Quienes son y a quien representan los anti-vaxxer (anti vacunas)

Documento extraído de la revista Nature. Recién publicado. Autor Imran Ahmed.

Las investigaciones muestran que aquellos que propagan la desinformación que socava el despliegue de vacunas contra el COVID-19 están bien financiados, determinados y disciplinados. Para contrarrestar sus actividades, necesitamos entenderlas como una industria que trabaja activamente para sembrar dudas sobre los plazos de COVID-19, las vacunas y la integridad de los profesionales médicos.

El término “anti-vaxxer” puede evocar imágenes de un teórico de la conspiración en un sótano sombrío o una figura desaliñada en una barandilla de caja contra “microchips” y “tramas globales”. En realidad, los protagonistas clave de la “industria anti-vaxx” son un grupo coherente de propagandistas profesionales. Se trata de personas que dirigen organizaciones multimillonarias, constituidas principalmente en EE.UU., con hasta 60 empleados cada una1. Producen manuales de capacitación para activistas, adaptan sus mensajes para diferentes audiencias y organizan reuniones similares a las conferencias anuales de comercio, como cualquier otra industria2.

En octubre de 2020, los investigadores del Centro de Lucha contra el Odio Digital asistieron y registraron una reunión privada de tres días de los anti-vaxxers más prominentes del mundo3. Nuestro equipo obtuvo una visión sin precedentes de la oposición organizada a la implementación de la vacuna contra el COVID-19. A pesar de la banalidad y la vacuidad de las presentaciones de los anti-vaxxers, sin embargo, había un nivel escalofriante de organización e intención.

Lo que también quedó claro fue la sofisticación de los medios que emplean en las redes sociales. Han sido capaces de desarrollar estas tácticas sólo porque las empresas de redes sociales han estado felices de que los actores clave en esta industria anti-vaxx utilicen sus servicios para reclutar nuevos seguidores y difundir sus mentiras más lejos que nunca. Como resultado, hay una infraestructura en línea de sitios web antivacunas, grupos de Facebook, canales de YouTube, páginas de Instagram y cuentas de Twitter con una audiencia combinada de 59 millones3. Sólo en el Reino Unido, hay 5,35 millones de seguidores de anti-vaxxers a través de las redes sociales.

Los anti-vaxxers se están entrenando mutuamente en la identificación de objetivos potenciales en línea. Discuten sus tácticas para profundizar los temores de la gente, sembrar dudas sobre si la gente debe tomar una vacuna, profundizar la vacilación de las vacunas y convertir a los pocos elegidos en anti-vaxxers de pleno derecho, las personas que propagan aún más las mentiras. Los anti-vaxxers se distribuyen a través de las redes sociales, encontrando nuevas y variadas maneras de inyectar desinformación en las noticias de los usuarios. En ese sentido, están mucho mejor equipados para llegar a las personas que el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido y la Organización Mundial de la Salud, que se basan en comunicaciones digitales centralizadas a través de cuentas con baja participación y poca “personalidad” o “autenticidad”.

Todo esto era cierto antes del golpe de pandemia. Los antivacunas ven el COVID-19 como su oportunidad de crear rápidamente una vacilación generalizada para la vacuna contra el COVID-19 y, de hecho, para todas las vacunas4. Hay varios factores que militan a su favor. Las redes sociales dieron nueva vida a varias formas de extremismo, ya que extremistas de diferentes tonos reconocieron su potencial para impulsar el cambio social. La desinformación, que los medios tradicionales filtran a través de sus estándares editoriales, de repente tuvo acceso sin filtrar a la mayoría de la población mundial. Recuerde que el Reino Unido perdió su condición de libre de sarampión en 2019, mucho antes del COVID-19, debido a la disminución de las tasas de inmunización, mientras que los brotes de sarampión surgieron en partes de los Estados Unidos.

Hay pasos que todos podemos tomar para contrarrestar esta industria de desinformación, que amenaza nuestra salud y la de nuestros seres queridos, y nuestra sociedad.

Cuando vemos desinformación anti-vaxx en las redes sociales, debemos resistirnos a caer en la trampa de involucrarnos con ella, por tentador que sea señalar defectos y falsedades obvias. Involucrarnos con la desinformación en línea lo propaga aún más: si rascamos la picazón, propagamos la enfermedad. Es mucho más útil y eficaz compartir una buena información sobre las vacunas de fuentes de confianza. Y cuando cada uno de nosotros tiene nuestro turno de ser vacunados, debemos decirle a nuestros amigos y seguidores. Fotos y clips publicados en las redes sociales de los primeros receptores de vacunas nos animan a todos y muestran que no hay nada que temer.

Para las organizaciones de salud pública que participan en el desarrollo y la implementación de la vacuna, es vital que estudien el plan anti-vaxxers para evitar que tenga éxito. Cada mensaje anti-vaxx se puede reducir a una narrativa maestra de tres partes: “COVID-19 no es peligroso; las vacunas son peligrosas; no se puede confiar en los médicos o científicos. En lugar de intentar refutar todas las teorías de conspiración tontas, los practicantes deberían inocular contra esas tres afirmaciones centrales. Y deben hacerlo en todos los rincones de internet, conociendo gente donde están. Por ejemplo, los médicos y científicos deben unirse al grupo de Facebook de su comunidad local y ofrecer responder a cualquier pregunta que sus vecinos tengan sobre la vacuna contra el COVID-19.

La solución más sencilla a esto es que las empresas de redes sociales eliminen de sus plataformas a los superspreaders anti-vaxx de desinformación: los propagandistas profesionales que se ganan la vida con la industria anti-vaxx, de sus plataformas, como se detalla en nuestro informe de julio de 20204. No hay justificación moral para beneficiarse de mentiras dañinas, y no existe un obstáculo legal para que las empresas de redes sociales las eliminen por incumplimiento de sus términos de servicio. De hecho, en los EE.UU., las decisiones de moderación están explícitamente protegidas por la ley5. El problema nunca ha sido la capacidad; en cambio, ha sido la voluntad de actuar. Las empresas tecnológicas no han actuado porque su modelo de negocio se basa en mantener a los usuarios en sus plataformas desplazándose a través de contenidos intercalados con publicidad, independientemente del impacto de ese contenido en la sociedad. Su falta de acción debe ser castigada con una estricta regulación gubernamental.

Todos hemos estado haciendo nuestro parte en 2020 y 2021 para contener la pandemia COVID-19. Piensa en los amigos y familiares que no has visto. Piensen en los médicos arriesgando sus propias vidas y perdiendo pacientes a causa de este cruel virus. Piense en los esfuerzos hercúleos realizados por los científicos para desarrollar una vacuna en un tiempo récord.

Sin embargo, la industria anti-vaxx y las empresas tecnológicas, por sus propias razones solipsistas, amenazan con descarrilar todo ese progreso.

Depende de todos nosotros impedir que lo hagan.

  1. 1.Dwoskin, E. & Gregg, A. Washington Post https://www.washingtonpost.com/business/2021/01/18/ppp-loans-anti-vaccine/ (18 de enero de 2021).
  2. 2.Williams, R. inews https://inews.co.uk/news/technology/anti-vaxxers-facebook-covid-19-coronavirus-vaccine-misinformation-803099 (consultado el 22 de diciembre de 2020).
  3. 3.Centro de Lucha contra el Odio Digital. https://www.counterhate.com/playbook (2020).
  4. 4.Centro de Lucha contra el Odio Digital. https://www.counterhate.com/anti-vaxx-industry (2020).
  5. 5.47 Código de ee. UU. § 230.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

2 comentarios sobre “Quienes son y a quien representan los anti-vaxxer (anti vacunas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: