Editorial: La salud del Volumen a la Salud del Valor

En momentos en que pujas de reformas del sistema de salud argentino se debaten entre posturas ideológicas peronistas y camporistas, que son bizantinas, procrastinantes, sin consenso ni debate, más que buscar lo que se necesita, que es construir un horizonte de equidad en la atención. la falta de entendimiento que la argentina es un país federal y que la salud fue delegada a las provincias. Por lo tanto, una reforma involucraría a las obras sociales nacionales, PAMI, prepagas, obras sociales de derechos especiales, provinciales, pública. La equidad en nuestro sistema hoy es ficticia e irreal, se debería producir una transformación en el sistema de atención, prestación, inversiones e incentivos, para pasar a sistemas prospectivos de reconocimiento del valor en los resultados, una medicina basada en el valor, valor para los pacientes: con mejor accesibilidad, calidad, menos copagos. Valor también y además para los prestadores, que cubran sus costos y tengan premio por desempeño. Valor para los financiadores porque obientene una mayor calidad de servicios. Valor para las personas porque obtienen un mejor estudio de diagnóstico, cálida y atención centrada en el individuo. Valor para los financiadores por la eficiencia del sistema prestador. Naturalmente entre decisiones de esta alternativa, si debemos establecer un imagen renovada de exigencias, no impulsa una mejora en la seguridad, eficiencia, ni en la calidad.

Pero cuidado, el modelo debe profundizar hacia un valor específico para cada especialidad (medicina interna, ginecología, neurología, cardiología, pediatría, etc), cual es la mejor intervención que debemos diseñar, ante la enfermedad, población y paciente, para reducir el impacto, la evolución nociva de la enfermedad crónica, y mejorar la calidad de vida de las personas, con prestaciones mejoradas y a menor costo, ese costo no unitario, sino en la prosecución de todo el tratamiento de los pacientes, hasta el momento conviene a los prestadores atender mucho volumen, bajo la sombra de la baja productividad del sector público. Que deja expuesta la falta de equidad de un sistema de oferta excedentaria pero de baja producción y no coordinada en red de servicio, ni en corredores sanitarios, sin población a cargo, ni áreas programáticas. Sino solo se infieren áreas de influencias. Baja productividad que demora las prestaciones, con una prolongación de las estancias hospitalarias.

Los sistemas de salud pública, luego de la pandemia aumentan personal, inversiones, pero no logran aumentar los egresos o las atenciones. Nadie controla esto. Porque además los usuarios no tienen experiencia comparativa de otra cosa. No hay cambios ni transformación en la microgestión, en la gestión clínica, en el núcleo operativo, en los momentos de verdad .

Una reforma que sea una «revolución del volumen al valor» diseñada para recompensar a aquellos que mejor pueden proporcionar servicios eficientes y de alta calidad, públicos y privados, que los presupuestos tengan vinculación con ese valor generado. Asi, veremos mejorar las inversiones, en calidad las prestaciones, en tecnoestructura de la seguridad de pacientes, en disminuir el índice de cesáreas, en evitar internaciones fútiles, en seguimiento de pacientes crónicos, en desarrollo de dispositivos asistenciales integrados, en aumento de la dedicación del aspecto de los recursos humanos, disminución del multiempleo, prestaciones con continuidad de atención, en disminuir las infecciones por procedimiento médico, en evitar lesiones ulcerativas por presión, tromboembolismo pulmonares, bacteriemias por catéteres endovenosos, en prescripción innecesaria de antibióticos para enfermedades virales, en internaciones en cuidados intensivos de pacientes con nula o baja capacidad de sobrevida y disminución de los costos administrativos para las entidades de atención. Deje de ser negocio que un paciente se infecte.

El pago basados en los resultados y la asunción de riesgos financieros más racionalmente, requiere inversión en integración clínica, con el rediseño de los modelos tradicionales de atención al paciente y tecnología de la información integrada digitalizando la información.

Una premisa fundamental de la atención basada en el valor es lograr un mejor estado de salud y reducir los costos generales evitables para las poblaciones de pacientes, no la atención episódica, fragmentada como la actual.

Las organizaciones de prestadores de clínicas, sanatorios u hospitales que inviertan adecuadamente en las capacidades de gestión de la salud de la población y cambiarán con éxito a contratos basados en el valor y tendrán la mayor probabilidad de éxito.

Que Aumenten la responsabilidad por la calidad y el costo de la atención brindada, tendrán beneficios. Desarrollar incentivos de pagos de aranceles por servicio ajustados en función de la calidad y el costo a través del Sistema de Pago de Incentivos Basados en el Mérito y los Modelos de Pago Alternativo Avanzado (APM) centrados en la calidad a nivel de la población y el rendimiento de los resultados que implican un riesgo financiero significativo, pero proporcionan pagos de bonificación sustanciales para aquellos médicos que presten atención primaria desarrollada en equipos de atención con capacidad ampliada, con orientación al diagnóstico precoz y gestión de la enfermedad, para cada uno de los pacientes, y reconocer la productividad, la patología resuelta en tiempo y con excelentes resultados.

La solución es cambiar la cultura del equipo de atención a través de un rediseño innovador y comprobado del modelo de atención, reducir los costos operativos de atención médica al proporcionar herramientas de proceso y tecnología para aumentar drásticamente la productividad y la eficiencia, y aumentar los márgenes operativos de atención médica al proporcionar herramientas de proceso y tecnología para administrar contratos y riesgos.

Los pacientes requieren un conjunto completo de servicios de atención médica, los proveedores deben poder establecer asociaciones estratégicas con partes interesadas internas y externas en todo el espectro de la red del sistema de prestación de atención médica. Las futuras redes integradas de prestación se centrarán en modelos de atención que operen en la intersección de los segmentos de población y las condiciones de salud.

Este cambio paradigmático está sosteniendo e impulsando el sistema de salud para los no elegibles de los EEUU el programa que conocimos como el Obamacare, o ACO, que tiene bajo cobertura a 37.2 millones de habitantes. Esta forma de incentivo está trasladándose progresivamente al Medicare. Los proveedores que participen en APM calificados tendrán un bono básico del 5% en las tarifas de Medicare de 2019 a 2024 y no estarán sujetos a las sanciones por mal desempeño en MIPS, que aumentará durante un período de cinco años a una reducción del 9% en las tarifas. Además, las organizaciones pueden calificar bajo MACRA para pagos de bonificación de APM moviendo a sus pacientes que no son de Medicare a APM, no solo cambiando la forma en que reciben el pago de los pacientes de Medicare.En los próximos años, estos cambios en las políticas acelerarán en gran medida la transición del sistema de prestación de servicios de salud a uno diferenciado por el rendimiento a nivel del sistema mundial. Se proyecta que las vidas cubiertas por ACO aumentarán de los 37 millones de vidas actuales a 177 millones de vidas para 2030, un aumento de más del 600%.

Los proveedores de atención médica necesitan un nuevo conjunto de habilidades y herramientas para navegar con éxito esta transición acelerada. A medida que el reembolso pasa de estar basado en el volumen al basado en el valor, el modelo organizativo centrado en el departamento o servicios de la mayoría de los proveedores de atención médica debe reorganizarse en torno a poblaciones específicas, condiciones y capacidades de activos enfocados. La eficiencia es a nivel de población en lugar de a nivel de unidad basada en el volumen para que sea cada vez más importante para la viabilidad financiera, con la gestión de condiciones crónicas, las capacidades de «prestador enfocado» para pagos combinados y las ofertas de servicios organizadas en torno a poblaciones específicas de pacientes que impulsan la rentabilidad de manera más significativa que la inversión únicamente en capacidad. Las alianzas estratégicas a través del continuo de atención e inversión en integración clínica y de información se convertirán en impulsores cada vez más importantes de la rentabilidad.

Conclusión:

Por ello, solicito que se piense en un modelo prestador, en la integración, en asignación de la población, en la digitalización de la información, en el impulso de dispositivos de atención de equipos de salud, donde los servicios no estén divididos como en las décadas pasadas sino en función de los usuarios actuales, con su polipatología, multimorbilidad, conciencia, conocimiento, necesidad de participación y exigencia de servicios de calidad, no fragmentados, referenciados, continuos y longitudinales, con financiadores que impulsen planes de salud con objetivos sanitarios vinculados al control de las enfermedades su evolución, la prevención, y el conocimiento por parte de los pacientes de su aporte y sus derechos, con formas de pagos basados en el valor, verificando que se logre el umbral financiero para cubrir los costos de una cápita que cubra realmente un programa médico obligatorio, renovado, repensado, reformulado pensado en las evidencias científicas de este tiempo.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

2 comentarios sobre “Editorial: La salud del Volumen a la Salud del Valor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: