Mejora de la seguridad en terapia intensiva.

Chen Y, Gong Y. Teamwork and Patient Safety in Intensive Care Units: Challenges and Opportunities. Studies in Health Technology and Informatics. 2022 Jun;290:469-473.

Los pacientes en estado crítico admitidos en las UCI son heterogéneos en cuanto a sus enfermedades subyacentes, comorbilidades y requisitos de monitorización invasiva o casi continua de los valores fisiológicos y de laboratorio [ 1 ]. Los profesionales de la salud manejan varios dispositivos médicos (p. ej., monitores fisiológicos, ventiladores, bombas de infusión y terminales de computadora junto a la cama) y un gran volumen de datos de registros de salud electrónicos cuando brindan atención a sus pacientes [ 1 – 2 ]. Los médicos de las UCI colaboran, se comunican y coordinan para intercambiar actualizaciones continuas de información del paciente, formar un modelo mental compartido y llegar a un consenso sobre el estado de salud del paciente [ 2 – 3]. Además, no es raro que los equipos de la UCI realicen simultáneamente múltiples tareas o cambien con frecuencia de una tarea a otra, lo que genera una atención fracturada [ 4 ]. El intercambio continuo de información del paciente y la creciente atención fracturada conduce a una comunicación ineficaz e inexacta y oportunidades de error [ 2 – 4 ].

La demanda de cuidados intensivos, cuando excede los recursos disponibles (p. ej., camas y capacidad del personal), exacerba la carga de trabajo del médico y la atención indivisa, lo que lleva a errores cognitivos o del sistema [ 4 – 5 ]. Debido a la sobrecarga de información cada vez mayor y la atención fracturada de los médicos en las UCI, un modelo mental compartido es frágil en la práctica clínica, lo que lleva a errores de comunicación y errores médicos. El problema crítico es que el trabajo en equipo ejecutado en la práctica clínica rara vez se investiga sistemáticamente [ 3] y, por lo tanto, hay poca evidencia disponible sobre los factores del equipo (colaboración, comunicación y coordinación) que conducen a errores médicos para optimizar el trabajo en equipo de la UCI. La disponibilidad de recursos de datos de investigación de seguridad del paciente y estrategias de monitoreo del equipo se puede aprovechar para medir el trabajo en equipo y detectar y priorizar las debilidades para mejorar la seguridad del paciente.

Se espera que las UCI equipadas con sistemas de telesalud reduzcan la carga de trabajo de los médicos y la atención fracturada, mejoren la eficiencia de la comunicación del equipo y mejoren la seguridad del paciente [ 6 ]. Al confiar en las tecnologías de telesalud, los observadores de video pueden observar y analizar la transmisión de video en vivo para identificar posibles riesgos de seguridad durante la atención del paciente que son difíciles de detectar para los médicos de cabecera y comunicarse con los equipos de cabecera de manera oportuna para evitar problemas de seguridad. Además, las grabaciones de video y los resultados del análisis son excelentes materiales de capacitación y educación para mejorar el liderazgo del equipo, la comunicación del equipo, el apoyo entre pares y la conciencia de la situación. Los datos de video prometen convertirse en materiales principales para el trabajo en equipo y la investigación de la seguridad del paciente en el futuro.

Ha habido una necesidad urgente de aumentar la adopción de modelos de equipo avanzados (por ejemplo, telesalud) en las UCI para reducir la sobrecarga de información del médico de cabecera, promover una comunicación de datos efectiva y precisa y mejorar la seguridad del paciente. Esta perspectiva analiza los principales desafíos de seguridad del paciente en las UCI, las estrategias de capacitación del equipo, las fuentes de datos para mejorar la seguridad del paciente y las oportunidades de la telesalud, incluidas las grabaciones de video, en futuras investigaciones sobre la seguridad del paciente.

Principales desafíos de seguridad del paciente en las UCI

Los eventos de seguridad del paciente (PSE) más frecuentes en las UCI están asociados con el diagnóstico y el uso de medicamentos [ 7 – 8 ]. Los errores de diagnóstico y medicación representan una gran parte de la morbilidad y mortalidad prevenibles en pacientes críticos hospitalizados.

Un error de diagnóstico se define como un diagnóstico perdido, erróneo o retrasado por alguna prueba o hallazgo definitivo posterior [ 7 ]. Los errores de diagnóstico dieron lugar a entre 40 000 y 80 000 muertes al año en los Estados Unidos, entre las cuales una de cada cinco muertes en las UCI se debió a un diagnóstico erróneo [ 7 ]. Los ejemplos de errores de diagnóstico incluyen infecciones no diagnosticadas (sepsis, absceso espinal, neumonía, endocarditis), eventos vasculares (accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, tromboembolismo venoso) y condiciones congénitas/metabólicas (recién nacidos). Según la Academia Nacional de Medicina, el error de diagnóstico se considera un punto ciego en la seguridad del paciente [ 9 ].]. Los errores de diagnóstico pueden ser en gran parte desconocidos porque los datos de seguridad de diagnóstico no son fáciles de identificar y explorar. Un enfoque sistemático es esencial para recopilar grandes cantidades de datos clínicos y administrativos. Sin embargo, todavía es un gran desafío identificar señales de error para posibles errores de diagnóstico a partir de datos clínicos y administrativos, que no capturan todos los escenarios de atención al paciente. Se recomienda encarecidamente cultivar una cultura de seguridad y promover el trabajo en equipo entre los trabajadores de la salud interdisciplinarios para mejorar los diagnósticos oportunos y precisos [ 2 – 3 ].

Un error de medicación es un error en cualquier paso a lo largo del camino que comienza cuando un médico prescribe un medicamento y termina cuando el paciente lo recibe [ 8 ]. La inconsistencia entre la prescripción y la administración de medicamentos se identifica con mayor frecuencia en cada población y se relaciona principalmente con errores de dosificación. Hay varios tipos de errores de medicación, incluidos los eventos adversos por medicamentos (ADE), la omisión y la comisión .. ADE incluye errores de medicación, reacciones adversas a medicamentos, reacciones alérgicas y sobredosis. Es dañino y ocurre con alarmante frecuencia en pacientes críticamente enfermos. Los resultados clínicos de los ADE pueden ocasionar daños en los órganos diana e incluso la muerte. La farmacoterapia compleja con múltiples medicamentos aumenta la probabilidad de ADE en pacientes críticos. Las razones de ADE incluyen, entre otras, la dosificación del fármaco (debido a enfermedades complejas), la vulnerabilidad a los cambios rápidos en la farmacoterapia, el entorno de la UCI, los regímenes farmacológicos complejos y el modo de administración del fármaco, especialmente para los medicamentos de alto riesgo. Omisiónel error se caracteriza por una falta de acción, como un diagnóstico perdido, una evaluación tardía o la falta de prescripción de un tratamiento farmacológico requerido. Por ejemplo, la hipoglucemia se documentó y no se trató. El error de comisión se caracteriza por una acción incorrecta, como administrar el medicamento equivocado al paciente equivocado en el momento equivocado. Por ejemplo, se prescribió fototerapia para un recién nacido pero se emitió para otro recién nacido. La ocurrencia de un error de medicación es común durante la etapa de transcripción de la prescripción, dispensación y seguimiento. La sobredosis para los recién nacidos es particularmente común en las UCI. La duplicación de la terapia y la prescripción innecesaria de medicamentos también son comunes para adultos o pacientes de edad avanzada.

Para ayudar a los médicos a mejorar su acceso a información fragmentada y sintetizar la medicación y los datos del paciente durante el flujo de trabajo de la medicación, los sistemas de tecnología de la información de la salud (HIT) , como la entrada de pedidos de proveedores computarizados (CPOE), la reconciliación de medicamentos, la transcripción automatizada, los gabinetes de dispensación, Bar- codificación de la administración de medicamentos, han sido diseñados e implementados para interceptar errores de medicación prevenibles. Desafortunadamente, los sistemas HIT se consideran una espada de doble filo, que presenta no solo los beneficios percibidos sino también consecuencias inesperadas, como una mayor carga de trabajo del médico, preocupaciones sobre el bienestar de los médicos (p. ej., estrés, fatiga e interrupciones) y nuevos tipos. de PSE inducida por HIT.

Además de los sistemas HIT, los equipos interdisciplinarios de la UCI con un modelo mental compartido en la prescripción, transcripción, dispensación, administración y seguimiento ayudarán a reducir los errores de medicación evitables [ 8 ]. Se ha identificado un creciente cuerpo de evidencia de errores de medicación basado en datos de notas de EHR, razones primordiales de alerta de CPOE e informes de PSE [ 10 ]. Sin embargo, es raro observar un entrenamiento basado en la evidencia hacia un modelo mental compartido entre los miembros del equipo de la UCI.

Trabajo en equipo: colaboración, coordinación y comunicación interprofesional

Se recomienda un sistema de atención médica interprofesional para comunicarse de manera sistemática y continua para satisfacer las necesidades individuales de los pacientes. Los equipos de alto rendimiento se comunican bien, se retroalimentan entre sí, comprenden las funciones de cada miembro del equipo, anticipan las necesidades y los comportamientos de cada miembro, gestionan los conflictos entre ellos y se apoyan mutuamente. Varias herramientas y estrategias de equipo están disponibles para mejorar el desempeño del equipo y la seguridad del paciente. TeamSTEPPS se creó para capacitar a los miembros del equipo para alcanzar un modelo mental compartido para reducir los errores cognitivos y del sistema [ 11 ]. El desarrollo de TeamSTEPPS se basó en 25 años de investigación relacionada con el trabajo en equipo, la formación de equipos y la cultura de equipo, y tomó prestadas ideas de gestión de equipos de los protocolos de gestión de recursos de la tripulación en la aviación [ 11]. TeamSTEPPS identificó cuatro competencias fundamentales para el trabajo en equipo: comunicación, liderazgo, seguimiento de la situación y apoyo mutuo para promover una comunicación eficaz y precisa [ 11 ]. Se ha informado que la aplicación de TeamSTEPPS en las UCI es exitosa para mejorar la comunicación del equipo, el liderazgo, el apoyo mutuo y la conciencia de incidentes y, posteriormente, reducir los errores médicos y mejorar la seguridad del paciente.

Recientemente, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica (AHRQ) publicaron estrategias para reducir los errores médicos y mejorar la seguridad del paciente [ 12]. Las estrategias destacaron los logros obtenidos por el Programa integral de seguridad basado en unidades (CUSP), un método que ayuda a los equipos clínicos a hacer que la atención sea más segura al combinar un trabajo en equipo mejorado, las mejores prácticas clínicas y la ciencia de la seguridad. CUSP se enfoca en mejorar la cultura de seguridad, el trabajo en equipo y la comunicación, junto con un conjunto de intervenciones técnicas basadas en evidencia, como una lista de verificación. El kit de herramientas Core CUSP es modular y adaptable para satisfacer las necesidades de unidades individuales. Cada módulo incluye herramientas y recursos didácticos para apoyar el cambio a nivel de unidad. El kit de herramientas CUSP se ha aplicado para prevenir las infecciones del torrente sanguíneo asociadas a la línea central (CLABSI) en pacientes de la UCI. Entre las 1800 UCI para adultos que utilizaron el kit de herramientas CUSP, los CLABSI se redujeron de una línea de base de 1,9 infecciones por 1000 días de línea a una tasa de 1,1 infecciones, o una reducción del 41 % [12 ].

Aunque el kit de herramientas CUSP y TeamSTEPPS tienen como objetivo capacitar y educar las habilidades del equipo de médicos, sigue siendo un desafío medir las diferencias entre el trabajo en equipo ejecutado y el capacitado/planificado. Como resultado, hay evidencia limitada disponible para que las organizaciones de atención médica o los equipos de atención prioricen la mejora en el trabajo en equipo. Por ejemplo, los médicos están capacitados para tener un modelo mental compartido, mientras que el modelo mental compartido puede romperse en la práctica clínica. Aunque se han desarrollado modelos novedosos para medir el trabajo en equipo de la UCI [ 13 – 15 ], el trabajo en equipo en la práctica no está bien monitoreado ni medido debido a la falta de infraestructuras disponibles y datos de seguridad del paciente. Por lo tanto, se puede aprovechar poca evidencia para detectar una comunicación ineficiente entre los compañeros de equipo y las razones que rompen el modelo mental compartido.

Un evento de seguridad del paciente que involucra el trabajo en equipo de la UCI

Un error de medicación que ocurrió en una UCI de adultos puede ayudarnos a ilustrar la importancia de monitorear las diferencias entre el trabajo en equipo real/ejecutado y el trabajo en equipo capacitado/planeado.

Un paciente adulto ingresado en la UCI se encontró confundido con hiponatremia severa (sodio 109mEq/L, rango normal 135mEq/L). A las 7:30 am, un consultor de nefrología revisó los resultados de laboratorio y le pidió a un intensivista que administrara solución salina hipertónica (3% de sodio) inmediatamente para aumentar el nivel de sodio y volver a verificar el nivel de sodio en una hora. No especificó cuánta solución salina hipertónica se debe administrar. Cuando el nefrólogo llegó a la UCI a las 9:30 am, la confusión del paciente no había mejorado. Su sodio había aumentado a 130 mEq/dl, un aumento rápido que puso al paciente en riesgo de sufrir complicaciones neurológicas graves. El nefrólogo notó que una bolsa de 500 ml de solución salina hipertónica casi había terminado de infundirse. La infusión se detuvo de inmediato y se administraron medicamentos al paciente para mitigar el efecto de la corrección rápida de sodio. Afortunadamente, el sodio del paciente se estabilizó y su estado mental mejoró gradualmente. [16 ]

La investigación adicional sobre este PSE reveló que el intensivista tenía la intención de ordenar la administración de 50 ml de solución salina al 3%. Sin embargo, la orden predeterminada de fluidos intravenosos en el sistema computarizado de entrada de pedidos del hospital era para una infusión de 500 ml. Había disponible un pedido personalizable por separado, pero no era fácilmente accesible. Rápidamente, el intensivista ordenó la infusión de 500 ml y agregó un comentario de texto libre para «infundir 50 ml y luego volver a verificar el sodio». Desafortunadamente, el farmacéutico y la enfermera de la UCI pasaron por alto el comentario de texto libre, lo que resultó en que el paciente recibiera una infusión mucho más grande a un ritmo más rápido de lo previsto. El PSE reveló faltas de comunicación mediadas por TI de la Salud entre el consultor de nefrología y el intensivista (50 mL a 500 mL), y entre el intensivista y la enfermera (sin especificar el momento en que se debe volver a controlar el nivel de sodio).

Por lo tanto, la comunicación efectiva entre todos los miembros del equipo de pacientes es fundamental para comprender el inicio y la interrupción oportunos de la terapia para lograr objetivos clínicos óptimos. Aunque las herramientas interprofesionales como TeamSTEPPS tienen como objetivo capacitar y educar las habilidades del equipo de médicos, mejorando la colaboración, la comunicación y la coordinación en las UCI, los detalles sobre cómo se ejecuta el trabajo en equipo en la práctica clínica son en gran parte desconocidos debido a los desafíos de medir las comunicaciones del equipo en la práctica clínica. . Como resultado, la situación plantea el desafío de que los gerentes de la UCI y las organizaciones de atención médica no se den cuenta de la falta de comunicación. Las fuentes de datos como EHR, informes de seguridad del paciente,

Recursos de datos en la investigación de la seguridad del paciente

La mejora de la seguridad del paciente depende de la evidencia o los datos de PSE en apoyo de los estudios de investigación y el control de rutina para una respuesta rápida. La Tabla 1 enumera las fuentes de datos típicas que son identificables en la literatura. Presentamos cada uno de ellos a continuación y presentamos las fortalezas y limitaciones de las fuentes en la tabla.

Tabla 1 –

Fuentes de datos en apoyo de la investigación sobre seguridad del paciente

FortalezasLimitaciones
La Sociedad Americana de Anestesiólogos (ASA) cerró reclamos
La capacidad de estudiar una gran colección de eventos relativamente raros;Amplios datos que incluyen información clínica detallada sobre grandes colecciones de intubaciones difíciles, aspiraciones pulmonares, complicaciones del catéter venoso central, errores de medicación.Sesgo hacia lesiones más graves;Fracaso en reunir toda la evidencia y considerar sus implicaciones;Las notas clínicas inadecuadas dificultan todo el proceso;
Datos derivados de sistemas EHR
Presentar una visión granular, precisa y completa de los pacientes;El uso de términos estándar representa diagnósticos, procedimientos, laboratorios, &medicamentos;Suplemento de reporte de incidentes;Ofrezca una forma automática de evaluar las órdenes y administraciones de medicamentos (reingresos, infecciones asociadas a la vía central).Los EHR no incluyen la administración de medicamentos durante la cirugía y las reanimaciones.Las órdenes de medicamentos no tienen términos estándarLas notas de texto libre contienen amplia información sobre la seguridad del paciente sin estandarización.
La base de datos de informes de investigación EHR relacionada con la seguridad (SAFER)
El análisis de incidentes y los comentarios a los desarrolladores de EHR pueden ayudar a mitigar los riesgos futuros para los pacientes.Investigate EHR-related adverse events, near-misses and report them to the national board using standardized methods.The distribution of EHR-related safety incidents is nationwide.Guided by an 8-dimension sociotechnical modelOnly health IT-related reports.Minor or latent errors and near-misses may not be included.Self-reported data is biased to reporters’ recall and knowledge.Standardized data collection models not widely used.Limited access to Veterans Health Administration
Patient safety events reported by patient safety organizations, AHRQ Common Formats
Harmonize across governmental health agencies and incorporate feedback from the private sector.Non-identifiable and aggregated data are stored in the Network of Patient Safety Databases (NPSD),Supporting Dashboards, Chartbooks, AHRQ’s National Healthcare Quality and Disparities Report.Un proceso de notificación independiente más allá de los sistemas de información clínica.Los formatos comunes están evolucionando. Dos versiones en uso.Los PSE en las UCI están dispersos o pueden estar subestimados ya que los formatos no especifican la configuración de la UCI.
PRECIOS DE LA FDA
Un repositorio nacional de eventos adversos de medicamentos,Un microcosmos del tratamiento farmacológico y los resultados.Nombres de medicamentos coincidentes con los códigos de referencia RxNorm,Eventos adversos de medicamentos coincidentes con MedDRA.Las secciones estructuradas (excluidas las narrativas) son de acceso público.Falta de información fisiológica, psicológica o demográfica.Las señales detectadas de FAERS deben ser validadas por otras fuentes, como EHR y literatura biomédica.Se pueden solicitar narraciones para informes de casos individuales.

Abrir en una ventana separada

La Sociedad Estadounidense de Anestesiólogos (ASA) cerró las reclamaciones.

Los reclamos cerrados de ASA recopilan informes de mala praxis y negligencia médica, categorizados como eventos respiratorios, bloqueo regional, eventos cardiovasculares, equipos y medicamentos [ 17 ]. Los reclamos cerrados pueden estudiar una colección extensa de eventos relativamente raros (p. ej., eventos centinela sobre lesiones de pacientes); sin embargo, los datos no contienen contextos clínicos que describan todo el proceso y pueden estar sesgados hacia lesiones graves.

Registros electrónicos de salud.

Los datos de EHR contienen diagnósticos, procedimientos, signos vitales, historial de pedidos de medicamentos, registro de administración de medicamentos, entrada de pedidos de proveedores computarizados, resultados de laboratorio, registros de auditoría y notas clínicas no estructuradas [ 18 ]. Los investigadores aprovechan los datos de EHR para identificar errores de administración de medicamentos (infiltraciones intravenosas, exceso de sedación con narcóticos, errores de dosificación, medicamentos vasoactivos, nutrición parenteral e insulina), eventos adversos en el manejo de las vías respiratorias y resultados adversos (p. infecciones del torrente sanguíneo). El EHR tiene el potencial de permitir la identificación en tiempo real de ciertos tipos de errores [ 18 ].

Informes de investigación de EHR relacionados con la seguridad (SAFER).

La Oficina de Informática para la Seguridad del Paciente (IPS, por sus siglas en inglés) de la Administración de Salud de Veteranos estableció una plataforma para la notificación voluntaria de problemas de seguridad relacionados con la EHR [ 19 ]. El analista de IPS revisa los registros de EHR y analiza el caso con especialistas en factores humanos. El equipo de IPS intenta replicar el problema de seguridad en el EHR recreando las circunstancias del incidente informado.

Eventos de seguridad del paciente informados a las Organizaciones de Seguridad del Paciente.

Los eventos voluntarios de seguridad del paciente (PSE) informados por las organizaciones de seguridad del paciente (PSO) brindan protecciones uniformes a nivel nacional en todos los estados y territorios de EE. UU. [ 20 ]. Cada PSO y los proveedores con los que trabaja determinan el alcance o enfoque bajo la Ley de Seguridad del Paciente. Los formatos comunes de AHRQ, un conjunto de definiciones y formatos estandarizados para recopilar, agregar y analizar datos de seguridad del paciente estructurados de manera uniforme para el aprendizaje local, regional y nacional. Los formatos comunes para el informe de eventos incluyen incidentes, cuasi accidentes y condiciones inseguras. Los Formatos Comunes de Vigilancia brindan información complementaria para mejorar la detección de eventos y el cálculo de las tasas de PSE.

Sistema de notificación de eventos adversos (FAERS) de la FDA.

El FAERS de la FDA recopiló eventos adversos por medicamentos (ADE) informados por profesionales de la salud, consumidores y fabricantes de medicamentos a través del programa de informes MedWatch [ 21 ]. FAERS es una base de datos relacional basada en computadora compuesta por siete paquetes de archivos dispuestos en formato tabular. Los paquetes de archivos contienen datos demográficos del paciente, ADE, fechas de inicio y finalización de la terapia con medicamentos, indicaciones de uso (diagnósticos), nombres de los medicamentos informados sospechosos de ADE y el tipo de resultado (potencialmente mortal, hospitalización o muerte) del medicamento. .

Los datos de seguridad del paciente proporcionan amplia evidencia para que los proveedores de atención identifiquen las causas fundamentales del PSE. Aunque la cantidad de modelos de predicción de PSE que se basan en datos de seguridad ha ido en aumento, el rendimiento (precisión) y las capacidades (centrándose en un número limitado de PSE) de esos modelos para detectar PSE en tiempo real son limitados. Pocos modelos consideran el trabajo en equipo como un factor de riesgo en la predicción de PSE. La telesalud como un modo novedoso que brinda servicios de atención médica a los pacientes crea oportunidades para mejorar el rendimiento y las capacidades de los modelos de predicción de PSE existentes e incorporar el trabajo en equipo como un factor de riesgo importante.

Telesalud para mejorar el trabajo en equipo

La tele-UCI, que brinda atención desde ubicaciones externas, se desarrolló para abordar la creciente complejidad de los pacientes y el suministro insuficiente de intensivistas en hospitales de cuidados intensivos en áreas rurales [ 6]. Dado que aumentar el número de intensivistas puede mejorar la calidad de la atención y la seguridad del paciente, los intensivistas virtuales ofrecidos a través de Tele-ICU pueden colaborar con los equipos de cabecera. Tele-ICU integra electrónicamente pacientes, equipos de cabecera, teleequipos y una variedad de dispositivos médicos con todos los aspectos de la atención. Las plataformas de Tele-ICU aprovechan los algoritmos para analizar los datos de los pacientes, combinando parámetros fisiológicos con factores de riesgo clínicos para predecir el deterioro y brindar apoyo para la toma de decisiones. Los algoritmos de predicción de riesgos y los paneles de notificación automática integrados en las plataformas de tele-UCI permiten que un observador de tele-UCI (intensivista) observe a varios pacientes simultáneamente cuando no se dispone de soporte en el lugar. Un observador de tele-UCI tiene una mayor probabilidad de capturar el momento de los eventos adversos, que no son percibidos por el equipo de cabecera. Por ejemplo, cuando un recién nacido deprimido comienza a respirar espontáneamente, un punto de tiempo fisiológico importante, un observador de tele-UCI puede observar mejor el punto de tiempo aprovechando una transmisión de video clara y en vivo sin la participación de la reanimación. El monitoreo a través de la transmisión de video en vivo brinda una excelente oportunidad para capturar el punto temporal de los eventos adversos, lo cual es particularmente importante para la seguridad del paciente y los resultados clínicos.

Los observadores de la Tele-UCI tienen una visión clara de los problemas de seguridad y pueden comunicar oportunamente los riesgos potenciales a los equipos de cabecera. Por ejemplo, la falta de comunicación entre los médicos en el ejemplo mencionado anteriormente puede evitarse mediante la participación de un observador de la tele-UCI. El observador de la tele-UCI puede recordarle a la enfermera o al farmacéutico que al paciente se le debe administrar 50 ml de solución salina hipertónica en lugar de 500 ml. Además, el observador puede recordarle a la enfermera que verifique el nivel de sodio en una hora. La participación de la tele-UCI permite tanto la prevención de errores médicos en tiempo real como la investigación de seguridad retrospectiva. Tele-ICU brinda la oportunidad de grabar en video las actividades del equipo de cabecera (falta de comunicación entre el consultor de nefrología, la enfermera, el intensivista y el farmacéutico) y los medicamentos (bolsa de 500 ml de solución salina hipertónica) administrados a los pacientes.

Las tecnologías de seguimiento de video que se han implementado en las plataformas de telesalud se pueden aplicar a las UCI modernas, lo que ofrece un gran potencial para avances en las operaciones de la unidad, la seguridad del paciente, la eficiencia del personal y el análisis de datos. Las grabaciones de video contienen amplia información sobre la comunicación del equipo y el estado de salud del paciente (audiovisual). Podemos utilizar datos audiovisuales para detectar un trabajo en equipo ineficiente (p. ej., errores de comunicación desde la prescripción de medicamentos hasta la transcripción, la dispensación y la administración) y medir la brecha entre los equipos ejecutados y los planificados/entrenados.

Las tecnologías avanzadas de visión por computadora (CV) brindan una excelente oportunidad para analizar datos audiovisuales de forma automatizada [ 22 ]. Las tecnologías CV pueden capturar las interacciones de las enfermeras junto a la cama, como las que ocurren durante el turno de noche y las rondas horarias [ 23]. Basándose en CV, se vuelve realista medir la comunicación entre los médicos y comparar el trabajo en equipo planificado con los ejecutados en la práctica clínica. Por ejemplo, la falta de comunicación entre el médico nefrólogo, el intensivista y la enfermera en nuestro ejemplo puede detectarse mediante el uso de tecnologías CV. CV se utiliza para reconocer la actividad de médicos y pacientes en las clínicas, que se ha implementado en una variedad de aplicaciones de inteligencia ambiental, conciencia continua y no invasiva de la actividad en un espacio físico donde se ofrece asistencia a los médicos, como monitoreo de pacientes, documentación automatizada y Seguimiento del cumplimiento del protocolo.

La aplicación de CV también puede ayudar con puntos correspondientes a través de imágenes similares (registro de imágenes), búsqueda de imágenes similares (recuperación de imágenes) y reconstrucción de imágenes [ 22 ]. En nuestro ejemplo, como se muestra en la Figura 1, CV podría aprovechar los datos visuales para detectar la diferencia entre bolsas de 500 ml y 50 ml de solución salina hipertónica, lo que genera una alerta automática para la enfermera. Los modelos de CV pueden detectar el tipo de un objeto (p. ej., bolsa de solución salina hipertónica) en una imagen y la segmentación del objeto, lo que proporciona un espacio excelente para el despliegue de CV en un entorno médico. Docenas de modelos de CV han obtenido la aprobación de la FDA de EE. UU. y la CE europea, y han comenzado a formarse mercados comerciales. La tecnología CV permite un procesamiento, recuperación y análisis de datos audiovisuales más eficientes, lo que puede reducir los errores de diagnóstico y medicación en las UCI. Con las tecnologías CV avanzadas, los robots de cabecera prometen reemplazar los equipos de tele-UCI a pesar de que todavía queda un largo camino por recorrer.

Interfaz de usuario gráfica, Texto, Aplicación, Correo electrónico

Descripción generada automáticamente

Abrir en una ventana separada

Figura 1-

Flujo de trabajo de la UCI para un paciente con hiponatremia.

Discusión

La disponibilidad de datos de PSE es fundamental para abordar los problemas de seguridad del paciente. Los datos recopilados de los informes de reclamos, TI de salud y eventos de seguridad voluntarios contribuyen en gran medida al recurso para la investigación de la seguridad del paciente. Sin embargo, los datos disponibles son insuficientes para capturar las interacciones de los profesionales de la salud y las actividades médico-paciente que ocurren en el espacio físico, lo que ha planteado barreras para la investigación de la seguridad del paciente. Si bien los estudios de observación pueden brindar información adicional sobre las actividades del paciente y del médico, a menudo se enfocan en un entorno específico porque requiere una cantidad sustancial de esfuerzo manual. Las ventajas de la tele-UCI brindan la oportunidad de capturar datos audiovisuales y hacer avanzar la investigación sobre la seguridad del paciente en la era potenciada por la inteligencia artificial (IA). Además, con las tecnologías CV avanzadas,

La telesalud, las grabaciones de video y el CV brindan excelentes oportunidades para mejorar la seguridad del paciente (prospectiva y retrospectiva), sin embargo, existen muchas barreras que deben resolverse. En primer lugar, faltan estrategias o protocolos para vincular las grabaciones de video a la taxonomía PSE existente (p. ej., formatos comunes de AHRQ). Es necesario desarrollar taxonomías para categorizar la información recuperada de los datos audiovisuales, especialmente para aquellos relacionados con el trabajo en equipo. En segundo lugar, aunque las tecnologías de inteligencia ambiental basada en CV están fácilmente disponibles para la atención médica, se perciben barreras y problemas éticos en la implementación de la telesalud en los entornos de la UCI. Los entornos de la UCI son extremadamente complejos y los médicos suelen moverse. Por lo tanto, es difícil para las plataformas de telesalud capturar las actividades de todo el equipo en torno a la atención específica del paciente. que requiere varios traspasos. Podría ser factible iniciar el seguimiento de video para un flujo de trabajo establecido (p. ej., la transición de pacientes del quirófano a la unidad de cuidados posanestésicos, o reuniones de equipo) y monitorear las actividades de los médicos o del equipo en ese escenario fijo. Aprovechar las plataformas de telesalud para grabar en video todos los escenarios de la UCI es un viaje largo. Además, el costo operativo para instalar una plataforma de telesalud oscila entre $50 000 y $100 000 por cama de UCI durante el primer año, y cubre hardware, instalación, licencias de software, personal y otros gastos operativos [ o reuniones de equipo) y monitorear las actividades de los médicos o del equipo en ese escenario fijo. Aprovechar las plataformas de telesalud para grabar en video todos los escenarios de la UCI es un viaje largo. Además, el costo operativo para instalar una plataforma de telesalud oscila entre $50 000 y $100 000 por cama de UCI durante el primer año, y cubre hardware, instalación, licencias de software, personal y otros gastos operativos [ o reuniones de equipo) y monitorear las actividades de los médicos o del equipo en ese escenario fijo. Aprovechar las plataformas de telesalud para grabar en video todos los escenarios de la UCI es un viaje largo. Además, el costo operativo para instalar una plataforma de telesalud oscila entre $50 000 y $100 000 por cama de UCI durante el primer año, y cubre hardware, instalación, licencias de software, personal y otros gastos operativos [50,000anorted100 000 por cama de UCI durante el primer año, cubriendo hardware, instalación, licencias de software, personal y otros gastos operativos [6 ]. Por lo tanto, es menos beneficioso para las organizaciones de atención médica con un flujo de caja pequeño implementar una plataforma de este tipo. En tercer lugar, existe una falta de estándares maduros de datos de video para almacenar, administrar y procesar el rendimiento masivo de grabaciones de video de las plataformas de telesalud desde una perspectiva tecnológica. El estándar de codificación de video de alta eficiencia (HEVC) permite la transmisión y el almacenamiento de una gran cantidad de video de manera mucho más práctica [ 19 ]. Recientemente, Versatile Video Coding reduce los requisitos de datos en aproximadamente un 50 % de la tasa de bits en relación con HEVC, y los archivos de video se pueden transmitir el doble de rápido [ 24 ]. Además, las preocupaciones sobre privacidad y confidencialidad (HIPAA) de los pacientes y el personal deben abordarse adecuadamente. Es necesario desarrollar regulaciones y políticas para proteger la privacidad del paciente y del proveedor.

Conclusiones

Las UCI representan entornos médicos muy complejos, utilizan tecnología sofisticada y atienden a una población de pacientes vulnerables. Son caldo de cultivo para errores porque los componentes interdependientes interactúan de formas inesperadas. La falta de comunicación y un modelo mental compartido roto están asociados con errores médicos y riesgo de mortalidad en las UCI. Esta perspectiva muestra los principales desafíos de la seguridad del paciente y el trabajo en equipo en las UCI, y el esfuerzo realizado por las organizaciones nacionales de salud y las comunidades de investigación en seguridad del paciente para mejorar el trabajo en equipo de alto rendimiento y la seguridad del paciente. Finalmente, discutimos las excelentes oportunidades que brinda la telesalud y CV para resolver los desafíos para predecir o prevenir eventos de seguridad en la UCI.

Publicado por saludbydiaz

Especialista en Medicina Interna-nefrología-terapia intensiva-salud pública. Director de la Carrera Economía y gestión de la salud de ISALUD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: