Gestión Hospitalaria por Cuidado Progresivo 4

Dr. Carlos Alberto Díaz.

Toda organización debe conocer y valorar los objetivos generales, específicos, e individuales, los correspondientes al hospital, los servicios y unidades, enfermería y los médicos. Los hospitales organizados de esta forma su objetivo principal es mejorar el nivel de cuidado de los pacientes, su continuidad, el aumento de la productividad, fortalecer la medicina interna, mejorar la transición de los cuidados, empoderar a los médicos y las enfermeras. Perfeccionar el tratamiento y optimizar la atención.

Los objetivos institucionales deben priorizarse, establecer como principales a los que correspondan con objetivos estratégicos. Sin olvidarse de los procesos de apoyo, que son los que sostienen los procesos más tangibles.

Existe un imperativo, que el hospital tenga objetivos, que deberán ser medidos, y estas mediciones ser difundidas. La existencia de objetivos institucionales bien definidos, mensurables, basados en un proceso de negociación y de compromiso tiene una importancia básica para el sistema:

– como compromiso de los gestores con las prioridades marcadas por la organización.

– como garantía de los ciudadanos y de los usuarios del sistema.

– como elemento motivador de los profesionales, pues la existencia de unos objetivos institucionales clarifica la actuación de los profesionales y da sentido a su actividad.

Los objetivos institucionales deben conformar el compromiso de los gestores, la garantía para los usuarios y el elemento motivador de los profesionales.

Los indicadores que muestren el cumplimiento de los objetivos institucionales serán indicadores claves de éxito.

En el sector salud siempre ocurrió una separación entre las racionalidades productivas, efectividad y eficiencia, las preferencias de la oferta, las necesidades de la comunidad y las educativas, con la consecuente separación entre la docencia y los servicios, entre la gestión y lo académico.  Acorde las nuevas orientaciones hay que buscar modelos y estrategias integradas para redefinir los perfiles profesionales, hacia un modelo de cuidado continuo, de prevención, de asistencia integral, de calidad, efectivo, humanizado, bioético, social, preservando la carrera de los funcionarios y el sentido de pertenencia del recurso humano, de los trabajadores.

Mecanismos de mejora de la producción asistencial

Los mismos no deben ser tomados como metas estrictas o definitivas, dado que esto requiere para su consecución la implementación de una serie de proyectos convergentes, a saber:

  • La articulación de la asistencia hospitalaria con los otros niveles de atención en su concepción más integral e interdisciplinaria, con los correspondientes mecanismos de referencia y contrarreferencia, particularmente para la población, de su responsabilidad.  Tanto integración horizontal, como en red de servicios y vertical, con los centros de atención primaria.  Esto no se realiza por la fragmentación de los sistemas de atención, provincial, municipal, nacional, prestadores privados y que contratan redes, con una transferencia de riesgo de carga epidemiológica, económica, de praxis médica, calidad, accesibilidad.
  • La coordinación con los efectores de salud públicos y el resto de los efectores públicos y privados que brindan asistencia ambulatoria, según los principios establecidos en un acuerdo de gestión y de la integración vertical en red.  Este compromiso de gestión se establece entre los prestadores especializados y los centros de atención primaria de la salud.  Esto no se realiza por la cultura de hospitalo-centrismo.
  • Entender básicamente la gestión por procesos. Donde empiezan y terminan los procesos. El monitoreo de los tiempos que insumen los procesos involucrados en la calidad de la atención de las personas internadas, establecer tiempos medios de internación.
  • El fortalecimiento en el ámbito intrahospitalario de los servicios de diagnóstico y tratamiento especializados, para que acompañen el aumento de la productividad y mejoren el suministro de información al proceso operativo.  Los servicios de apoyo son sustanciales en la mejora de la productividad en el cuidado progresivo, porque cumplimentan los requerimientos de información que solicita el equipo tratante.
  • El fortalecimiento del Servicio Social y el redimensionamiento de un Servicio de Psicología institucional para la investigación, detección y tratamiento de los aspectos psico-sociales que inciden en la evolución del proceso salud-enfermedad. Es importante para evitar las internaciones por causas sociales, de pacientes crónicos o que requieren prestaciones que el hospital no realiza.  Frecuentemente los niños que se internan y que sus padres no tienen posibilidad de comprar medicamentos para cumplir tratamiento por una neumonía, meningitis u osteomielitis, es conveniente, y menos costoso que el hospital le dé los medicamentos.
  • La implantación de diversos programas especiales tendientes a reducir la hospitalización: Hospital de Día, Cirugía Ambulatoria, cobertura de medicamentos para los pacientes que son dados de alta.  Áreas de Cuidados Mínimos y Atención Domiciliaria.
  • Esquemas de continuidad de cuidados. De mejorar las transiciones entre los niveles de complejidad, entre lo social y lo sanitario. Nominalizar la población.
  • Desarrollar la digitalización, la automatización, y la transmisión de los estudios de diagnóstico en la HCE.
  • Organizar el modelo prestacional por niveles de cuidados médicos, en una lógica de continuidad, progresividad, multidisciplinaridad y organización por procesos
  • Aumentar la producción sanitaria. Es un camino elegido para aumentar la producción sanitaria sin disminuir la calidad, ni aumentar los costos en personal.  Una empresa de servicios de estas características está exigida por la demanda por altos niveles de producción para otorgar una rentabilidad social.
  • Transforma el diseño de la organización, en una INSTITIUCIÓN adhocrática, horizontal y orientada al usuario.  Permitir conformar un diseño organizacional horizontal, transparente, flexible, dinámico, con estructura de redes asistenciales que aseguren la continuidad y la eficiencia de los procesos clínicos.  Cómo lo exigen las modernas empresas de prestación de servicios.  Desarrollar una verdadera organización matricial.
  • Evita la compartimentalización o fragmentación de la atención.  Sirve para evitar los feudos de los servicios.  Que son una de las causas que dificulta el cumplimiento de los fines o misión del hospital.  Mayor intercambio de las especialidades.
  • Incrementa la efectividad del equipo de salud.  Se debe mejorar la respuesta del factor humano asistencial, de enfermería y médico.

Lo antedicho, es una descripción de la estrategia fijada para el logro del objetivo principal de una gerencia participativa, que es respetar la misión del hospital, instaurar una visión compartida, armonizar una tarea asistencial con altos niveles de producción, con algunas características positivas de otras empresas de salud y con una modernización en la estructura de gestión pensada fundamentalmente en los objetivos impuestos por la demanda de la población, aceptados por los servicios y en un marco de rediseño de procesos para la mejora continua.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: