Cero Covid-19 para garantizar el crecimiento económico

Philippe Aghion, Patrick Artus, Miquel Oliu-Barton, Bary Pradelski 

31 de marzo de 2021

Este es un gran artículo escrito Por P Aghion y colaboradores, donde relaciona zonas libres de Covid y crecimiento económico. La caída del PBI mundial fue del 3.3 % Argentina cayó un 12%. España el 11%. Evidentemente la estrategia del Lockdown prolongado fue nefasto. Es interesante leer este artículo que les ofrezco en el blog para que no volvamos a incurrir en las mismas soluciones, que fueron buenas para resolver la preparación del sistema de salud, pero derrumbó la economía, la sociedad y la riqueza. Nos puso definitivamente de rodillas.

Con la pandemia continuando durante más de un año, ha quedado claro que no hay compensación entre la salud y la riqueza. La gestión exitosa de la pandemia se ha basado en apuntar y proteger las zonas verdes libres de Covid. Esta columna argumenta que al elegir una estrategia de eliminación rápida, varios países de todo el mundo han ganado el control sobre el virus. Lo hicieron minimizando las muertes y la incertidumbre, y ahora ya están reconstruyendo sus economías. Por el contrario, la mayoría de los países europeos han seguido una lógica de ir y venir que resultó ser más restrictiva, más peligrosa y más dañina para la economía.

Eliminar el Covid-19 es el camino más barato hacia la recuperación económica. La disensión entre salud y riqueza ha sido refutada por los países que han optado por una estrategia de eliminación. La gestión exitosa de la pandemia, minimizando los casos y las muertes, así como las dificultades económicas, se ha basado en el fomento de zonas verdes libres de Covid, a menudo a través de políticas de prueba, rastreo y aislamiento (TTI); restricciones de viaje; y la gestión oportuna de los brotes. Los países que optaron por una estrategia de eliminación, incluidos Australia, China y Corea del Sur, han ganado el control sobre el virus, lo que ha reducido la incertidumbre y el retorno del crecimiento económico. Por otro lado, la mayoría de los países europeos han seguido una lógica de ir y volver basada en la reacción sobre la anticipación. Supuestamente alineada con la libertad y las consideraciones económicas, esta táctica ha demostrado ser más restrictiva para nuestras libertades, más dañina para nuestra salud y más dañina para nuestra economía. En particular, la estrategia de stop and go es perjudicial para el crecimiento económico a largo plazo porque impide a las empresas planificar con anticipación a largo plazo. En lugar de invertir en innovación, acumulan efectivo para afrontar el próximo confinamiento. En lugar de invertir en habilidades, contratan a corto plazo.

Sin duda, las vacunas jugarán un papel clave en la contención y eventualmente eliminación del virus, como ya se ha visto en Israel. Pero el retraso en las campañas de vacunación en Europa y la aparición de nuevas variantes, las ya conocidas y las que aún no se han descubierto, está reduciendo la probabilidad de controlar el virus a finales del verano. Para no poner a prueba nuestra suerte, Europa necesita adoptar una estrategia de eliminación que no se base únicamente en la vacunación.

Ventajas económicas del Covid-19 cero

La eliminación ha demostrado ser más efectiva para reducir el daño económico y a la salud a mediano y largo plazo (Chetti et al. 2020, Dorn et al. 2020). Más de un año de pandemia de Covid-19 nos permite mirar hacia atrás y evaluar qué estrategias funcionaron mejor. China, Australia, Camboya, Islandia, Nueva Zelanda, Taiwán, Vietnam, Japón, Corea, Laos y Tailandia han seguido una estrategia de eliminación, con medidas heterogéneas dependientes de la situación epidemiológica de las diferentes regiones. A partir de abril de 2020, en estos países, el sector servicios (que es el más afectado por las restricciones sanitarias) volvió a tener un fuerte crecimiento positivo. Todavía está en recesión en Europa. Aún así, en estos mismos países, a finales de 2020, el nivel del PIB volvió a los niveles del 4T 2019. En Europa, es seis puntos más bajo que esto. En 2021, en promedio anual, el PIB en los países cero Covid será 6,2 puntos más alto que su nivel de 2019. En Europa, será 3,4 puntos inferior. En total, los países que persiguen el ‘Covid cero’ ganaron diez puntos porcentuales del PIB en comparación con Europa (Aghion y Artus 2021).

Las ventajas de la eliminación frente al stop-and-go son particularmente sorprendentes cuando se observan comparaciones dinámicas entre países. La Figura 1 muestra las estimaciones semanales de muerte y crecimiento semanal del PIB para los cuatro estados miembros de la OCDE que optaron por la eliminación (Australia, Japón, Corea y Nueva Zelanda) frente a los cuatro países más poblados de la UE (Francia, Alemania, Italia, España). Tenga en cuenta que, si bien los primeros han recuperado la estabilidad sin apenas muertes relacionadas con Covid-19 y el crecimiento económico ha vuelto a los niveles anteriores a la crisis, los segundos siguen siendo volátiles, tanto en términos de olas pandémicas como de declive económico.

La incertidumbre del momento, la duración y la gravedad de los confinamientos impide a las empresas hacer planes a largo plazo, lo que dificulta las inversiones, tanto en activos como en mano de obra. Como resultado, la disparidad en la recuperación y el crecimiento puede extenderse más allá de la propia pandemia.

Más allá del alivio dentro de un país, también habría beneficios económicos sustanciales de la creación de una red internacional de zonas verdes libres de Covid. En Europa, por ejemplo, el sector turístico ha sido uno de los más afectados negativamente por la pandemia, lo que corre el riesgo de crear una mayor divergencia económica y política entre los países del norte y del sur de Europa. El comercio y el movimiento sin fricciones dentro de Europa han llevado a una fuerte especialización y fragmentación, con los países mediterráneos aprovechando sus ventajas comparativas en el sector turístico. Las economías del sur de Europa dependen desproporcionadamente del turismo, especialmente durante la temporada de verano. En Italia y España, el turismo representa aproximadamente el 20% del PIB durante los meses de verano. En Croacia y Grecia su contribución supera el 50% del PIB. En todos los sectores, Baldwin y Evenett (2020) argumentan que las políticas insulares no fomentarán la recuperación económica en todos los sectores. Restablecer la libre movilidad entre zonas verdes, posiblemente de diferentes países, no solo reduciría las dificultades, sino que también podría permitir a Europa mostrar su fuerza y permitir la próxima temporada turística.

Una estrategia práctica de eliminación para Europa

Dado que Europa está interconectada epidemiológica y económicamente, sería más eficaz, si no indispensable, optar por una estrategia conjunta. Con este fin, abogamos por adoptar una estrategia de eliminación coordinada (pero descentralizada) basada en la “zonificación verde” (Pradelski y Oliu-Barton 2020). Al dividir a los países en zonas más pequeñas, se puede llegar a una salida más rápida y evitar las peores medidas de su clase. Las regiones, provincias o incluso ciudades se etiquetan en verde tan pronto como la circulación del virus es lo suficientemente baja. Esto significa que las medidas de prueba, rastreo y aislamiento a nivel local pueden prevenir eficazmente una mayor propagación incontrolada de infecciones en la zona. Las zonas verdes pueden volver progresivamente a la vida normal: las escuelas, los restaurantes, el turismo y otros negocios pueden reabrir por completo, con viajeros que se mueven libremente dentro y entre las zonas verdes. Es importante destacar que, para proteger las zonas verdes de las reimportaciones del virus, se deben implementar restricciones de viaje. El acceso a las zonas verdes debe limitarse a los viajeros procedentes de otra zona verde y a los viajeros que puedan presentar un certificado válido de vacunación o inmunidad, o una prueba negativa reciente. De hecho, varios Estados miembros de la UE han propuesto un ‘Green Pass’ y recientemente ha obtenido el apoyo del Consejo de la Unión Europea (2021a).

Los Estados miembros de la UE ya han acordado criterios objetivos comunes para determinar la situación epidemiológica de cada región y adoptar restricciones de viaje armonizadas para las zonas donde la incidencia del virus es particularmente alta (Consejo de la Unión Europea 2020, 2021b). La capacidad de coordinación de la UE es prometedora, pero la estrategia debe centrarse urgentemente en la protección de las zonas verdes. Si los Estados miembros de la UE no pueden ponerse de acuerdo sobre una estrategia de eliminación conjunta, al menos deberían apoyar a aquellos que optan por cero Covid. En particular, esto podría permitir a los países mediterráneos salvar la temporada turística de verano, un factor clave para la viabilidad de sus economías.

Un camino seguro hacia la recuperación

Después de múltiples oleadas de infecciones, confinamientos y reaperturas, las campañas de vacunación retrasadas dejan a Europa en extrema necesidad de una estrategia de salida convincente de la pandemia de Covid-19. Los argumentos médicos y económicos para una estrategia de eliminación son abrumadores. Si bien el impacto de la vacunación aún es limitado, apuntar a cero Covid ofrece la ruta más segura para garantizar el regreso a la normalidad lo antes posible. Esto, por supuesto, no debe servir de pretexto para no acelerar la campaña de vacunación. Por el contrario, las vacunas siguen siendo una parte vital de la estrategia.

¿Es realmente superior la estrategia verde? Quedan cuestiones importantes por dirimir, la primera es si habrá sesgo de selección de los países verdes. Todos ellos son islas en sentido amplio (Australia es una isla enorme, y Corea del Sur está aislada del Norte por una frontera hermética). El coste de imponer de forma permanente restricciones estrictas a la movilidad de los factores con la mayor parte de países depende de la estructura del tejido productivo, de la especialización y la posibilidad de teletrabajo, etc. El coste de una estrategia de supresión para un país turístico como España no es comparable al de otros más diversificados. La factibilidad de la estrategia verde es mayor en países insulares que en continentes de territorio continuo y alta conectividad económica como Europa.” Beatriz Lòpez Gonzalez Valcarcel en Nada es gratis.

Creo que sirve para plantearnos hacer más rápida vacunación, testeos, rastreos, mas seguimiento epidemiológico, que cierres que en la porosidad de nuestras fronteras, genera más informalidad en la economía, mayor costo social, e imposibilidad de disminuir la interacción social.

Referencias

Aghion, P y P Artus (2021), “La stratégie zéro Covid a montré sa supériorité sur les plans sanitaire et économique”, Le Monde,24 de enero.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: