La telesalud llegó para quedarse

Telehealth is here to stay. Nat Med 27, 1121 (2021). https://doi.org/10.1038/s41591-021-

La telesalud ha surgido como un lado positivo inesperado de la pandemia de COVID-19, mejorando el acceso a la atención y facilitando una transición hacia la medicina digital. Cimentar estos avances ahora podría ayudar a que la atención médica sea más equitativa una vez que la pandemia haya terminado.

El potencial de la telesalud, el uso de las telecomunicaciones para permitir visitas remotas con un médico, para mejorar el acceso a la atención médica, se destacó durante la pandemia de COVID-19, cuando las visitas al consultorio se volvieron casi imposibles.

En los Estados Unidos, el gobierno federal intervino al comienzo de la pandemia, en marzo de 2020, para reducir las barreras al uso de la telesalud , incluida la eliminación de las restricciones geográficas, la expansión de los tipos de servicios que podrían brindarse virtualmente y el reembolso de visitas virtuales equivalentes a las visitas al consultorio. El cambio a la telesalud en Estados Unidos durante la pandemia ha sido espectacular. Mientras que en enero de 2020, menos del 1% de las visitas de atención primaria en Medicare ocurrieron virtualmente, en abril, casi la mitad lo hizo . En el otoño de 2020, casi dos tercios de los beneficiarios de Medicare informaron que su proveedor ofrecía citas de telesalud, frente al 18% de antes de la pandemia . Según un informe de mercado, hubo diez veces más visitas de telesalud en marzo de 2021 que en marzo de 2020, y el número de visitas de telesalud cubiertas en la aseguradora de salud UnitedHealth Group aumentó de 1.2 millones de visitas en 2019 a 34 millones en 2020 . La telesalud también ha despegado en el Reino Unido y en otros países europeos , incluidos Alemania, Francia y Noruega.

En relación con su capacidad para mejorar el acceso en países de ingresos altos como los Estados Unidos y los de Europa, la capacidad de la telesalud para aumentar el acceso a la atención médica es potencialmente incluso mayor en los países de ingresos bajos y medianos , donde puede haber graves problemas geográficos. barreras al acceso a la atención médica en persona.

El interés comercial en la telesalud se ha disparado, tanto con empresas emergentes como con empresas establecidas, como Amazon, que brindan servicios de atención virtual. Un área de actividad particular ha sido la salud mental y del comportamiento, donde varias empresas compiten por brindar asesoramiento a distancia. En un ejemplo destacado, la ciudad de Reno, Nevada, instituyó un programa experimental de $ 1.3 millones en el que la ciudad pagó por la terapia virtual de los residentes a través de la aplicación para teléfonos inteligentes Talkspace.

Además de mejorar el acceso a la atención, la telesalud ha impulsado el uso de tecnologías portátiles y digitales que permiten la atención virtual. Las herramientas de monitoreo remoto, que incluyen rastreadores de movilidad, monitores de presión arterial y glucómetros, permiten a los médicos monitorear la salud de sus pacientes y su respuesta al tratamiento. Los pacientes interactúan con aplicaciones de salud para teléfonos inteligentes que pueden realizar un seguimiento de otros aspectos de la vida diaria que afectan su salud, como los datos nutricionales. El monitoreo detallado y a largo plazo que brindan estas herramientas puede identificar los primeros signos de enfermedad y tiene el potencial de mejorar la atención preventiva, además de brindar una atención más personalizada.

Para hacer realidad las ambiciones de la telesalud, será necesario enfrentar una serie de desafíos. En esta etapa inicial del desarrollo de este campo, no está claro para qué condiciones y tratamientos son efectivos la telesalud y las aplicaciones móviles. Se necesitan estudios clínicos para averiguar qué funciona y qué no. En particular, dado el creciente uso de la telesalud para la atención de la salud mental y del comportamiento, la eficacia de la telesalud en estos entornos debe probarse rigurosamente. Por ejemplo, un ensayo clínico reciente descubrió que una intervención con mensajes de texto interactivos fue eficaz para incitar a los usuarios adultos jóvenes de cigarrillos electrónicos a dejar de fumar.

Las preocupaciones por la equidad también son de suma importancia. Incluso en los países de ingresos altos, el acceso a un teléfono inteligente o una computadora no es universal, y un estudio reciente encontró que las comunidades con tasas de pobreza más altas informaron una utilización de telesalud mucho menor. La expansión del acceso a Internet de banda ancha de alta velocidad a las comunidades desatendidas y los esfuerzos de divulgación son necesarios para garantizar que la telesalud no agrave las inequidades en la salud. Se ha propuesto la telesalud de solo audio como una opción de respaldo para las personas sin acceso o sin capacidad para usar tecnología audiovisual.

También será necesario garantizar la privacidad del paciente y la seguridad de los datos para que la telesalud sea viable. Un estudio reciente encontró que las aplicaciones de salud tienen prácticas de privacidad inconsistentes y que una fracción sustancial de estas aplicaciones no tienen una política de privacidad explícita. La posibilidad de tal fraude se destacó en junio de 2020, cuando hubo una violación de datos en la empresa de telesalud con sede en Reino Unido Babylon Health .

En los Estados Unidos, las medidas que se promulgaron al comienzo de la pandemia para facilitar el acceso a la telesalud expirarán una vez que finalice la emergencia de salud pública del COVID-19, y se necesita una legislación federal para garantizar que se aproveche el potencial de la telesalud. Se están considerando varios proyectos de ley que cuentan con apoyo bipartidista, incluida la Ley CONNECT for Health y la Ley de Modernización de Telesalud., lo que eliminaría permanentemente las restricciones geográficas sobre telesalud y ampliaría los tipos de servicios que se pueden brindar. Estas leyes aún no permiten a los médicos ejercer la telesalud en estados en los que no tienen licencia, una barrera burocrática que también debe abordarse en esta legislación. Otro debate que se avecina es si el gobierno continuará reembolsando las visitas de telesalud al mismo ritmo que las visitas en persona.

Al permitir el acceso remoto a la atención de los pacientes, independientemente de dónde se encuentren, la telesalud tiene el potencial de impulsar al sistema de salud para que sea más equitativo. A medida que se expande el uso de la telesalud, la investigación sobre los resultados de la telesalud debe mantenerse al día para garantizar que se utilice de manera que ayude al paciente, y se deben tomar medidas para garantizar que la telesalud contribuya a la equidad en salud, en lugar de restarle valor.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: