, et al. Temporal dynamics in viral shedding and transmissibility of COVID-19. Nat Med. 2020;26:672–5. DOIExternal LinkPubMedExternal Link
  9. Choi  S-H, Kim  HW, Kang  J-M, Kim  DH, Cho  EY. Epidemiology and clinical features of coronavirus disease 2019 in children. Clin Exp Pediatr. 2020;63:125–32.
  10. Song  J-Y, Yun  J-G, Noh  J-Y, Cheong  H-J, Kim  W-J. Covid-19 in South Korea—challenges of subclinical manifestations. N Engl J Med. 2020;382:1858–9. DOIExternal LinkPubMedExternal Link
  11. Bai  Y, Yao  L, Wei  T, Tian  F, Jin  D-Y, Chen  L, et al. Presumed asymptomatic carrier transmission of COVID-19. JAMA. 2020;323:1406. DOIExternal LinkPubMedExternal Link

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: