SARS-CoV-2 Delta VOC en Escocia: demografía, riesgo de ingreso hospitalario y efectividad de la vacuna

Este trabajo revela disminución en un 20% de la efectividad con la vacuna de Astra Zeneca, y de los intervalos interdosis. Contradiciendo lo que dice la Dra Carla Vizzotti que con una parte de la evidencia sugiere que es mejor seguir vacunando con una dosis y luego completar el esquema. La capacidad de evitar hospitalizaciones, casos graves, muertes, con una dosis de astra o sputnik podría llegar a menos del 35%. Tendría que hacer un estudio con vacunación heteróloga o con medición de anticuerpos con una dosis y efectividad a los 6 meses, pero ninguna de estas acciones están avaladas por las casas matrices. Pido por favor que se completen los esquemas de vacunación con dos dosis. Es posibles que al personal de salud haga falta una tercer dosis.

La variante Delta del coronavirus causante del covid-19, primero detectada en la India, es la que se transmite con mayor velocidad, y puede aprovechar la relajación de las medidas de prevención sanitaria en muchos países para expandirse, advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Esta variante nos preocupa mucho, y circula ya en 92 países”, subrayó en rueda de prensa la jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, María Van Kerkhove. La variante delta “tiene ahora la oportunidad de transmitirse con el aumento de la socialización, si la relajación de las medidas se hace demasiado pronto” en un momento en el que todavía grandes poblaciones siguen sin vacunar, añadió la experta estadounidense.

Sheick A. Mc Menamin J.

El 19 de mayo de 2021, la Variante Delta de Preocupación (VOC), anteriormente conocida como VOC india o B 1.617.2, se convirtió en la cepa dominante del SARS-CoV-2 en Escocia. El Alpha VOC (anteriormente conocido como Kent VOC, B.1.1.7, o S gen negativo) había sido la cepa dominante anteriormente, pero ha sido rápidamente reemplazado(apéndice p 1).

Las muestras se analizaron utilizando taq Path RT-PCR de ThermoFisher, que analiza la presencia de tres genes diana del SARS-CoV-2. Las muestras gene-negativas de S tenían una canceladura en el gene de S de B.1.1.7 (alfa VOC) en la posición 69-70, con los valores del umbral del ciclo (Ct) menos de 30 para por lo menos uno de los genes de O y de N. Las muestras gene-positivas de S tenían valores del Ct menos de 30 para el gene de S y valores válidos del Ct para los otros dos genes. En cambio, una muestra gen-positiva débil de S tenía un Ct de 30 o menos para S. Los datos de secuenciación de Escocia han encontrado que para el 1 de abril al 28 de mayo de 2021, la última fecha hasta la que los datos estaban disponibles, el 97% de los casos positivos del gen S secuenciados en Escocia fueron la variante Delta y que el 99% de las variantes Delta fueron positivas para el gen S.

EAVE II es una plataforma de vigilancia de COVID-19 en toda Escocia que se ha utilizado para rastrear y pronosticar la epidemiología de COVID-19, informar la estratificación de riesgos e investigar la efectividad y seguridad de la vacuna.1234 

Comprende conjuntos de datos nacionales de atención de la salud de 5·4 millones de personas (alrededor del 99% de la población escocesa) vinculados a través del número único del Índice de Salud Comunitaria de Escocia. Utilizamos la plataforma EAVE II para llevar a cabo un análisis de cohorte para describir el perfil demográfico de los pacientes de COVID-19, investigar el riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19 y estimar la efectividad de la vacuna en la prevención de los ingresos hospitalarios de COVID-19 en casos positivos del gen S. También se empleó un diseño con prueba negativa para estimar la efectividad de la vacuna contra el riesgo de infección por SARS-CoV-2.5 

Este análisis se basó en todos los individuos que se someten a una prueba PCR para el SARS-CoV-2 en el período de estudio, y compara las proporciones positivas entre los individuos vacunados en el momento de la prueba de hisopo con los no vacunados cuando se les hace la prueba, ajustando por covariables demográficas y temporales. Sobre la base de métodos que se han descrito previamente en detalle, definimos un ingreso hospitalario por COVID-19 como dentro de los 14 días posteriores a la prueba positiva para SARS-CoV-2.35 

También se incluyeron los individuos que dieron positivo dentro de los 2 días posteriores a un ingreso hospitalario. Los individuos examinados durante una estancia hospitalaria a partir del día 3 fueron excluidos. Se excluyeron las infecciones por COVID-19 adquiridas en el hospital.

Nuestro análisis abarcó el período comprendido entre el 1 de abril y el 6 de junio de 2021, para la distribución demográfica de los casos. Para el 1 de abril de 2021, el 44·7% de la población en Escocia había recibido una dosis de la vacuna contra la COVID-19, y el 7·6% había recibido dos dosis. Entre las personas de 65 años o más, los porcentajes fueron de 91·2% y 15·9%, respectivamente. Al final del período de estudio (es decir, el 6 de junio de 2021), el 59·4% había recibido una dosis y el 39·4% dos dosis; las proporciones correspondientes fueron de 91·7% y 88·8%, respectivamente para las personas de 65 años o más. Las distribuciones de la absorción de la vacuna de la primera dosis por edad, privación y tipo de vacuna se muestran en el apéndice (p 1-2).Hubo 19 543 infecciones confirmadas de SARS-CoV-2 durante el período de interés, de las cuales 377 ingresaron en el hospital por COVID-19; 7723 (39·5%) de estos casos y 134 (35·5%) Las admisiones de hospital estaban en los que eran S gene-positivos (apéndice p 3).

Los casos del gen-positivo de S ocurrieron en todas las edades, con una mayor proporción de 5-9 años gene-positivos de S envejecidos 5-9 años comparados a los casos gene-negativos de S ( apéndice p2).

Había un gradiente inverso leve de la privación con los casos gene-positivos de S desproporcionado considerados en el quintil socioeconómico afluente. La mayoría de los casos (70%) no tenían comorbilidades relevantes subyacentes. El 70% de los casos con genes S positivos no habían recibido ninguna dosis de vacunación contra el COVID-19, en comparación con el 75% de los casos con genes S negativos.

El análisis de regresión de Cox para el tiempo hasta el ingreso hospitalario encontró que los casos positivos para el gen S se asociaron con un mayor riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19: razón de riesgo (HR) 1·85 (IC del 95%: 1·39-2·47) en comparación con los casos con genes S negativos, después de ajustar por edad, sexo, privación, tendencia temporal y comorbilidades. Un mayor número de comorbilidades relevantes de COVID-19 aumentó el riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19 (apéndice p 3).En general, un fuerte efecto de la vacuna no se manifestó claramente hasta al menos 28 días después de la primera dosis de la vacuna (HR 0·32, IC del 95%: 0·22–0·46; apéndice p 3). Entre los casos con gen S negativo, el efecto de la vacunación (al menos 28 días después de la primera o segunda dosis) fue reducir el riesgo de ingreso hospitalario (HR 0·28, IC del 95%: 0·18-0·43) en comparación con los no vacunados. El cociente de riesgos correspondiente para el riesgo de ingreso hospitalario en casos con gen S positivo fue de 0·38 (IC del 95%: 0·24 a 0·58), con un valor de p de la prueba de interacción de 0·19, lo que sugiere que no hubo evidencia de un efecto diferencial de la vacuna sobre los ingresos hospitalarios entre los primeros que dieron positivo(apéndice p 4).Teniendo en cuenta toda la cohorte de población (en lugar de solo los casos hospitalarios), el análisis negativo de la prueba para estimar la efectividad de la vacuna en la prevención de la infección por SARS-CoV-2 confirmada por RT-PCR mostró que, en comparación con los no vacunados, al menos 14 días después de la segunda dosis, BNT162b2 (vacuna de Pfizer-BioNTech) ofrecía una muy buena protección: 92% (95% CI 90-93) S gen negativo, 79% (75-82) S gen positivo.

La protección asociada con ChAdOx1 nCoV-19 (vacuna de Oxford-AstraZeneca) fue, sin embargo, sustancial pero reducida: 73% (IC del 95%: 66-78) para los casos con genes S negativos frente al 60% (53-66) para los S gen positivos(apéndice p 6). Estas estimaciones se obtuvieron a partir de un modelo logístico aditivo generalizado que ajustaba por edad, tendencia temporal cuando se tomó el hisopo y número de pruebas previas utilizando splines más sexo y privación. Como hubo una tendencia en la adopción de vacunas y una tendencia al aumento de la variante Delta, el ajuste temporal con una tendencia general podría no explicar plenamente estos cambios. Además, no se realizó ninguna prueba formal de significación para comparar las vacunas. Se observaron cambios similares en los efectos de la vacuna durante al menos 14 días después de la segunda dosis para la vacuna de Pfizer-BioNTech al restringir el análisis a aquellos que informaron síntomas en el momento de la prueba, pero con intervalos de confianza más amplios asociados con la reducción del tamaño de la muestra. Para la vacuna de Oxford-AstraZeneca, el cambio fue mayor ya que el efecto de la vacuna con genes S negativos fue mayor(apéndice p 7). Estos resultados son consistentes con los efectos de la vacuna Delta VOC publicados por Public Health England.6

En resumen, mostramos que el Delta VOC en Escocia se encontró principalmente en grupos más jóvenes y ricos. El riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19 se duplicó aproximadamente en aquellos con el COV Delta en comparación con el COV Alfa, y el riesgo de ingreso aumentó particularmente en aquellos con cinco o más comorbilidades relevantes. Tanto las vacunas covid-19 de Oxford-AstraZeneca como las de Pfizer-BioNTech fueron efectivas para reducir el riesgo de infección por SARS-CoV-2 y hospitalización por COVID-19 en personas con el COV Delta, pero estos efectos sobre la infección parecieron disminuir en comparación con aquellos con el COV Alfa. El número de ingresos hospitalarios fue insuficiente para comparar entre vacunas a este respecto. La vacuna de Oxford-AstraZeneca parecía menos efectiva que la vacuna de Pfizer-BioNTech para prevenir la infección por SARS-CoV-2 en aquellos con el COV Delta. Dada la naturaleza observacional de estos datos, las estimaciones de la efectividad de la vacuna deben interpretarse con cautela

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: